Skip to content
 

Aprender inglés genera recompensas

Un segundo idioma le puede ayudar a conseguir un mejor trabajo y comunicarse con sus nietos.

In English | Luz Marina Little, una colombiana de pelo puntiagudo y hablar apresurado, ha vivido en Estados Unidos por más de dos décadas. Crió a dos hijos y mantuvo una serie de empleos en fábricas y tiendas.

Pese a que se las ha arreglado para navegar la vida en su país adoptivo usando un inglés imperfecto, sus limitaciones idiomáticas siempre le pesaron. Con los años, Little compró libros de texto en inglés, practicó pronunciación en su casa y hasta se anotó para tomar algunas clases.

Vea también: Cómo hablar dos idiomas retrasa la demencia.

Un pizarrón con español y inglés, inglés como una segunda lengua

Foto por: CORBIS

Pero las demandas laborales y las de sus hijos siempre parecieron interponerse entre ella y sus deseos de aprender inglés adecuadamente... hasta ahora.

Little, de 65 años, completó tres de los seis niveles del curso de English as a Second Language (ESL, inglés como segundo idioma) en el Wake Technical Community College, en Raleigh, Carolina del Norte. Y piensa terminarlo.

“Vengo a clase ahora porque por fin pude encontrar el tiempo”, dice Little, quien ahora sólo trabaja a tiempo parcial. Little es una de más de un millón de estudiantes que toman cursos ESL en todo el país, en universidades, centros comunitarios y otros sitios.

Y la cantidad de estudiantes adultos mayores en ese tipo de cursos está aumentando. En el 2005, el año más reciente del que hay algunas cifras disponibles, más de 300.000 estudiantes de 45 años y más habían tomado un curso ESL el año anterior. [Nota del editor: no hay cifras exclusivamente para hispanohablantes] Eso es más del doble que una década antes, según el U.S. Department of Education (Departamento de Educación de EE. UU.).

Vea también: Los beneficios de ESL. >>

Quienes aprenden inglés siendo ya mayores pueden tener que enfrentar desafíos excepcionales, pero también logran enormes beneficios. “Los beneficios de aprender un idioma van a durar toda la vida”, señala Donna Kinerney, decana de instrucción de inglés para personas que hablan otros idiomas en Montgomery College, Maryland.

Algunos de esos beneficios son económicos, como la posibilidad de conseguir mejores empleos para aquellos que aún forman parte de la fuerza laboral activa, y mayor capacidad para entender sobre operaciones bancarias, ahorros, inversiones y seguros. Otros son menos tangibles, como crear lazos más fuertes con los nietos o mantener la agudeza mental. Estudios realizados muestran que aprender algo nuevo puede mejorar la concentración y la memoria. Además, según un estudio reciente, ser bilingüe desde temprana edad puede demorar el desarrollo de demencia por más de cuatro años.

Los dos motivos más comunes citados para tomar cursos ESL no vencen con la edad: una encuesta del Departamento de Educación halló que más del 90 % de los estudiantes de ESL dijeron que se inscribieron en el curso para sentirse mejor con ellos mismos o para facilitarse las tareas cotidianas.

Definitivamente, por haber empezado más tarde en la vida, Little se perdió algunas ventajas de aprender inglés. Su carrera sufrió. Higienista dental en su país natal, sus credenciales no fueron aceptadas aquí y ella no tenía las destrezas necesarias para tomar clases en inglés en la universidad. Terminó haciendo trabajos manuales. Tuvo que depender de traductores para comunicarse con los maestros de sus hijos. Y, después de divorciarse de su marido, que hablaba bien inglés, se sintió perdida cuando tuvo que dirigirse a personas que sólo hablaban inglés.

Pero Little dice que la confianza y las destrezas que adquirió a partir del curso ESL ahora la ayudan a diario. Conversadora y muy activa, disfruta las charlas en inglés con los clientes del supermercado donde trabaja a tiempo parcial haciendo degustaciones, y con vecinos y amigos. “Es importante, porque quiero expresarme”, señala. “Hablo, y ellos me entienden”.

En sus clases ESL —dictadas completamente en inglés— el 60 % de los alumnos son hispanos, y el 22% son mayores de 45 años. Una mañana, hace poco, grupos pequeños elaboraron oraciones usando comparaciones, para aprender cuándo usar “more” y cuándo agregar “-er” al final de las palabras. “Hamburgers are more popular than hot dogs”, escribieron Little y otras tres mujeres de su grupo. “Salad is healthier than pie”.

Son estos principios básicos del idioma inglés lo que Little dice haber perdido con los años, aun cuando su vocabulario creció y ella comenzó a hacerse entender.

Vea también: ¿Qué dicen los profesores? >>

Su profesora, Viorica Dolganiuc, dice que, por lo general, los alumnos mayores demuestran más interés que los más jóvenes en estos detalles finos, y hacen más preguntas para asegurarse de que han comprendido cada concepto. “Son un poquito más detallistas”, señala. “Ellos quieren asegurarse de que lo comprendieron, porque saben que han estado cometiendo estos errores”.

Corregir estos errores lingüísticos puede ser tremendamente motivador, sostiene Judy Sparanese, presidenta del South Coast Literacy Council, un programa de Mission Viejo, California, que ya tiene 40 años y es llevado adelante íntegramente por voluntarios. Para dictar clases, este programa gratuito usa alrededor de una docena de lugares donados, incluidos varios centros para adultos mayores.

Sparanese dice que más de la mitad de sus alumnos saben algo de inglés. Muchos vienen para mejorar lo que ellos consideran acentos bochornosos; otros, generalmente inmigrantes recién llegados al país, quieren comunicarse con sus nietos. “Viven con sus clanes familiares y cuidan de sus nietos, y los nietos no hablan su idioma natal”, señala. “Ese es un factor muy motivador”.

De hecho, los alumnos mayores del curso ESL pueden estar más motivados que sus compañeros más jóvenes, opinan los educadores. Y esa es apenas una de las muchas ventajas que llevan consigo al aula. Los alumnos mayores también tienden a dedicar más tiempo a sus estudios y les gusta trabajar en grupo. Suelen hacerse amigos de otros alumnos, motivo por el cual muchos tienden a quedarse más tiempo en clase.

Pero más importante aún es el hecho de que los adultos mayores aportan toda una vida de experiencias sobre las cuales construir sus habilidades idiomáticas, según Kinerney, del Montgomery College. Ella sostiene que las experiencias de vida actúan como “ganchos” mentales, donde los alumnos “cuelgan” nueva información para referencia futura; esta capacidad de conectar las cosas puede más que compensar la pérdida de memoria relacionada con la edad. “Cuanta más experiencia tenga, más fácil me resultará enseñarle”, dice Kinerney, quien supervisa a alrededor de 7.000 alumnos de ESL.

Pero los alumnos mayores de ESL también pueden toparse con dificultades. La pérdida auditiva o visual puede dificultar el aprendizaje en el aula, y, a menudo, los alumnos mayores sienten vergüenza al cometer errores, una parte importante en la enseñanza de idiomas, dicen los educadores. Entre los alumnos que hablan algo de inglés, los errores que cometen continuamente pueden “fosilizarse” con el tiempo, convirtiéndose en hábitos que resultan difíciles de dejar, según los educadores. Pero abandonar esos viejos hábitos y aprender otros nuevos vale el esfuerzo.

Juan Diaz, de 50 años, ha querido aprender inglés desde que se mudó al sur de Florida desde Honduras, hace 18 años, pero la pronunciación siempre lo atormentó. Ahora, el propietario de una empresa de mantenimiento de jardines bromea con que ha vuelto a primer grado: ha estado alrededor de cinco meses trabajando en Inglés Nivel 1, el nivel más básico. Intentó otros cursos, pero no lo ayudaron lo suficiente. Esta vez, un maestro particular afiliado al grupo nacional ProLiteracy está trabajando con él y con su esposa, dándoles clases particulares gratuitas. Diaz trabaja seis días a la semana, pero dice que por sus clases particulares de los domingos vale la pena ceder su única noche libre: “Cualquier momento es bueno para aprender”.

También le puede interesar: Trabajadoras que empoderan a mujeres.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto