Conoce más

Abrir
Denny's

Denny's

Ahorros todo el día, todos los días


Tarjeta de crédito

Calculadora

Cómo saldar tu tarjeta de crédito

Dunkin Donuts

Dunkin' Donuts

Los socios reciben una dona gratis

Búsqueda de trabajo con AARP

¿Buscando trabajo?

Recursos para encontrar empleo

Trvias

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

¡Pon a prueba tus conocimientos sobre salud, entretenimiento y más! Contesta las trivias.

guía de becas

Familia celebra la graduación de la universidad. Centro de Recursos Becas Universitarias.

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad. ¡Entra!

Más
videos

AARP Español

Visita el nuevo canal de AARP en español en YouTube y ¡subscríbete!

juegos

Juegos de AARP

Prueba tus destrezas e ingenio. ¡Juega gratis!

Vencer
El Hambre

Niños organizan una caja de comida para una unidad de alimentación escolar, Campaña de AARP Drive To En Hunger

Apoya la campaña de AARP para vencer el hambre en América.

Bebida popular

El té dulce está en auge

La afición de los sureños por la bebida refrescante se extiende al norte.

Vaso de té

Té frío, té caliente, la tradición sureña se extiende al norte. — Chris Collins/Corbis

In English | En el 2003, como broma, un representante estatal por Georgia presentó un proyecto de ley que convertiría en delito que un restaurante que sirviera té helado no sirviera té dulce. Sorprende que el proyecto no se aprobara, especialmente en vista de que en Georgia, y el resto del Sur estadounidense, el té frío y endulzado probablemente se bebe más que el agua.

Como dicen algunos, el té dulce es el vino de la casa del Sur. En la última década, su popularidad se ha extendido por todo el sediento país. Hoy en día, hasta McDonald's sirve té dulce. Cuando eso sucede, hay que concluir que el té dulce ha dejado de ser sólo una delicia regional. Con tanto té dulce que se vende en botellas y latas, e incluso como un sabor de vodka, el genuino sureño sabe distinguir entre el verdadero té preparado desde cero y todos esos productos derivados de concentrados.

Pero, primero, un poco de la historia del té dulce.

Hace mucho tiempo que los sureños toman su té frío y endulzado. Algunas de las recetas más antiguas para preparar té dulce se pueden encontrar en libros de cocina sureños, entre ellos Housekeeping in Old Virginia (El manejo de la casa en la Virginia de ayer), escrito en 1878 por Marion Cabell Tyree, nieta de Patrick Henry. El resto del país se contagió a principios del siglo XX, en particular después que se hizo popular en la Feria Mundial de 1904, durante el caluroso verano de St. Louis.

Pero el té dulce sigue siendo prácticamente la bebida nacional al sur de la línea Mason-Dixon. De hecho, algunos la llaman la Línea del té dulce. Al norte de ese linde, el té normalmente lo sirven sin endulzar, y hay que pedir "té frío endulzado" si uno lo quiere de esa manera. Al sur de la línea, sólo hay que decir "té". Decir más es simplemente supérfluo.

En los últimos cinco años, los estadounidenses han reducido su consumo de gaseosas y beben más batidos, café o agua con sabor añadido y té helado. El NPD Group, una empresa dedicada a estudios de mercado, dice que las ventas de té helado en restaurantes de comida rápida o de precios módicos han subido en un 12% desde el 2001, mientras que el consumo de gaseosas cayó en un 2% el año pasado.

Según la Tea Association of the United States (Asociación de Té de Estados Unidos), un grupo empresarial, el consumo de té, especialmente el envasado, ha estado aumentando a un ritmo sin precedentes. "El consumo de té envasado se ha disparado en los últimos 15 años", dice Joe Simrany, presidente de la Tea Association. Las ventas han saltado de doscientos millones de dólares a más de tres mil millones de dólares el año pasado, dice Simrany, y el té helado constituye casi un 85% del té que consumen los estadounidenses.

Cuando de hacer buen té se trata, no es de sorprender que los sureños sean los que más contundentemente se expresan al respecto. Mantenerse fresco es crucial en el Sur, donde describen las cuatro estaciones como verano, verano, todavía verano y Navidad.

Hay dos métodos básicos de hacer té helado: el caliente y el frío. El método caliente -el de verter agua hirviendo sobre bolsas de té, dejarlas en infusión unos minutos, sacar las bolsas, echar azúcar y refrescar en el refrigerador- es más rápido. Pero muchos consideran que el método de infusión fría, aunque lento, produce un té helado más suave, más rico en sabor, y que no se nubla. En el método frío, el té se deja en infusión en agua fría al menos 30 minutos, y aún más tiempo si se pone en el refrigerador.

Como el azúcar no se disuelve con facilidad en el agua fría, la mejor manera de endulzar el té helado es con almíbar, que se hace disolviendo azúcar en agua hirviendo y dejándola enfriar.

El té preparado con agua fría ha aumentado en popularidad en la última década, y ahora los que quieren lo mejor de ambos mundos -rápido pero en frío- pueden encontrar bolsas de té para infusión fría envasadas por marcas importantes -como Lipton y Twinings- que se preparan tan rápido como el té caliente.

Nota importante: el té preparado en frío no significa té preparado al sol, método que los Centers for Disease Control and Prevention (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) advierten conlleva peligro. En el método de preparación al sol se pone un pomo con agua y bolsas de té al sol y se deja ahí varias horas. El peligro es que ciertas bacterias crezcan libremente en el agua tibia y enfermen a los que beban el té.

Candy Sagon, quien escribe sobre la comida y la salud para el AARP Bulletin, adquirió la costumbre de beber té dulce cuando vivía en Texas.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Denisse Oller - Experta en Cocina de AARP

La sazón de Denisse

Prepara ricas y nutritivas recetas con el toque único de la chef Denisse Oller.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s