Dirigida por Rob Cohen

'The Boy Next Door', el affaire de una maestra y su alumno

Protagonizada por Jennifer López y Ryan Guzmán.

DIRECTOR: Rob Cohen   
GUIÓN
: Barbara Curry
ELENCO: Jennifer López (Claire Peterson), Ryan Guzman (Noah Sandborn), Kristin Chenoweth, Bailey Chase (Benny), John Corbett (Garrett), Ian Nelson (Kevin)
DURACIÓN: 91 minutos

Jennifer López en una escena de la película The Boy Next Door

Jennifer López en una escena de 'The Boy Next Door'. — Cortesía Suzanne Hanover/Universal Pictures

Además de lucir sus calzones, que se asoman —sospechosamente— en cada toma,  Claire Peterson (Jennifer López) enseña literatura clásica griega. Con eso está dicho todo lo que se puede decir sobre The Boy Next Door. La película se mueve en dos extremos. Por un lado, la explotación de los atributos físicos de López; y por el otro, la pretensión de ser algo más que un vehículo para su lucimiento. Es así como la película nos lleva al terreno de la comedia involuntaria; y esta es la palabra clave: si por lo menos la película asumiera lo absurdo de la premisa, nos haría cómplices de la risa. The Boy Next Door, sin embargo, pretende que se le tome en serio y es ahí donde se equivoca.

Claire, profesora en una escuela secundaria del Valle de San Fernando en California, está padeciendo la reciente separación de su esposo, Garrett. En flashbacks descubrimos que él tuvo un romance extramarital. Claire se queda sola a cargo de su hijo adolescente, Kevin. Garrett quiere regresar con ella y le promete que no volverá a ocurrir.  Ella, quien claramente todavía lo quiere, le pide solo un poco de tiempo. Mientras que el hogar se queda sin la presencia paterna, a la casa de al lado se muda Noah (Ryan Guzman), un atractivo joven de diecinueve años. Noah parece un chico encantador que ha llegado con el objeto de cuidar a su anciano tío. Cuando por primera vez lo vemos, Noah se encuentra sudoroso y en camiseta. La primera toma es un acercamiento a sus bíceps y los descubrimos desde el punto de vista de Claire, asomada en la ventana y en un camisón por donde también se asoma su ropa interior. Queda claro que Claire y Noah terminarán juntos, lo que ocurre un fin de semana que Garrett y Kevin se han ido de campamento.

Inmediatamente después de la noche de pasión, Claire se da cuenta de que ha cometido un error y trata de alejarse, pero Noah resulta no ser el chico encantador que parecía, sino un psicópata obsesionado en continuar la relación. Noah está convencido de que son almas gemelas, puesto que el también es fanático no solo del gimnasio, sino del poeta griego Homero. De hecho, el declive de The Boy Next Door se anuncia cuando en una escena (implausible en todo sentido), Noah le  regala a Claire una “primera edición” de La Ilíada. Esto te lleva a preguntarte si la guionista tendría idea de cuándo se escribió ese relato — se estima que el poema épico se remonta al siglo VIII a.C. – y solo faltó que dijera que también estaba firmado por el autor.

Noah se inscribe en la clase de Claire y ante su continuo rechazo amenaza con sacar a la luz fotos e incluso un video comprometedor de su noche de pasión, lo cual arruinaría no solo su carrera, sino la posibilidad de reconciliación con Garrett y la relación con su hijo. Además de que Guzmán se ve absurdo tomando clases con niños de secundaria (en realidad tiene 27 años y parece más de 30), la trama lo lleva a él y a López  por caminos cada vez mas inverosímiles. Noah realiza varias acciones que están claramente fuera de la ley, pero a nadie se le ocurre llamar a la policía, lo que crea un suspenso forzado.  

El  que ambos protagonistas de The Boy Next Door sean de origen hispano se traduce solamente en su tono  de telenovela y en que son “un taco de ojo”; es decir, alimento para la pupila. La superficialidad del argumento se evade con las tomas de lejos en que tanto López como Guzmán se ven en la intimidad de su hogar como si estuvieran a punto de salir fotografiados en una revista—o un filme soft-porn. Esto no tendría nada de malo si encima no hubieran tratado de “elevar” el nivel haciendo que sus personajes fueran aficionados a la literatura clásica.

Tal vez, parte de las fallas se puedan atribuir a que The Boy Next Door costó solamente cuatro millones de dólares (un presupuesto modesto para lo que se estila en Hollywood) y se filmó en veinticinco días, pero hasta para hacer películas de bajo presupuesto se necesita talento. En el caso de The Boy Next Door, ni a Ed Wood (el rey de los filmes malos y de bajo presupuesto, inmortalizado en la película homónima de Tim Burton), le hubiera podido salir tan mala.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Trivias

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

Trivias

Pon a prueba lo que sabes y diviértete. Ir

Publicidad

ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad