Skip to content
 

Guía para viajar con los nietos

Datos prácticos, consejos y trucos para viajar con pequeños a cualquier lugar.

Guía para viajar con los nietos

Foto: GoGo Images/Age Fotostock

Consejos que pueden hacer su viaje más placentero.

La temporada de vacaciones está aquí. Muchos estarán haciendo las maletas para visitar a la familia o se estarán preparando para ir a conocer algún lugar fascinante. El hecho es que la temporada también da lugar a que muchos abuelos se encuentren viajando con sus nietos y, aunque atractivo, esto puede generarles angustia debido a la atención que requieren los menores. Por eso, no es mala idea que uno tenga un buen plan “bajo la manga”.

Se precavido 

Preparar un viaje, más aún cuando se viaja con niños, requiere doble atención a los detalles, dice Sandra Vicente, madre de familia y autora del blog myfamilypassport.com, especialista en viajes con niños. Recomienda poner especial cuidado a:

1. Maletas:  Elije aquellas con rueditas para aligerar el peso a la hora de transportarlas; bolsillos externos para sacar cosas que debas llevar a mano y extensibles, de modo que se te facilite guardar artículos de más.

2. Kit de limpieza: Ten a mano gel antibacterial, pañitos húmedos y agua embotellada para mantener limpios a tus pequeños, sobre todo, si no tienes un baño a la mano.

3. Entretenimiento: Cuentos, cuadernos para pintar, calcomanías, crayones, tarjetas con imágenes y otros artículos livianos pero llamativos pueden ayudar a tus nietos a pasar un rato ameno en trayectos largos. Consulta con los papás sobre cuáles podrían ser buenas ideas, según los gustos y edad de los pequeños.

4. Tecnología portátil: Las tabletas y consolas de juego son un buen recurso para entretener tanto a grandes como a pequeños en trayectos largos, pero “se debe limitar su tiempo de uso y no excederse, para no dejar a un lado lo verdaderamente importante del viaje”, resalta Sandra.

Planeen juntos el itinerario

Los niños disfrutan mucho más y guardan valiosos recuerdos cuando se hacen parte de la planificación y opinan sobre los lugares que quieren visitar según sus intereses: un museo, un parque o la playa. Para dar este paso, Vicente, recomienda:

  • Preguntales qué lugares les llama la atención.
  • Sugiere destinos históricos, famosos o divertidos, según las edades.
  • Relaciona los recorridos con libros, hechos históricos, o ciencia. Por ejemplo, una visita al museo donde se exhiben huesos de dinosaurios les parecerá inolvidable.
  • Dedica algunos momentos al descanso.
  • Comparte la programación final del viaje con todos.

Prepara los documentos necesarios

Ten en cuenta que para vuelos dentro de Estados Unidos, tú deberás presentar los siguientes documentos de los menores, dice la agencia U.S. Customs and Border Protection (CBP, Negociado de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos):

  • Certificado de nacimiento original o copia autenticada por un notario.
  • Una carta notariada de los padres autorizando cuidado médico a los niños en caso de que lleguen a necesitarlo.

Aunque no son obligatorios, estos documentos te ahorrarán un dolor de cabeza en caso de necesitarlos:

  • Copias de las tarjetas del seguro médico y odontológico.
  • Pasaporte o una identificación con foto.

Para vuelos internacionales, la CBP advierte que los requisitos obligatorios para los menores de 18 años son:

  • Portar pasaporte.
  • Obtener visa, que puede variar según el país de destino. Para saber si tu destino la requiere, consulta la página del Departamento de Estado (en inglés).
  • Portar una carta de consentimiento notariada, en la que los padres autorizan la salida del niño de Estados Unidos. Esta carta debe decir con quién viaja el niño, hacia dónde va, e información de contacto en caso de emergencia.
  • Para el caso específico de pequeños en calidad de residentes legales, refugiados o asilados, portar la Tarjeta de Registro de Extranjero o el documento pertinente.

Revisa las vacunas y toma precauciones de salud

El avión, los aeropuertos, los hoteles y algunos destinos con condiciones o temperaturas difíciles, pueden ser el nido perfecto para virus o enfermedades de fácil contagio, especialmente en los más pequeños.

“Es importante ser precavido con las vacunas y revisar, al menos con un mes de anticipación a su viaje, su registro de vacunación y el de sus nietos: confirme cuáles están al día, cuáles necesitan un refuerzo y qué otras tendrán que aplicarse por primera vez, teniendo en cuenta que cada destino tiene sus propias exigencias”, dice Vicente.

Las vacunas que necesitas tener en cuenta, dependen de la geografía, las condiciones climáticas y la duración del viaje. Para conocer cuáles necesitaras de acuerdo a tu destino, revisa el listado de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (en inglés).

Además, es importante tener a mano un kit con medicamentos básicos que incluya curitas, yodo, gasas, un medicamento para contrarrestar el dolor, recomendado por el médico, tarjetas del seguro de salud, así como los medicamentos recetados si se encuentran bajo algún tratamiento, aconseja Vicente.

Ten en cuenta también recomendaciones de la Asociación Internacional para la Asistencia Médica de Viajeros para evitar contraer virus y enfermedades:

  • No consumas alimentos en puestos ambulantes de comida.
  • No consumas leche sin pasteurizar.
  • No permanezcas largos períodos de tiempo bajo el sol.
  • No uses cubos de hielo.
  • No consumas agua sin embotellar o hervir.

Disfruta del día a día

Ten la disponibilidad de hacer algunas excepciones en los hábitos que acostumbra, recomiendan varios sitios especializados en viajes con niños, y ofrecen algunos “secretos” para que niños y adultos disfruten de las nuevas experiencias:

  • Empaca solamente lo necesario y piensa en llevar ropa cómoda e ideal para el clima del lugar que visitas.
  • Ahorra tiempo y dolores de cabeza: haz reservaciones antes de visitar un lugar.
  • No te limites a la dieta clásica de los niños (es decir, pasta), busca restaurantes que incluyan en sus menús comidas típicas y saludables de la región.
  • Lleva agua y algo de comida en la mochila que cargues a diario para que tus nietos coman entre horas. “Los niños tienen un estómago pequeño y comen pocas cantidades, pero muy a menudo”, dice Vicente.
  • Si tu nieto ya tiene edad suficiente para manejar dinero, asígnale cierta cantidad para que se compre algo que le guste o souvenirs para sus padres y amigos.
  • No sientas que estas faltando como abuelo si no sigues los ritmos o la disciplina que los niños llevan en casa.
  • No te desesperes si los niños extrañan a sus padres, sufren alergias, se desaniman, o muestran poco apetito. Tómalo como una oportunidad de conocerlos mejor.

 

También te puede interesar:

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto