Skip to content
 

25 cosas que ya no necesita

A cierta edad, sin duda, menos es más.

In English | En su alma secreta, ¿cree usted que mientras más grande, más tiene? ¿Que tener más es mejor? En el fondo de su ser, ¿desea el tamaño familiar, aunque su casa esté tan vacía como la mirada de un político?

Vea también: Descubra las cosas buenas después de los 65.

Tómese a sí mismo de la mano y apártese de las costumbres de toda la vida, a favor de un modo nuevo de vivir. Quítele las trabas a su billetera, quítese los lentes oscuros y repita con alegría: ¡De aquí en adelante me rehúso a pagar por el tamaño económico!

Jacquelyn Mitchard's humor piece about things to give up after fifty, including bulk shopping for paper towels.

Foto por: Getty Images

Una vez que llega a los 50, no hay necesidad de comprar los paquetes de papel toalla tamaño familiar.

No resulta económico comprar un paquete de trocitos de chocolate con el que pudiéramos hornear suficientes galletitas para todos los ejércitos del hemisferio occidental hasta el 2014. No resulta económico tener más bolsas para la basura que una guardería canina.

Deje que otros lo hagan. Deje que otros lo limpien. Deje que otros realicen los pagos.

Déjelo ir. En lo sucesivo no más tamaños extra grandes. Renuncie a:

1. El envase de cartón de tres docenas de huevos, los 2.000 paquetes de endulzante Sweet'N Low, y el ketchup tamaño gigante, como si tuviera que alimentar a 12.

2. Las papas fritas tamaño extra grande (no hay nadie en la minivan para comerse el último puñado, ni compartir los sentimientos de culpabilidad).

3. La minivan. ¿Qué tal un automóvil elegante o inteligente o hasta un automóvil deportivo?

4. Una nueva casa con cuatro habitaciones en la planta baja y cuatro en la planta de arriba —incluso en un campo de golf—. Aunque sus hijos vivan al lado. Especialmente si sus hijos viven al lado.

5. Un trineo descubierto de un solo caballo. Sí, hace tiempo que piensa adquirir el caballo pero...

6. Hacerse socio de Costco. Nunca necesitará tantas toallas de papel, a no ser que piense dirigir un servicio de lavado de automóviles. Nunca necesitará tanto papel higiénico a no ser que... se le acabe.

7. La ultramembresía al gimnasio. ¿Qué tal el perro, los zapatos, el protector solar con FPS 50 y el camino libre?

8. Esos siete, nueve o 20 edredones y pajareras sin terminar.

9. Todas esas cucharitas, cucharas para frutas, cucharas para la sal, cuchillos para quesos, tenedores de cangrejos y cascanueces rompemariscos liberados de los restaurantes junto con el limón que sobró, el puñado de sobrecitos de azúcar y la cesta de pan.

10. Un juego de catorce cubiertos... 14 cubiertos de distintos juegos son más divertidos, originales y funcionales.

11. Solo otro más —vasito de tequila, tacita de café, pinchazo de Botox—.

12. Sus propios pollos (de veras, de veras que no).

13. Los tacones de cuatro pulgadas para la recepción de la boda.

14. Otro gato.

15. Otro sombrero.

16. Otro pasatiempo.

17. Una pantalla plana más grande.

18. Un barco más grande.

19. Una hipoteca más grande.

20. Más de 700 canales en una noche.

21. Más de 700 calorías en una mano.

22. Una doble cantidad de queso.

23. 3D.

24. Los cuadrimotos.

25. Los quíntuples.

De interés: Cosas que debiera intentar al menos una vez. »

Jacquelyn Mitchard es la exitosa autora de 21 libros. Su último libro, Second Nature (Segunda naturaleza), sale a la venta este mes.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto