Conoce más

Cerrar
Dunkin Donuts

Dunkin' Donuts

Los socios reciben una dona gratis


Herramienta para ahorrar en medicamentos recetados.

Herramienta

Para ahorrar en medicamentos recetados

Best Western

Best Western

Ahorros exclusivos para los socios

Abuela, mamá e hija cocinando - Mes de la Herencia Hispana

Herencia Hispana

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

Celebra la Herencia Hispana

guía de becas

Familia celebra la graduación de la universidad. Centro de Recursos Becas Universitarias.

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad. ¡Entra!

más
videos

Reforma de Salud
Información de AARP

Encuesta

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tus destrezas e ingenio. ¡Juega gratis!

Su salud

¿El vino es realmente perjudicial para las mujeres?

El riesgo de cáncer de mama podría no ser tan grande.

In English | Para las mujeres que a veces toman una copa de vino al final de un día ajetreado, un reciente estudio (en inglés) que vincula la ingesta de alcohol, aun en bajas cantidades, con un aumento del riesgo de desarrollar cáncer de mama fue, ciertamente, una mala noticia.

Más preocupante aun fue el modo excesivamente simplificado en el que varios noticieros explicaron los hallazgos de este estudio, que llevó a algunas mujeres a pensar que podían desarrollar cáncer por el solo hecho de tomar un mojito con sus amigas.

Vea también: Alimentos que refuerzan el sistema inmunológico

Mujer bebiendo relajadamente en una tina. ¿Beber alcohol incrementa el riesgo de desarrollar cáncer de mama?

Las mujeres que ya presentan otros factores de riesgo de cáncer de mama podrían decidir que es prudente dejar de tomar ese relajante vaso de vino.
— Foto: Gavin Kingcome/Getty Images

Nieca Goldberg, cardióloga de New York University y presentadora de un programa semanal que recibe y responde consultas telefónicas, en SiriusXM Radio, dice que recibió llamadas de mujeres preocupadas preguntando: “¿Qué me sucederá? ¿Tendré cáncer de mama?”

“El estudio preocupó a muchas personas, pero no puedes dejarte llevar por un titular. Hay que ponerlo en perspectiva”, señala.

El estudio observó el efecto acumulativo del consumo de alcohol entre bajo y moderado en más de 100.000 mujeres de entre 30 y 55 años, a las que se les hizo un seguimiento durante 28 años.

Si bien estudios anteriores habían mostrado un vínculo entre el consumo de alcohol y el riesgo de cáncer de mama, el énfasis estaba puesto en el consumo excesivo. El presente estudio, publicado este mes en el Journal of the American Medical Association, observó el efecto acumulativo en la vida de una mujer que consume bajas a moderadas cantidades de alcohol.

Los investigadores hallaron que las personas que durante esos años habían tomado tan sólo de tres a seis copas por semana presentaban un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama (un 15 % mayor), en comparación con las que no habían bebido.

Las mujeres que bebían en forma regular dos o más copas por día presentaban un riesgo de un 51 % más alto que las que nunca bebían.

Estas cifras —aumentos del 15 % y el 51 %— suenan altas hasta que se hacen algunos cálculos.

El riesgo promedio que presenta una mujer de desarrollar cáncer de mama en su vida es de uno en ocho, o el 12 %. Un incremento del 15 % por encima de eso significa que el riesgo aumenta al 13,8 %.

Para una mujer de entre 50 y 59 años, cuyo riesgo de desarrollar cáncer de mama en esa franja etaria es de 1 en 42, o el 2,4 %, este riesgo aumenta al 2,76 %, según el National Cancer Institute.

Hasta los autores del estudio lo señalan en sus conclusiones: “Hallamos un aumento del riesgo debido a niveles bajos [de consumo de alcohol], pero el riesgo era bastante pequeño”.

En un editorial que acompañaba el estudio, el Dr. Steven A. Narod, director de investigación del cáncer de mama familiar del Women’s College Research Insitute, de Toronto, aclaró los hallazgos al explicar que, para las mujeres que tomaban una copa por día, “el riesgo a 10 años aumentaba el 0,7 % (del 2,8 % al 3,5 %)”.

Las mujeres que bebían dos o más copas por día vieron aumentar su riesgo a 10 años del 2,8 % al 4,1 %.

Según Narod, el hecho de que estos aumentos sean bastante pequeños dispara la siguiente pregunta: “¿Deberían las mujeres posmenopáusicas dejar de beber para reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama?”

Algunas mujeres, especialmente las que presentan otros factores de riesgo como antecedentes familiares de cáncer de mama o un indicador genético como el gen BRCA, podrían decidir que es prudente dejar de beber. “Sin embargo, no existen datos que permitan asegurar que dejar de beber reducirá el riesgo de desarrollar la enfermedad”, señala Narod en su editorial.

En el caso de una mujer sin factores de riesgo altos, “si es una bebedora moderada, no creo que deba dejar de beber”, le dijo al Bulletin.

Siguiente: Una cantidad de alcohol moderada le hace bien al corazón. >>

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Hispanic Heritage Month

Celebra el mes de la Herencia Hispana y recibe hasta un 25% de descuento en tu membresía de AARP

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?