Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

¿Otra ronda de cheques de estímulo? Más ayudas mientras el desempleo aumenta

El Congreso y la Casa Blanca sopesan las opciones para poner dinero en los bolsillos de las familias con dificultades.

Gráfica estadística con el título en inglés de récord en el aumento de desempleo.

E+ / GETTY IMAGES

In English | Con el desempleo creciendo a un ritmo alarmante por la pandemia del coronavirus, los legisladores comienzan a pensar cómo el Gobierno podría ofrecer apoyo económico a las personas más allá del cheque único de $1,200 o menos. Tanto la Cámara de Representantes como la Casa Blanca han indicado que están abiertos a la posibilidad de pagos de estímulo adicionales para las familias.

Entre las propuestas que el Congreso puede considerar en la próxima ronda de fondos de estímulo es un proyecto de ley que ofrecería a las personas $2,000 al mes hasta durante un año. Bajo la propuesta del Emergency Money for the People Act (Ley de ayuda de emergencia para las personas, o EMP), cada persona de 16 años o más que gane menos de $130,000 al año recibiría $2,000 al mes durante al menos 6 meses. Las familias recibirían $500 adicionales por hijo hasta un máximo de tres hijos. A diferencia de los pagos de la ley CARES, los adultos reclamados como dependientes, como los estudiantes universitarios o personas con discapacidades, también podrían calificar para las ayudas mensuales de $2,000.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Independientemente de la propuesta de la ley EMP, la Administración de Trump también está "estudiando muy cuidadosamente" si el Gobierno federal debe enviar más pagos a las personas, dijo esta semana Kevin Hassett, consejero económico de la Casa Blanca, en una conferencia informativa con los periodistas. El presidente Trump dijo este mes que la Administración estaba considerando otra ronda de cheques de estímulo.

La tasa de desempleo del país podría ser un factor clave en las decisiones de los legisladores. El jueves temprano, el Departamento de Trabajo de EE.UU. reportó que más de 3.8 millones de personas reclamaron beneficios por desempleo durante la semana que terminó el 25 de abril. Esto significa que durante las seis semanas desde que el país ha cerrado temporalmente los negocios para frenar la propagación del coronavirus, más de 30 millones de personas han perdido su trabajo.

Aunque muchas de estas personas podrían volver a sus empleos una vez que las oficinas reabran, llevará al país mucho más tiempo volver a la tasa de desempleo del 3.5% de antes de la pandemia. Los economistas esperan que el desempleo dé un salto a los dos dígitos cuando el 8 de mayo se publique la tasa del mes anterior.

"Mientras los estados comienzan el proceso de reapertura y las personas en el país regresan a sus trabajos, el informe del desempleo de hoy refleja una vez más las dificultades que la pandemia del coronavirus ha creado", dijo el Secretario de Trabajo Eugene Scalia. "Mirando hacia adelante, mientras los lugares de trabajo reabren, debemos asegurarnos de que las personas hacen la transición del desempleo a la fuerza laboral. La seguridad en el trabajo es clave en este proceso".

La mayoría de los adultos mayores están a favor de los pagos de estímulo

Aunque es demasiado temprano para saber si los cheques de estímulo formarán parte del próximo paquete de estímulos, la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi dijo esta semana a MSNBC que los legisladores tienen que "pensar en los términos de las diferentes maneras de poner dinero en los bolsillos de las personas". Mencionó que algún tipo de pago continuo por el Gobierno puede ser una de esas opciones.

Según una nueva encuesta de AARP sobre el coronavirus, el 83% de adultos de más de 50 años apoya la inclusión de pagos de estímulo en la próxima ronda de leyes. La encuesta no preguntaba específicamente a las personas sobre EMP u otras propuestas legislativas, sino que preguntaba sobre pagos de estímulos adicionales en general.

Otra opción que la legislación de la próxima ronda de estímulos deberá abordar es si se incluye ayuda a los Gobiernos estatales. Cada estado es responsable de mantener su propio fondo fiduciario para pagar los beneficios de desempleo a las personas que han perdido su trabajo. La inesperada demanda sin precedentes de estos beneficios por los cierres temporales ha puesto presión sobre los presupuestos estatales al mismo tiempo que estos pierden ingresos.

La Asociación Nacional de Gobernadores (NGA) ha pedido al Congreso que incluya $500,000 millones en ayuda a los estados en la próxima ronda de leyes. En una carta a los legisladores, el gobernador de Maryland Larry Hogan (republicano) y el gobernador de Nueva York Andrew Cuomo (demócrata), como presidente y vicepresidente de la NGA, respectivamente, afirmaron que los estados necesitan el dinero para reponer los agotados fondos fiduciarios de desempleo y financiar mejoras tecnológicas, así como aumentar la capacidad de personal en las agencias estatales de desempleo.

"Los Gobiernos estatales y locales necesitan un apoyo sólido del Gobierno federal mientras navegamos la respuesta a esta pandemia y fomentamos la recuperación económica que se anticipa", dijeron.

Nota: Estamos en proceso de reemplazar nuestro servicio de comentarios para usuarios. De este modo, es posible que los comentarios previos tomen algunos días en aparecer. Inicia sesión o regístrate gratis con AARP.org para compartir tus comentarios.