Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Cómo pueden los trabajadores mayores prosperar a pesar de la pandemia

Arianna Huffington ofrece consejos para ajustar las prioridades y convertir la edad en una ventaja.

Arianna Huffington en un escenario

KEVIN MAZUR/GETTY IMAGES FOR L'ORÉAL

In English

Con tantos grandes cambios laborales desde que comenzó la pandemia de COVID-19, los pasos pequeños a veces son la mejor manera de manejar el estrés y evitar el agotamiento profesional y personal.

Los "micropasos" son una de las estrategias de bienestar y productividad que sostiene Thrive Global, una empresa de tecnología de cambio de comportamiento que ha trabajado con más de 100 empresarios de todo el mundo. Arianna Huffington, fundadora del sitio de noticias Huffington Post (ahora HuffPost), creó Thrive Global en el 2016 con base en su experiencia personal para aprender a controlar el estrés. Además de su trabajo de consultoría y de su comunidad en línea, Thrive ofrece una aplicación que sugiere pequeños pasos con fundamento científico que los trabajadores pueden tomar a lo largo del día —como recordatorios para activar el modo no molestar del celular por la noche y para escribir una lista diaria de tres cosas que hacer— que pueden mejorar su salud y su productividad.

"Lo que estamos haciendo es utilizar los adelantos científicos más recientes en torno a la salud, el bienestar y la adopción de hábitos saludables para cambiar drásticamente los efectos en la vida de las personas", explica Huffington. "Y los vemos [esos resultados] no solo en las personas que tienen el privilegio de poder trabajar desde el hogar durante la pandemia, sino en los trabajadores de primera línea de cualquier edad".

En una conversación con AARP, Huffington ofreció consejos sobre cómo los trabajadores pueden controlar el estrés y otros retos que la pandemia ha creado en sus vidas profesionales y personales. A continuación, se presentan extractos editados de esa conversación.

AARP: Entre las empresas con las que trabaja a través de Thrive Global, ¿qué tendencias ha visto surgir en los últimos 18 meses? ¿Cómo cree que la pandemia ha cambiado nuestra forma de trabajar como individuos y lo que los empresarios esperan de sus empleados?

Huffington: La pandemia ha afectado enormemente a muchas mujeres que trabajan, especialmente a las que tienen hijos. Como sabemos, 2.3 millones han dejado de trabajar. La pandemia se ha cobrado un terrible precio en los proveedores de cuidados. Al mismo tiempo, la tendencia laboral positiva que observamos en todas las empresas con las que trabajamos es que las cuestiones del bienestar, el cuidado personal y la reducción del estrés han pasado a ser fundamentales. Ya no son simplemente beneficios agradables de Recursos Humanos. Y eso es un enorme cambio con tremendas consecuencias, ya que las empresas le están dando prioridad a la resiliencia de sus empleados.

Otra cosa que hemos visto es que cada vez más trabajadores tratan de incorporar la reducción del estrés al flujo de trabajo diario, de modo que no se trata solamente de tener un día de bienestar o unas vacaciones de bienestar. De hecho, puedes incorporarla en los pequeños descansos que [caben] en el flujo de trabajo, para que realmente tenga un efecto en el estrés que, de otro modo, se acumularía durante el día.

La pandemia ha hecho que muchos adultos mayores se adapten a cambios repentinos de profesión, ya sea cambiando a un trabajo a distancia de tiempo completo o buscando un nuevo trabajo luego de un imprevisto desempleo. ¿Qué consejos les daría para abordar con buenos resultados estos grandes cambios?

 Vemos que muchas cosas que habían sido importantes antes de la pandemia se han convertido ahora en centrales, como la flexibilidad. Pero lo que eso requiere es mucha más claridad entre los empleados y los directivos en cuanto a lo que realmente está ocurriendo en la vida del empleado.

Lo que recomendamos en Thrive es, en primer lugar, que los nuevos empleados —muchos de los cuales nunca han conocido a sus jefes— tengan una entrevista de ingreso. La primera pregunta de la entrevista de ingreso es qué es importante para ti fuera del trabajo. Como todo el mundo está lidiando con algo en el momento, si el jefe lo sabe, toda la relación se facilita mucho. Es mucho más fácil ser flexible y, al mismo tiempo, asegurarse de que el trabajo se haga. Para nosotros, el valor cultural número uno que se necesita para lograr eso es lo que llamamos sinceridad compasiva: ser directos sobre lo que no funciona, para que pueda cambiarse, y no quedarnos con frustraciones que se acumulan.

Los trabajadores mayores a menudo pueden dudar en hablar abiertamente con sus jefes porque les preocupa que hablar de su salud, de sus responsabilidades como cuidadores o de otros detalles personales pueda hacerlos vulnerables a los prejuicios por la edad en el trabajo. ¿Qué consejo les daría a los trabajadores de más edad para que se sientan más cómodos para iniciar estas conversaciones, y qué medidas podrían tomar también los empresarios para facilitar esas conversaciones?  

Esta es una pregunta muy importante y aborda la cuestión cultural más grande de reconocer cuánta sabiduría puede venir con el paso de los años. Creo que la voluntad de hablar, idealmente, debería aumentar con la edad, porque cuando somos más jóvenes nos encontramos constantemente mirando por encima del hombro en busca de aprobación. Somos más inseguros.

Así pues, creo que culturalmente podemos reforzar las muchas ventajas que tienen la sabiduría y la experiencia de envejecer, y lo mucho que tenemos bajo control en cuanto a la salud, en cuanto a establecer nuestras prioridades, elegir nuestros alimentos y nuestros movimientos. Y también nuestros pensamientos, para poder ser mejores y más creativos en la vida, pero también tener más claridad sobre lo que valoramos y sobre lo que es y no es importante.

¿Cómo ha sido para usted personalmente el trabajo durante la pandemia y qué orientación les daría a los trabajadores que se encuentran en la mitad de su carrera, partiendo de la forma en que usted ha manejado los últimos 18 meses?

Hablando como una trabajadora definitivamente mayor —tengo 71 años—, he descubierto que priorizar las cosas que me hacen más saludable, feliz y productiva se ha convertido en una forma de vida. Me aseguro de dormir ocho horas. Me aseguro de empezar el día conectando conmigo misma, aunque sean 60 segundos, para establecer mi intención para el día, para recordar por qué estoy agradecida. He podido hacer mucho más ejercicio durante la pandemia porque decidí que solo me permitiría ver mis programas favoritos, como Billions o el Morning Show, en la caminadora. A veces estoy allí dos horas solamente mirando el programa en televisión.

Este sistema, que consiste en ver qué podemos hacer para que nos resulte más fácil y en crear un entorno que lo apoye, funciona. Porque no se puede depender totalmente de la fuerza de voluntad. La fuerza de voluntad es un recurso limitado. Adoptar hábitos más saludables, para mí, ha sido todo un proceso y ha transformado mi vida.

Kenneth Terrell es periodista y colaborador de AARP en los ámbitos de trabajo, empleo, discriminación por edad, carreras laborales y el Congreso. Anteriormente trabajó para la Education Writers Association y U.S. News & World Report, donde reportó sobre política y asuntos gubernamentales, educación, ciencia y tecnología, y estilos de vida.