Skip to content

Guías para el cuidado de una persona mayor: aprovecha estos recursos e información.

 

Guía para un escape a St. Petersburg, Florida

La ciudad de la costa del Golfo se ha convertido en un lugar de moda para las artes y la gastronomía.

Horizonte de Tampa con botes, hoteles y zonas verdes

Visita St. Pete/Clearwater

In English | Alguna vez a la sombra de Tampa, en los últimos años St. Petersburg ha superado a su vecino al otro lado de la bahía como un centro de arte y creatividad vanguardista de nivel mundial que, junto con su clima estelar y hermosas playas, atrae una cantidad —en aumento— de residentes nuevos de todas partes del país. La ciudad de la costa del Golfo, conocida como St. Pete, también atrae visitantes —más de 15 millones al año, según su junta de turismo— que buscan divertidos viajes de un día o escapes de fin de semana.  

Podrías pasar fácilmente varios días sumergiéndote en todo lo que hay para hacer en el centro transitable de la ciudad, como el espectacular Salvador Dali Museum (en inglés), antes de extrañar la playa (a solo 10 millas al oeste, cuando estés listo). Aunque solo tengas tiempo para pasear por Beach Drive —el centro de los esfuerzos de revitalización de la ciudad, frente al puerto de yates y el muelle municipal— sentirás el pulso del lugar lleno de vida. Solo asegúrate de tener hambre, ya que abundan las opciones deliciosas, por ejemplo está un salón de comida gourmet y un sitio popular especializado en comida callejera del sur de Asia, un bar de vinos escondido y una heladería tan buena como cualquiera en Italia (no es broma).

La guía siguiente se centra en los destinos en Central Avenue y Beach Drive y sus alrededores, que constituyen el punto clave de la zona más adecuada a los peatones de St. Pete, además de algunos lugares en las afueras por los que vale la pena subirse a un automóvil y visitarlos. Ten en cuenta que si bien Clearwater, al norte, y St. Pete tienden a agruparse en el mismo eslogan turístico, los dos están aproximadamente a 20 millas de distancia y son ciudades totalmente separadas con sus propias personalidades. 

Museo de Dalí en San Petersburgo, Florida

Ian Dagnall/Alamy Stock Photo

Salvador Dali Museum.

Qué hacer

Camina: pocas ciudades de Florida son tan fáciles y agradables de recorrer a pie como St. Petersburg. Comienza tus exploraciones cerca del hotel rey de la ciudad, el Vinoy Renaissance St. Petersburg Resort & Golf Club, construido aproximadamente en 1925, y camina hacia el sur a lo largo de la bahía y Beach Drive. El amplio camino peatonal está bordeado de parques urbanos y pasa por altas higueras de Bengala, una marina y cafeterías y tiendas antes de llegar al Dali Museum y un pequeño aeropuerto público donde puedes ver acuatizar pequeños hidroaviones. Dirige tu mirada a las copas de los árboles, donde en ocasiones parlotean los periquitos de color verde neón. Si te gusta explorar en bicicleta, encontrarás las Coast Bike Share de estilo híbrido —con asientos amplios y cómodos y cestas para guardar tus cosas— en estaciones ubicadas en varios puntos del centro de la ciudad.

Si tienes problemas de movilidad, el autobús eléctrico Downtown Looper pasa cada 15 minutos entre puntos de todo el centro y es gratuito.

Consejo para el museo: no se puede visitar St. Pete sin al menos pasear por el excéntrico exterior del Dali Museum, que alberga más obras del artista que cualquier otro lugar fuera de su tierra natal, España. Una nueva exhibición permanente de inteligencia artificial llamada "Dali Lives" completa sus obras de arte con una versión increíblemente realista del maestro bigotudo que interactúa con los visitantes ($25 por persona; $23 para adultos de 65 años o más; hay sillas de ruedas por orden de llegada). Igualmente digno de una visita es el James Museum of Western & Wildlife Art (en inglés), una colección privada reunida por Tom y Mary James durante 40 años que se inauguró en un hermoso edificio de arenisca en el 2018. El atrio del museo evoca un desfiladero del oeste, con sus ángulos y sombras. El hecho de que la mayoría de los artistas destacados en el museo todavía estén vivos se suma a la maravilla de la vasta y variada colección ($20 por persona; $15 para adultos de 65 años o más).

