Skip to content

Navegador de beneficios de salud: Revisa esta guía para veteranos y sus familiares.

 

Mujeres vieron afectados sus ingresos y empleos por la pandemia

Las tareas de cuidado y la discriminación por edad dificultan la capacidad de muchas mujeres para ganarse la vida, según una encuesta de AARP.

Mujer mirando por la ventana

Getty Images

In English 

Desde principios del 2020, el 41% de las mujeres de 40 a 65 años perdieron ingresos basados en el trabajo, según una nueva investigación que encuentra que las mujeres, en particular las mujeres de color, soportaron cargas más pesadas a medida que la pandemia de COVID-19 transformó los lugares de trabajo y la economía estadounidense.

Para determinar el impacto que la pandemia ha tenido en las trabajadoras mayores y de mediana edad, AARP Research realizó una encuesta en línea de 1,612 mujeres en junio del 2021. La encuesta halló que desde enero del 2020 las encuestadas habían perdido dinero debido a combinaciones de pérdida de empleo (14%), reducción de horas (13%), suspensión (9%), despido temporal (7%) o reducción del pago por hora o salario (4%). La encuesta tiene un margen de error de 3.42 puntos porcentuales.

Las mujeres de color reportaron pérdidas de empleos aún más altas. El 23% de las encuestadas hispanas dijeron que habían perdido un trabajo en algún momento desde que comenzó el 2020, y el 20% de las mujeres afroamericanas dijeron lo mismo. Solo el 13% de las mujeres blancas y el 14% de las asiáticas encuestadas habían perdido su empleo.

En muchos casos, las tareas de cuidado, ya sea de los niños que ya no pueden asistir a la escuela en persona o de los miembros mayores de la familia, afectaron las oportunidades de empleo de las mujeres. Entre las mujeres encuestadas, el 43% dijeron que estaban cuidando a un familiar o amigo mayor o a un hijo o nieto durante la pandemia.

“El trabajo es un componente crítico de la resiliencia financiera, en especial para la recuperación financiera de la pandemia de COVID-19. Si bien eso es cierto para los trabajadores de todas las edades, las mujeres mayores también enfrentan desafíos únicos”, dijo Rebecca Perron, asesora sénior de investigación de AARP Research. “En general, es más probable que sean cuidadoras y que hayan dado un paso adelante para ayudar a sus hijos y nietos que no asistían a la escuela”.

 “Brindar cuidados a los demás ha significado limitar su capacidad para buscar empleo, trabajar tantas horas como lo harían de otra manera y aceptar ciertos trabajos”, dice. "Además, muchas ven su edad, su raza o etnia y su género como factores limitantes, tanto para encontrar como para mantener un empleo". 


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Muchas mujeres están ansiosas por el futuro

Desde que comenzó la pandemia, el desempleo entre las mujeres llegó a un máximo del 16.1% en abril del 2020 (el 15.4 % para las mujeres de 55 años o más), según la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos. Si bien esas tasas han disminuido significativamente entre las mujeres cuyas finanzas han sufrido desde enero del 2020, los sentimientos de ansiedad económica persisten.

Siete de cada diez encuestadas (71%) dijeron que tardarían entre uno y cinco años en recuperarse económicamente, el 16% dijeron que la recuperación tomaría más de cinco años y el 5% dijeron que nunca se recuperarían.

Otros hallazgos clave de la encuesta son:

  • Casi una cuarta parte (23%) de las encuestadas están algo o muy preocupadas de que puedan perder su empleo pronto, al 21% les preocupa que sus horas pueden reducirse y al 19% les preocupa un despido temporal. Las mujeres de color están especialmente preocupadas por la seguridad de su empleo; el 37% de las hispanas, el 34% de las afroamericanas y el 34% de las asiáticas dicen estar preocupadas por la pérdida del empleo. Solo el 18% de las mujeres blancas dijeron lo mismo.
  • El sesgo de edad es común. Entre las encuestadas que dijeron haber buscado un nuevo trabajo en algún momento desde que cumplieron los 40 años, el 31% dijeron haber experimentado algún tipo de discriminación por edad en su búsqueda de empleo. Los informes de discriminación por edad fueron más altos entre las mujeres asiáticas (40%), seguidas por las mujeres hispanas (34%), las mujeres negras (31%) y las mujeres blancas (29%).
  • Tener un empleo no garantiza que las mujeres tengan oportunidades que les permitan igualar su potencial de ingresos. De las mujeres que actualmente están empleadas, el 21% dijeron que preferirían trabajar más horas de las que trabajan actualmente. Estas cifras aumentan sustancialmente para las mujeres hispanas (39%), afroamericanas (32%) y asiáticas (31%). Casi una cuarta parte (23%) de las mujeres que son cuidadoras preferirían trabajar más horas.

Kenneth Terrell es periodista y colaborador de AARP en los ámbitos de trabajo, empleo, discriminación por edad, carreras laborales y el Congreso. Anteriormente trabajó para la Education Writers Association y U.S. News & World Report, donde reportó sobre política y asuntos gubernamentales, educación, ciencia y tecnología, y estilos de vida.