Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

Desempleo entre los trabajadores mayores es el peor en medio siglo

Las personas mayores de 55 años han perdido su empleo a un ritmo más alto que las más jóvenes.

Hombre sentado en unas escaleras en la calle mientras sostiene su cabeza en una mano empuñada.

GETTY IMAGES

In English | Durante los primeros seis meses de la pandemia de COVID-19, los trabajadores mayores de 55 años tenían un 17% más de probabilidad de perder su empleo que las personas un poco más jóvenes. La diferencia en las tasas de desempleo ha afectado profundamente los medios de subsistencia de los adultos mayores. Aproximadamente un millón de adultos mayores todavía conservarían sus empleos si la tasa de desempleo fuera la misma que para los trabajadores que se encuentran en mitad de su carrera profesional, entre las edades de 35 y 54 años, según un nuevo informe de Retirement Equity Lab de The New School.

El estudio, que analiza datos de la “Encuesta de Población Actual” realizada por la Oficina del Censo de Estados Unidos, demuestra que esta recesión no es como ninguna otra atravesada en décadas recientes. Esta es la primera vez en 50 años que los adultos mayores experimentan tasas de desempleo más altas que los trabajadores que se encuentran en mitad de su carrera profesional. Y los investigadores no piensan que la tasa más alta se deba únicamente a que las personas mayores hayan decidido no trabajar porque están preocupadas sobre la posible exposición al coronavirus.

“Investigamos esta posibilidad para determinar si se trata de un problema del lado del suministro; si los trabajadores mayores no se atreven a ir a trabajar y por ello están abandonando sus empleos o permanecen más tiempo en el desempleo”, dice Teresa Ghilarducci, directora del Retirement Equity Lab. “Dada su situación financiera —el hecho de que han perdido su seguro médico porque no están trabajando o porque no tienen suficientes fondos [en sus] pensiones— la evidencia apunta a que no es la decisión del trabajador mayor dejar de trabajar”.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


El informe indica que hay tres razones principales por las que los adultos mayores están experimentando en la actualidad tasas de desempleo más altas que sus colegas que se encuentran en mitad de su carrera profesional.

  • La pérdida de empleos inicial afectó más a los trabajadores mayores. Entre marzo y abril, el 10.9% de los trabajadores mayores se quedaron sin empleo en comparación con el 8.9% de los trabajadores de entre 35 y 54 años.
  • Los adultos mayores desempleados han tardado más en ser contratados de nuevo. Entre abril y septiembre, en promedio, el 28% de las personas mayores que buscaban empleo encontraron trabajo cada mes, en comparación con el 32% de los empleados a mitad de su vida profesional. “Durante una recesión típica, la tasa de desempleo de los trabajadores mayores permanece por debajo de la de sus colegas más jóvenes, aunque enfrentan períodos de desempleo más largos”, explica Jen Schramm, asesora principal de política estratégica del Instituto de Política Pública de AARP (en inglés). “Pero en la actualidad, las personas mayores que buscan empleo enfrentan simultáneamente índices más altos de pérdida de empleo y una mayor duración del desempleo”.
  • Los trabajadores mayores continúan perdiendo sus trabajos más rápidamente. Esto nos lleva de nuevo a la estadística clave mencionada anteriormente: durante los últimos seis meses, los trabajadores mayores tenían un 17% más de probabilidad de perder su empleo que los empleados tan solo un poco más jóvenes. Y como suele ocurrir con los datos de desempleo sobre los adultos mayores, lo más probable es que estas cifras estén por debajo de la tasa real de pérdida de empleos. Muchos de los trabajadores mayores que perdieron sus empleos pueden haber decidido jubilarse involuntariamente o abandonar la fuerza laboral, lo cual significa que no son incluidos en las estadísticas oficiales de empleo.

La pérdida de empleos que experimentan los adultos mayores debido a esta recesión podría acarrear consecuencias graves para su seguridad financiera en la jubilación, causando que pierdan la oportunidad de acumular ahorros precisamente cuando les quedan pocos años para recuperar esos ingresos. El informe del Retirement Equity Lab sugiere que los legisladores deberían aumentar el dinero disponible en los beneficios por desempleo, tal vez incluso por encima de los $600 adicionales por semana establecidos a principios de este año por la ley de estímulo económico.

“El alto y persistente desempleo, agravado por los riesgos para la salud asociados a la COVID-19, es una amenaza para la seguridad en la jubilación de una generación entera de trabajadores mayores”, dice Ghilarducci. “Debido a la necesidad de esperar por una vacuna y a los despidos constantes, es probable que esta tendencia continúe, poniendo en riesgo a las personas que están a punto de jubilarse de sufrir un empeoramiento de su nivel de vida que podría durar el resto de su vida”.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.