Conoce más

Abrir
Teatros Regal

Regal Cinemas

Los socios ahorran en taquillas.

¿Buscas empleo?

Recursos para encontrar trabajo.

Annas Linens

Anna's Linens

Ahorros en las compras.

Driver Safety

AARP Driver Safety

Toma el curso en línea hoy.

Dr. Elmer Huerta

¡Cuidado con las dietas rápidas!

Por qué no son recomendables y 10 consejos para mantener un peso saludable.

Sorteo: Podrías ganar $1,000 al desarrollar tu plan de conducción "My Driving Plan" de AARP Driver Safety (en inglés).

Ya se siente la proximidad del verano, los días se hacen más largos, hemos prendido el aire acondicionado en la casa y en el carro; y empieza la preocupación por perder esas libras de más que acumulamos durante el otoño e invierno.

En esta situación, no faltan los consejos de amigos y familiares: “¡Mira que esta dieta rápida es buenísima! ¡Me la recomendó mi amiga Juanita y dice que puedes perder hasta 20 libras en solo un mes! ¿Por qué no la pruebas?”

Vea también: La manera más sensata de adelgazar —de verdad.

Resulta que la famosa “dieta rápida” —que recomienda Juanita—consiste en consumir solo un tipo de verduras, o algunas barras nutritivas diarias, o algún “preparado secreto” con alguna mezcla rara de ingredientes que permiten bajar rápidamente de peso. Se define como dieta rápida aquella que priva de elementos nutritivos (y por tanto de calorías) al que la consume, permitiendo que pueda bajar momentáneamente de peso. En otras palabras, es como matarse de hambre por algunos días engañando al estómago con algún tipo de alimento sin valor nutricional.

En el mejor de los casos estas dietas constituyen una “solución” imperfecta y pasajera al sobrepeso. Casi siempre constituyen un intento desesperado de remediar un problema que tiene su raíz en la falta de control en la alimentación y en no hacer ejercicios de forma habitual.

Se define como dieta rápida aquella que priva de elementos nutritivos al que la consume, permitiendo que pueda bajar de peso. Es como matarse de hambre por algunos días engañando al estómago con algún tipo de alimento sin valor nutricional.

¿Por qué son peligrosas las dietas rápidas?

Debido a que prohíben el uso de grupos enteros de alimentos —como hidratos de carbono o grasas— y solo permiten el consumo de algunos tipos de alimentos, pueden alterar el equilibrio nutricional de los usuarios. Conscientes de eso, sus propulsores a menudo recomiendan “suplementar” las dietas con preparados multivitamínicos. El problema es que las vitaminas A, D, E y K por ejemplo, no se absorben sin la ingesta simultánea de elementos como las grasas, por lo que  las personas que realizan este tipo de dietas radicales pueden presentar deficiencias temporales de esas vitaminas. Por otro lado, las personas con diabetes, pueden presentar serios problemas con el azúcar en la sangre por tomar la misma cantidad de medicina pero con menor cantidad de alimentos.

Las dietas rápidas además refuerzan los malos hábitos alimenticios. Es como si un fumador creyera que el tomar un jugo de frutas “le va a limpiar el cuerpo” de los químicos del tabaco.

¿Cómo bajar de peso de manera saludable?

Para obtener y mantener un peso saludable, las personas de todas las edades —especialmente después de los 50 años, etapa en que hay tendencia a ganar más peso— deben desarrollar un hábito diario de actividad física y alimentación saludable. Los siguientes son algunos consejos nutricionales importantes del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.

  • Averigüe el número de calorías que necesita. Existen muchos sitios en internet que le permitirán calcularlo. Por ejemplo, visite www.ChooseMyPlate.gov (en inglés).
  • Coma despacio. Cuanto más rápido coma, más alimento consumirá.
  • Evite grandes porciones; escoja platos y tazas pequeñas.
  • Haga que la base de su alimentación sean las frutas, vegetales, granos y leche de 1 % de grasa.
  • Haga que la mitad de su plato sean frutas y vegetales.
  • Si le gusta la leche, use la leche de un 1 % de grasa.
  • Prefiera el consumo de granos enteros como panes de trigo completo o arroz integral sin procesar.
  • Consuma muy pocos alimentos que sean ricos en sal, azúcar y grasas.
  • Revise siempre el contenido de sal en los productos que consume.
  • Prefiera el agua en vez de bebidas azucaradas.

Mantener una actividad física saludable significa realizar una rutina de ejercicios diaria. Los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) recomiendan por lo menos 30 minutos de actividad física todos los días y dicen que no es necesario hacer todo ese tiempo en un solo intento. Recomiendan, por ejemplo, caminar 10 minutos tres veces al día para lograr un buen ejercicio diario.

En resumen, una dieta rápida no solo está condenada al fracaso sino que es perjudicial para la salud. No debemos por ningún motivo acudir a ella para controlar nuestro peso.

Lo más aconsejable es desarrollar un estilo saludable de alimentación y actividad física durante todo el año, sabiendo que si no podemos bajar de peso, es muy probable que ese sea un rasgo familiar que tenemos que aprender a aceptar.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

video
En forma para el verano

Nota: Para ver los subtítulos en español, presione el botón de "CC".

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Payless

Los socios disfrutan de ahorros especiales en alquiler de autos de PaylessCar.com.

Dunkin Donuts

Los socios pueden recibir una dona GRATIS con la compra de una bebida grande o extragrande en Dunkin' Donuts.

Repair Pal

Los socios ahorran un 10% (hasta $50) en reparaciones de autos en los talleres certificados RepairPal.

entienda su
diagnóstico