Relájate: North Shore Park (en inglés) es el principal parque sobre el agua de St. Pete. Allí, la gente vadea en el agua entre islotes arenosos frente a la bahía, disfruta de un circuito de ejercicio bajo la sombra o pasea para admirar las hermosas casas que bordean Coffee Pot Bayou y las del histórico vecindario Old Northeast, muy próximo. Es un lugar privilegiado para un picnic con brisas saladas de la bahía.

El comedor de Paul's Landing, el restaurante más nuevo de Vinoy

ZUMA Press Inc/Alamy Stock Photo

Paul’s Landing

Dónde comer

Estaciona el automóvil en cualquier lugar a lo largo de Central Avenue y tendrás decenas de restaurantes con mesas al aire libre a pocos pasos. Trophy Fish es un lugar de mariscos al aire libre con un ambiente de Cayo Hueso, donde el pescado del día del Golfo de México es siempre fresco y puede incluir pez ballesta o mero servido en tacos o a la parrilla. Para un pequeño y encantador bar de vinos a pocos pasos de Central Avenue, Lolita’s Wine Market es un gran lugar para disfrutar de varietales del mundo mientras creas tu propio plato, que podría incluir quesos, embutidos y una salsa de ricota batida con pesto de col rizada. Y a unas pocas cuadras de distancia está Hawkers, donde puedes disfrutar de comida económica del sur de Asia con influencias indias, malasias, tailandesas e indonesias.

Siempre sobre Central Avenue pero más hacia el lado de Beach Drive encontrarás LOCALE Market, un popular mercado de víveres y comida ya preparada con 11 "cocinas" originalmente planeadas para abrir en la ciudad de Nueva York. Alimentos listos para llevar y quesos son lo que necesitas para un picnic perfecto. Si prefieres sentarte y comer allí, sube a FarmTable Cucina para disfrutar de comida italiana de temporada (aunque ten en cuenta que puede ser costoso).

Un paseo por Beach Drive ofrece muchas más opciones, pero tengo una debilidad por las preparaciones de mariscos de Florida inspiradas en los cítricos y el plato de pescado ahumado para morir en Paul's Landing, en el Vinoy, donde puedes relajarte en la cubierta elevada mientras ves los barcos meciéndose en el agua.

Y no te pierdas algunos lugares algo alejados que valen la pena: a unas cuatro millas del centro de la ciudad, Mazzaro’s Italian Market es toda una institución amada por los lugareños. Es un templo de todo lo italiano, con sala tras sala llenas de quesos y embutidos, vinos, pastas hechas a mano y comidas preparadas, sándwiches y ese helado antes mencionado, hecho fresco cada día. Más cerca del centro, el Left Bank Bistro evoca el París de 1920 en un bungaló restaurado, donde mejillones y bullabesa están en el menú junto a cócteles artesanales con nombres como The Hemingway y The Stein.

Edificio del Vinoy Renaissance St. Petersburg

Visit St. Pete/Clearwater

Vinoy Renaissance St. Petersburg Resort & Golf Club

Dónde alojarte

Para un ambiente al estilo art déco de Miami en el centro de St. Pete, el Avalon tiene 34 elegantes habitaciones justo al lado del Hollander, su propiedad hermana del mismo estilo, que tiene un divertido bar junto a la piscina (alójate en cualquiera de los dos hoteles y tendrás privilegios en ambos). Ofrecen estacionamiento gratuito, admiten mascotas y no cobran el precio que cobraría un complejo. Puedes encontrar tarifas más bajas en varios hoteles de cadena en el centro o cerca del centro, como el nuevo Hyatt Place St. Petersburg/Downtown, el Hampton Inn & Suites St. Petersburg/Downtown y el recientemente renovado Hilton St. Petersburg Bayfront. Airbnb y otros sitios de alquiler de vacaciones tienen buenas opciones de un dormitorio en el centro o próximas al centro a partir de alrededor de $50 por noche.

También te puede interesar

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO