Aprende a negociar

Cuatro secretos sobre las compañías de tarjetas de crédito

Tienes más flexibilidad con tus acreedores de lo que piensas.

In English | Aunque parezca que estás a merced de las compañías de tarjetas de crédito y otros a quienes le debes dinero, en realidad, probablemente tienes más influencia y poder de lo que crees cuando se trata de los acreedores.

Una vez que sepas unas cuantas importantes verdades sobre las compañías de tarjetas de crédito, no sólo sabrás cómo manejar tus obligaciones financieras con más éxito, sino que también sabrás cómo sacarle el máximo provecho a tus tarjetas de crédito.

Mira también: Quiénes son los famosos que se fueron a la quiebra.

Mujer con la pila de tarjetas de crédito - Secretos des empresas de tarjetas de crédito

Si tienes buen crédito puedes negociar con las compañías de tarjetas con más poder. — Foto: JGI/Tom Grill/Blend/Corbis

A continuación, algunos secretos poco conocidos acerca de las compañías de tarjetas de crédito que probablemente no te revele un banquero.

Están desesperadas por ganarte como cliente

Aunque obtienen enormes ganancias anuales, los bancos siempre quieren más.

Para comenzar, las actividades necesarias para hacer promociones al consumidor y atraer nuevos clientes son costosas. Los anuncios impresos y de televisión son caros. También lo es el correo directo. Sólo un mínimo número de personas abren propaganda no solicitada que reciben por correo o contestan ofertas que reciben para nuevas tarjetas de crédito o de transferencia de saldos.

Además, debido a la gran cantidad de cambios regulatorios durante los últimos años, y nuevas leyes tal como la CARD Act (cuyo nombre oficial es Credit Card Accountability, Responsibility and Disclosure Act (Ley de Responsabilidad y Transparencia de las Tarjetas de Crédito), que regula a las compañías de tarjetas de crédito, los bancos anticipan perder decenas de miles de millones de dólares en cargos anuales.

Todo esto ha contribuido para hacer que los bancos estén un poco más desesperados por encontrar nuevas fuentes de ingresos; un hecho que pone a los individuos con clasificaciones crediticias estelares en posición de autoridad. Si usted tiene un crédito excelente, los bancos se desviven y compiten por ganarlo como cliente —especialmente cuando se trata de ofrecerle tarjetas de crédito con recompensas en viajes, ofertas de reembolso en efectivo y otros beneficios—.

"La industria de tarjetas de crédito", dice Curtis Arnold, fundador de CardRatings.com, estaba "totalmente inestable en el 2010".

"A principios de ese año había mucho pesimismo y se hablaba mucho de tasas más altas y de ofrecer menos beneficios". Al terminar el año, sin embargo, las personas con buen crédito empezaron a recibir ofertas atractivas de tarjetas de crédito en el correo, y los bancos se esmeraron especialmente con las promociones de las tarjetas con recompensas.

Mira también: Aprende cómo prevenir el robo de identidad.

Hoy en día, "ni la ley CARD ni la crisis crediticia han acabado con la industria", dice Arnold. "Al contrario, parece que las jugosas ofertas de tarjetas de crédito que recibían hace pocos años los consumidores con buen crédito han regresado con ganas".

La abundancia de tentadoras ofertas de tarjetas de crédito disponibles significa que puedes elegir entre las mejores de las ofertas que recibe. También tendrás un margen para negociar con las compañías de tarjetas de crédito como nunca antes lo habías tenido.

Te perdonarán por lo menos una vez

Y hablando de negociaciones, ¿alguna vez te han cobrado ese irritante recargo de $35 por retraso en los pagos cuando tu pago no le llegó a la compañía de tarjetas de crédito a tiempo? Lo que no saben la mayoría de los consumidores es que es muy fácil obtener la exención de este recargo; sólo tienes que llamar a la compañía de tarjetas de crédito y pedir que te quiten el recargo de tu estado de cuenta mensual.

La clave de los pedidos exitosos es tener un buen historial de pagos realizados a tiempo. Si de los últimos 12 pagos que debías dejaste de pagar cuatro, la compañía de tarjetas de crédito probablemente no se mostrará comprensiva cuando llames.

Por otro lado, si tienes un excelente historial crediticio, la inmensa mayoría de bancos autorizan a sus representantes de atención al cliente a condonar los recargos por retraso en los pagos, por lo general una vez al año.

Digamos que estabas viajando y no enviaste tu pago antes de irte, o quizás simplemente estabas muy ocupado en el trabajo o pensaste que tu cónyuge se había ocupado de mandar el pago de tu tarjeta de crédito. Sea cual sea el caso, si la omisión del pago fue un error de única vez, lo más probable es que la compañía de tarjetas de crédito dejará pasar la infracción. Pero sólo si tu se lo pides.

Para solicitar que te quiten el recargo, sólo tienes que llamar a tu acreedor, proporcionar una breve explicación, y preguntar: "¿Pueden tener la gentileza de quitarme el recargo por retraso en el pago de mi estado de cuenta?". La mayoría de los representantes te contestarán de la siguiente manera: "Sí, como una cortesía hacia tí, te podemos complacer esta vez".

Puedes negociar mucho más de lo que piensas

Lograr que te quiten un recargo por retraso en los pagos no es lo único que puedes conseguir al negociar con tu compañía de tarjetas de crédito. Cuando la mayoría de las personas consideran negociar con una compañía de tarjetas de crédito, a menudo se imaginan pidiendo una tasa más baja de interés. Aunque ese es un buen comienzo, existen muchas otras cosas que también puedes solicitarle al emisor de la tarjeta de crédito. Entre ellas:

Cambiar la fecha límite de tu pago (para no tener que pagar todas tus cuentas al mismo tiempo)
•  Actualizar el estado de tu cuenta de "atrasado" a "al día"  
•  Eliminar una marca negativa de tu historial crediticio
•  Aceptar un pago parcial en lugar del pago completo
•  Eximir la cuota anual de la tarjeta

De nuevo, cada una de estas solicitudes tendrá más peso si haces tus pagos a tiempo. Pero no pierdes nada con pedir lo que necesitas aún cuando tu clasificación crediticia es menos que perfecta.

Sólo te pueden aumentar la tasa de interés por seis meses

Si te han aumentado la tasa de interés, quizás porque te atrasaste con el pago de una cuenta de tarjeta de crédito en el pasado, no pierdas las esperanzas. Esa tasa de interés "de penalización" o "por impago" no la debes pagar por más de seis meses.

Conforme a una de las cláusulas de la ley CARD, los bancos sólo pueden imponer las "tasas por impago" por cierto tiempo luego de haberte atrasado en pagar tu cuenta.

Según la ley, las tasas por impago se pueden cobrar por sólo seis meses, siempre que pagues tu cuenta de tarjeta de crédito puntualmente durante ese período. Después de seis meses, tu emisor de tarjeta de crédito debe restablecer la tasa de interés a su nivel anterior.

Puedes aprovechar algunos de estos consejos y obtener una ventaja competitiva al negociar con sus acreedores. Esto también lo puede ayudar con la administración responsable de su crédito ahora, y por muchos años. Inténtalo.

Lynnette Khalfani-Cox, The Money Coach(R), es experta en finanzas personales, personalidad de radio y televisión y colaboradora habitual de AARP. Puedes seguirla en Twitter y en Facebook.

También te puede interesar:

Página de inicio de AARP

Video relacionado

campaña
independencia financiera

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social.