Skip to content
 

No pase de largo las atracciones de Santa Fe

Los mejores lugares para explorar esta ciudad de Nuevo México.

Ir de compras en el centro de Santa Fe, Nuevo México

Foto: Dennis MacDonald / age fotostock

En Santa Fe hay un ajetreo que resulta de las compras en la Plaza o una caminata imponente por una alameda.

In English | La gente casi siempre me pregunta: “Si su trabajo es viajar, ¿adónde va de vacaciones?” Mi respuesta son dos palabras: Santa Fe. He tenido el placer de volver a esta ciudad seis veces, incluso con mi madre y con mi hermana, por separado, en viajes de mujeres. Me encanta Santa Fe por su belleza desértica y porque a través de sus sitios antiguos —como los 19 pueblos del área— nos recuerda que los colonos europeos no fueron los primeros norteamericanos.

Vea también: 5 magníficos cruceros de verano.

Santa Fe es una ciudad en la que puede apreciarse nuestra vibrante cultura estadounidense y disfrutar de una escena de arte de nivel mundial, pero sin altanerías. Además: en una elevación de 7,000 pies, ¡una margarita llega mucho más alto!

Montañas asombrosas »

Mount Whitney, California, Frommers hermosas montañas

Galería: Obras maestras de la naturaleza.

1. La nueva Santa Fe

Un lugar otrora mugriento, industrial, tierra de nadie, hoy es el parque Railyard, un tramo solo para peatones con hermosos paisajes, escenarios al aire libre, galerías de arte contemporáneo, tiendas exclusivas y restaurantes impresionantes. Se ha convertido un lugar favorito y un antídoto del centro histórico de Santa Fe (también conocido como la Plaza), tan atestado de gente y tráfico los fines de semana que agradecerá el respiro que brinda el Railyard.

2. Una caminata por los bosques

Lo que más me gusta de Santa Fe es que a escasos 10 minutos del bullicioso centro hay fantásticos senderos para caminatas. Mi favorito es el sendero Aspen Vista. Una caminata maravillosa (moderada) a través de un bosque de álamos luminiscentes que lo harán sentir como si estuviera recorriendo una pintura de Klimt. La amplia vista de la Sierra de la Sangre de Cristo es tan increíble que siempre me emociono un poco cuando emprendo la caminata. De hecho, he apodado el sendero “The Tear Jerker” (la llorona). Lo encontrará en la calle Artist Road, pasado el hito 13.

3. Una caminata por la ciudad

Si quiere que su caminata sea más instructiva, entre al sitio web para visitantes de Santa Fe y obtenga una lista de caminatas autoguiadas con mapas e itinerarios para imprimir. Hay expediciones que responden a los amantes del chocolate y del café, pero las más relevantes están diseñadas para visitantes interesados en entender que Santa Fe está enraizada en el legado artístico de la era del “New Deal”, y combinan información sobre el arte y la historia de la ciudad. Aprenderá, por ejemplo, que desde 1933 y durante una década, el arte público estuvo financiado por los programas del “New Deal” del presidente Franklin Roosevelt. Les dieron empleo a 167 artistas de Nuevo México, que crearon más de 1,000 obras de arte en Santa Fe y en todo el estado.

4. Una verdadera comida mexicana

En mi primer viaje a Santa Fe, pregunté a un botones dónde invertiría dinero para conseguir la mejor comida mexicana de Santa Fe. Buscaba cocina auténtica (¡no Tex-Mex!), en un restaurante cálido y cómodo para sentarse. Me dijo “María’s”, y he estado yendo allí durante los últimos 14 años para comer fajitas, enchiladas, guacamole, arroz español y otras delicias. María’s se inauguró en 1952 y sobrevivió, con razón, décadas de competencia culinaria.

Siguiente: Margaritas, museos de arte y más en Santa Fe. »

5. La mejor ‘margarita’

Cuando pido una margarita en otras ciudades, siempre pregunto a los barmen si lo preparan con lima fresca. En Santa Fe, esa pregunta se consideraría un insulto. Todos usan exclusivamente los ingredientes más frescos, y la idea de usar una mezcla es sacrílega. Hay cantidad de lugares que sirven margaritas riquísimas, pero uno de mis favoritos de todos los tiempos es el Dragon Room Lounge, en el restaurante Pink Adobe (en inglés). El ambiente es relajado y el menú ofrece solo seis margaritas diferentes. ¿Realmente se necesita elegir de entre 50 variedades?

6. Explore el escenario artístico

Si conoce Santa Fe, conoce Canyon Road. Se trata del barrio artístico de la ciudad, con más de 100 galerías de arte y tiendas que exhiben arte estadounidense nativo, abstracto, contemporáneo y del siglo XX (en inglés). El mejor momento para recorrerlo es el viernes, cuando muchas galerías inauguran muestras artísticas, y en toda inauguración sirven vino... ¡y me refiero a vino gratis! No digo que tenga que emborracharse, pero es una refrescante gratificación. Y tal vez un vaso de pinot grigio le dará el coraje para pedirle a alguien que le explique la diferencia entre arte contemporáneo y arte del siglo XX.

7. Bienvenido bienestar

No es posible arrojar un cristal de sanación al aire sin pegarle por lo menos a dos personas en las artes terapéuticas. Esta ciudad es un epicentro de espiritualidad iluminada, y hay cientos de personas cuyo trabajo es promover el descanso de la mente y el cuerpo y su rejuvenecimiento… a veces, de una manera que nunca imaginaría (¿terapia de color?).

Durante su estadía en Santa Fe, sin duda debería aprovechar que allí residen algunos de los mejores masajistas del mundo. El spa al que yo acudo es ‘10,000 Waves’, diseñado como un onsen (o baño termal) japonés, y el spa se esfuma en la naturaleza circundante. Los vestuarios son estrechos, y para las tímidas, un aviso: en la piscina femenina es optativo el uso del traje de baño (no sé en la de varones). Pero los masajes aquí son incomparables. Pruebe el ‘Masters Massage’ (Masaje de los Maestros): su terapeuta tendrá de 30 a 40 años de experiencia.

8. Una lección de historia

Nuevo México (y el área que circunvala Santa Fe) es especialmente rico en cultura, historia y arte autóctono, y el mejor lugar para vivirlo es en alguno de los Ocho Pueblos del Norte, hacia donde parten excursiones por el día desde la ciudad. Los más populares: Santa Clara Pueblo, por los asentamientos en los acantilados de Puyé, y Taos Pueblo (en inglés) sitio designado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, conocido por sus construcciones de adobe de varios pisos. La mayoría de los Pueblos del Norte están a unas 30 millas de Santa Fe, y Taos es el que queda más lejos, a unas 90 millas.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto