Conoce más

Abrir
Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones gratis

Herramienta del Medicare

¿Preguntas sobre Medicare?

Obtén las respuestas

Prescripción de medicamentos fuera de su botella

Descuentos en recetas

Programa exclusivo de Catamaran

Bombilla fluorecente

Luchando por ti

Te ayudamos a ahorrar en servicios públicos

Becas

Familia celebra la graduación de la universidad. Centro de Recursos Becas Universitarias.

Lo que necesitan tus hijos y nietos para entrar a la universidad. Recursos

Videos

AARP Español

¡Subscríbete al canal de consejos en YouTube!

Seguridad para
Conductores

Apúntate a un curso en línea; se voluntario y ayúdanos a promover un curso; busca un curso presencial para ti. Ir

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. ¡Juega ya!

horóscopo

Horóscopo de AARP

Todo sobre tu signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

Año nuevo, rostros nuevos

La victoria republicana en noviembre trae a Washington un giro en la política nacional.

2011 va a ser un año interesante y no hay duda de que el impacto de lo que ocurra en los próximos 12 meses va a tener repercusiones que durarán años. 

Los demócratas continúan aún rascándose la cabeza y preguntándose cómo su partido, a pesar de haberse anotado numerosos e importantes logros legislativos en los dos años de la administración del Presidente Obama, pudo perder la mayoría en la Cámara de Representantes y media docena de escaños en el Senado. Les resulta inexplicable que el partido en el poder, que trabajó arduamente tratando de resolver los graves problemas que heredó de la anterior administración, haya perdido estrepitosamente frente al partido que lo único que hizo en todo ese tiempo fue decirle No a todo lo que saliera de la Casa Blanca y del bando demócrata del Congreso.

Y es que la política no siempre tiene sentido. Especialmente cuando el país está sumido en su peor crisis económica de las últimas siete décadas y el desempleo está en casi 10 por ciento. No cabe duda de que esta situación difícil para las familias en Estados Unidos les provocó una amnesia de tal magnitud que a la hora de votar olvidaron cuáles polvos exactamente causaron estos lodos, por lo que optaron por culpar al nuevo presidente y su partido de todos los males nacionales.

Pero la realidad política no suele tener mucho que ver con lo que pudo ser y no fue. El hecho es que el 5 de enero el representante republicano John Boehner se convirtió en el presidente de la Cámara, donde ahora la mayoría de su partido es de 242 sobre 193.

El punto número uno en la agenda republicana anunciada por Boehner es anular la ley de reforma de la salud que el Congreso aprobó y el presidente firmó el año pasado. Y el punto número dos es reducir nada menos que $100.000 millones en el gasto anual, sin afectar los servicios de Medicare, Medicaid y Seguro Social ni los gastos relacionados con la defensa y la seguridad nacional. Ya los expertos han dicho que esos renglones representan casi la totalidad del presupuesto y que no hay manera de poder hacer esos recortes, lo cual provocó que la nueva mayoría aclarara —en ese estilo típico de Washington de “donde dije digo quise decir Diego”— que sólo recortarán $50.000 millones. Pero lo peor es que en una entrevista con Brian Williams de NBC el jueves Boehner dijo que en ese momento no le venía a la mente un programa gubernamental en que se pudieran hacer recortes.

La nueva mayoría de la Cámara olvida además que la Oficina de Presupuesto del Congreso, un órgano no partidista, ha reiterado oficialmente que la ley de reforma de la salud traerá un ahorro de $100.000 millones anuales a la economía. Y es que al parecer el ruido de la retórica y la demagogia que reina en ese organismo hace difícil oír alguna voz o algún dato que contenga un ápice de racionalidad.

Mientras esta política destinada a deshacer en lugar de hacer prevalece en la nueva Cámara, en la Casa Blanca están ocurriendo cambios importantes dentro del equipo administrativo del presidente. Algunos analistas políticos atribuyen esos cambios a la decisión del presidente de desplazarse hacia el centro del espectro político, a pesar de que la izquierda del Partido Demócrata ha criticado al presidente precisamente por no haber cumplido con la izquierda y haberse alejado demasiado de su base electoral.

El cambio más reciente en la Casa Blanca fue el nombramiento el jueves de Bill Daley, quien fue secretario de Comercio bajo la administración de Bill Clinton, al cargo de jefe de despacho en sustitución de Pete Rouse, que ocupaba el cargo interinamente tras la renuncia de Rahm Emanuel para postularse al cargo de alcalde de Chicago.

Daley es un experimentado operativo político que proviene de la famosa familia Daley, la cual ha gobernado la política en Chicago durante las dos últimas generaciones. El hecho de que haya ocupado cargos corporativos en Wall Street es algo que le critican desde la izquierda, aunque fue ésa precisamente una de las razones que alegó el presidente para nombrarlo.

“[Daley] dirigió importantes corporaciones y posee una profunda claridad de cómo se crean empleos y cómo ayudar al crecimiento económico,” dijo el presidente Obama el jueves al anunciar su nombramiento. “Estoy convencido de que nos ayudará en nuestra misión de hacer crecer la economía e impulsar a Estados Unidos hacia el futuro.”

Daley es además un hombre respetado en ambos partidos y acaso se convierta en el arma ideal de Obama para lidiar con la animosidad del nuevo Congreso y sus intentos por destruir los logros políticos de sus primeros dos años como presidente.

Otros que han abandonado la Casa Blanca recientemente son el principal consejero presidencial David Axelrod y el secretario de Prensa, Robert Gibbs. Ambos son miembros fundadores del estrecho círculo del presidente y el abandono de sus cargos en la Casa Blanca obedece sin duda a que comenzarán a involucrarse en la campaña para la reelección de Obama en 2012. A diferencia de otros que han cesado en sus labores administrativas, estos dos continuarán funcionando muy cerca del presidente.

No cabe duda de que 2011 puede convertirse en el año más determinante del futuro de este país debido a que lo que ocurra en los meses próximos tendrá su mayor impacto en la circunstancia electoral de 2012 y la probabilidad de una continuidad presidencial hasta 2016.

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

El tío Sam
a tu servicio

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social.