Little Boy: Una película de fe y redención

Protagonizada por Jakob Salvati y Eduardo Verástegui.

DIRECTOR: Alejandro Monteverde

GUIÓN: Alejandro Monteverde y Pepe Portillo

ELENCO: Jakob Salvati, Tom Wilkinson, Michael Rapaport, Emily Watson, David Henrie, Cary-Hiroyuki Tagawa, Ted Levine, Kevin James, Ben Chaplin, Eduardo Verastegui y Abraham Benrubi

DURACIÓN: 100 minutos

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Little Boy - Una película de fe

Little Boy nos transmite un tema sobre fe y redención. — Andrew Cadelago/Cortesía Open Road Films

“Como un cuadro de Norman Rockwell”, describen los productores de Little Boy la pintoresca versión de la realidad que quisieron inventar en esta película ubicada en un mítico pasado donde el paisaje moral se recuerda en trazos sencillos de blanco y negro. El mérito de Little Boy es que al contrario de otras cintas que se autodenominan “faith-based” (basada en la promulgación del Cristianismo), es que por lo menos descubre la impostura de esta versión idílica de la vida en un pueblo estadounidense de los años 40 y habla de algo menos perfecto: el maltrato a los japoneses radicados aquí durante la Segunda Guerra MundialLittle Boy por lo menos trata de ir más allá del dogma e ilustra con la ingenuidad de un niño de ocho años cómo aplicar en la vida lo que de otra manera se queda solo en clase de catecismo.

Little Boy está ubicada en el ficticio poblado de O’Hare en California justo después del ataque a Pearl Harbor que propició la entrada de Estados Unidos en la guerra. Como su nombre lo indica, Little Boy  se centra en un niño, cuya escaza estatura le vale la mofa de los otros niños del pueblo. Pero Pepper Flint (Jakob Salvati) tolera bien las burlas dado que tiene un solo, pero extraordinario, amigo: James Busbee, su papá (Michael Rapaport). Aquí la alegoría con padre-dios queda más que establecida. El drama comienza cuando James se enlista en la guerra para “ir a matar japoneses” en las Filipinas. Pepper se queda desconsolado y trata de seguir el modelo de su hermano mayor, London (David Henrie), un adolescente violento y pandillero. A pesar de la buena influencia de su cariñosa mama (Emily Watson), Pepper acompaña a London una noche para vandalizar la casa de un japonés que vive en O’Hare y a quien todos repudian. La policía arresta a London y Pepper recibe una buena regañada del sacerdote local (Tom Wilkinson). El padre Oliver acoge a Pepper y le dice que si quiere que su papá vualva vivo tiene que practicar los valores cristianos y no solamente pedirle a Dios que se lo regrese. El sacerdote le da a Pepper una lista de obras de caridad que puede realizar para fortalecer su fe. La primera de ellas es acercarse al anciano japonés para pedirle perdón por lo que hizo y tratar de hacerse su amigo.

A través de la improbable relación entre el sabio anciano Hashimoto y el niño, la película establece un paralelismo entre las formas pequeñas y grandes en que opera la violencia y discriminación. Otro aspecto rescatable de Little Boy es que por lo menos Hashimoto, y no solo el padre Oliver, se nos muestra como un hombre espiritual y de gran compasión, cuya fe no proviene del mismo Dios cristiano, sino que de ninguna religión en particular. Dentro de su simpleza, la película logra algunos momentos conmovedores entre las dos vulnerables figuras del niño y el anciano.

Little Boy también va detrás del pueblo supuestamente idílico de colores pastel, para revelarnos el lado oscuro del “sueño americano”. En varias escenas vemos a Pepper abrevando en versiones de heroísmo fabricadas en la sala de cine de O’Hare que también muestran en sus noticieros lo que ocurre en la guerra. Así puede Pepper constatar que mientras su país luchaba contra el “mal” en el Pacifico, ejercía su propia versión en casa contra los japoneses a los que se internaba en campos de concentración. 

Little Boy es la segunda película producida por los mexicanos Eduardo Verástegui y Alejando Monteverde, quienes fundaron una compañía cinematográfica para promover valores cristianos. Bella (2006), su primera colaboración, tuvo éxito y ganó el premio del público en el Festival de Toronto. Pero, ninguna de las historias que puedan realizar podría compararse con la del propio Verástegui, cuya extraordinaria belleza puede interpretarse como un regalo de Dios despreciado en arrepentimiento por haberlo malbaratado en su juventud. El nombre de su compañía, "Metanoia Films" (que significa arrepentimiento en griego), lo dice todo.

A lo mejor, Little Boy peca de ingenua, pero por lo menos trata de llevar su mensaje más allá del dogma, a uno que es realmente católico como era el sentido original de la palabra: universal, incluyente. Un valor que se podría aplicar a cualquier religión y no solamente al cristianismo, y que tiene que ver con la tolerancia, con el respeto a la dignidad del otro. 

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Trivias

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

Trivias

Pon a prueba lo que sabes y diviértete. Ir

Publicidad

ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad