Skip to content
 

Proteja su teléfono inteligente de virus

Consejos prácticos para mantener su móvil lejos de los intrusos.

In English | Los teléfonos inteligentes de hoy en realidad son computadoras de bolsillo, capaces de navegar por internet, enviar mensajes, hacer compras en línea, administrar cuentas bancarias, tomar fotografías y mucho más. Pero aunque la mayoría de las personas utilizan programas de seguridad en sus computadoras para mantener la información confidencial a salvo, muy pocas tienen estos programas instalados en sus teléfonos inteligentes. Según un reciente informe, sólo un 4% de los teléfonos inteligentes y las tabletas tienen protección contra los virus digitales, el robo y la pérdida de datos. Su teléfono puede correr riesgo incluso si no atacan los delincuentes o piratas cibernéticos.

Vea también: Seguridad y privacidad en internet y móviles.

Según una encuesta realizada por Symantec, la empresa editorial de los productos de seguridad Norton, un 34% de estadounidenses informan haber perdido un teléfono, poniendo en riesgo su información personal y sus contraseñas. Es hora de defenderse.

Una amenaza cada vez mayor

Aunque es posible que los problemas de seguridad se presenten en cualquier dispositivo portátil, los teléfonos que utilizan el sistema operativo Android han sido el blanco de los ataques más recientes. Los teléfonos inteligentes que usan Android se venden más que los modelos de Apple, Blackberry y Windows 7, lo que les convierte en un objetivo atractivo. Además, el sistema de distribución de las aplicaciones o apps de Android son vulnerables al abuso.

Apple mantiene un control absoluto del contenido que se ofrece en la tienda de apps iTunes —Google no supervisa el mercado Android—. Tim Armstrong, investigador de programas maliciosos en Kaspersky Labs, explica: “desde el punto de vista de Google, no se evalúan las aplicaciones en absoluto —no se escanean las aplicaciones, ni se las investigan—. Es más, yo podría escribir un programa malicioso esta tarde, abrir una cuenta por unos $25 en el mercado Android y comenzar a venderlo en minutos”.

Es bastante fácil crear un programa que infecte el sistema del usuario con programas maliciosos. Un pirata informático puede descargar del mercado Android una aplicación completamente inofensiva, agregarle la “carga explosiva”, y luego subirla al mercado Android como un nuevo programa pero está vez malicioso, con un nombre un poco diferente y disponible para el público.

Usted se preguntará: ¿Qué están tratando de lograr los estafadores? La estafa con la que sacan más beneficio es cuando, sin su consentimiento, inscriben su teléfono a un servicio de mensajes cortos de texto (SMS) caro. Usted ni se enterará, al menos hasta que le llegue la próxima factura con una suma elevada de cargos adicionales. También existen otras formas de aprovecharse. Un pirata informático puede instalar y ocultar un programa que le envíe él una copia de todo lo que usted ingresa en su teléfono, como sus contraseñas y otra información personal; o bien que envíe mensajes a todas las personas en su lista de contactos o que le permita ver sus fotografías personales o saber su ubicación.

Aunque este tipo de ataque es común desde hace años, es en estos tiempos que se ha generalizado. Según un informe de la empresa de programas de seguridad Lookout, los usuarios de Android se mostraron dos veces o más propensos a tropezar con programas maliciosos en junio en comparación con enero, y el problema sigue en aumento.

Siguiente: Cómo son los ataques a teléfonos. >>

Los ataques a los teléfonos se parecen a los de las computadoras

Muchas de las amenazas de seguridad que se ven en los teléfonos hoy día son muy parecidas a lo que pasa con las computadoras. Por ejemplo, quizás usted ha oído hablar del “phishing”, cuando recibe un mensaje de correo electrónico que parece legítimo, pero que en realidad está diseñado para engañarlo y que revele usted información personal (en inglés). Por lo general estas notificaciones parecen proceder de un banco, que le advierte sobre algún cambio en su cuenta y le proporciona un enlace para que usted pueda obtener más información. Al seguir el enlace, le piden su nombre de usuario y contraseña para ingresar a su cuenta en internet, pero en realidad usted está dando sus datos a estafadores que le enviaron una notificación falsa.

En la actualidad este tipo de ataque ha ido más allá del correo electrónico. Se ha extendido hasta los mensajes de texto e incluso llamadas pregrabadas a su teléfono celular. A esta estafa la han denominado “smishing” (combinación de los mensajes cortos de texto (SMS) con el “phishing”), un nombre gracioso para un problema grave.

Otro problema de seguridad para las computadoras portátiles y los teléfonos inteligentes son los analizadores de paquetes Wi Fi. No es difícil para nadie interceptar el tráfico de los mensajes en internet cuando el usuario comparte una conexión inalámbrica. Y ahora con tantos lugares donde ofrecen acceso gratuito a internet a los clientes, es imposible saber si la red a la cual tiene usted acceso lleva instalado en el servidor un programa de seguridad adecuado.

Otra flaqueza que tienen los teléfonos inteligentes es parecida a los problemas que existen con los enlaces abreviados en internet. Cuando se desea publicar un enlace en Facebook, por ejemplo, pero la dirección es larga y complicada, la tendencia es crear un URL o enlace más corto y para ello se utiliza un servicio como Bit.ly. El problema es que uno no tiene la menor idea de dónde lo llevará ese enlace ilegible hasta que no haga un clic. Esta es una manera que usan los hacker para derivar al usuario a una página web maliciosa. Lo último que se está usando en los teléfonos inteligentes son los códigos QR para lograr el mismo fin. Es posible que usted haya visto los códigos QR en los anuncios, son una suerte de rectángulos llenos de cuadritos pequeños negros y blancos. Cuando utiliza la cámara de su teléfono celular para leer un código QR, este código lo puede llevar a un sitio web con información de algún producto o el avance de una película, o bien una oferta especial. No obstante también lo puede llevar a un sitio creado para instalar programas maliciosos en su teléfono.

Programas para defenderse

Una buena noticia es que los usuarios de Android pueden instalar programas de seguridad para hacerle frente a los programas maliciosos y resguardarse del peligro de perder toda la información confidencial que contienen sus teléfonos. Algunas de estas soluciones están disponibles sin costo alguno, aunque hasta cierto punto. Norton Mobile Security Lite, por ejemplo, es un servicio para descargar gratuitamente de antivirus básico y protección limitada en caso de pérdida del teléfono. Por $30 anuales, un precio normal para este tipo de programa, se pueden activar todas las características adicionales que están relacionadas con la pérdida de su teléfono y la función para identificar a los sitios maliciosos.

Siguiente: Programas de seguridad para su móvil. >>

Aunque existen diferencias entre los programas, la mayoría tiene las siguientes características básicas:

Seguridad contra los programas maliciosos: escanea el teléfono de usuario para ubicar infecciones y verifica la seguridad de apps nuevas antes de su instalación.

Acceso al dispositivo perdido o robado: a través de otro teléfono móvil o un sitio web, se puede hacer que el teléfono desaparecido envíe información sobre su ubicación, para lo cual se basa en la tecnología GPS o en su ubicación en relación con las torres de telefonía celular. Si no puede recuperar el dispositivo, se puede bloquear o borrar la información que contiene en su memoria remotamente.

Se incluyen con frecuencia características adicionales, como:

Seguridad contra los mensajes no solicitados: se puede bloquear mensajes de texto o llamadas telefónicas de números de teléfono específicos. Esto se logra mediante una lista negra (números bloqueados), una lista blanca (números aprobados) o ambas listas. Como muchas personas pagan por cada mensaje de texto, y todos usamos minutos al contestar llamadas, ésta puede ser una característica útil.

Verificación de seguridad de sitios: esta función verifica que los sitios que está a punto de visitar con su navegador de internet móvil no traten de instalar programas maliciosos o le pidan información personal.

Copias de seguridad: algunos programas le permiten hacer copias de sus datos desde su teléfono a una cuenta de almacenamiento en internet. De esta manera, usted mantiene su información intacta en caso de que se dañe el teléfono o tenga que borrar los datos remotamente en caso de que se pierda.

Lamentablemente, sitios establecidos como CNET y PCMag.com, que habitualmente ponen a prueba los programas antivirus para las computadoras, todavía no han intentado poner a prueba los antivirus para los móviles. AV-Comparatives, una organización austriaca sin fines de lucro, es una buena fuente donde se puede encontrar reseñas objetivas y minuciosas de los programas de seguridad para Android. Aquí (en inglés) encontrará un informe actualizado de  nueve destacados contendientes No seleccionan un ganador, pero explican muy claramente las distintas características disponibles en cada programa.

Para los que no usan teléfonos Android, existen programas de seguridad de Trend Micro Mobile Security para los teléfonos iPhone y Symbian OS. Kaspersky Mobile Security 9 tiene versiones para los teléfonos BlackBerry, Android, Symbian OS y Nokia, y McAfee WaveSecure ofrece cobertura para los BlackBerry, Symbian OS y Windows Mobile. Y la versión más reciente del software de iPhone incorpora la capacidad de encontrar y borrar remotamente la información de un teléfono robado o perdido.

Siguiente: Su mejor defensa sigue siendo el sentido común. >>

Vale su sentido común

Los programas otorgan una protección valiosa contra los estafadores y ladrones de teléfonos inteligentes, pero no son infalibles —usted debe usar su criterio—. Tenga en cuenta los siguientes consejos prácticos e importantes:

Utilice la función de bloqueo de su teléfono. Su teléfono le da la opción de exigir una contraseña o PIN (número de identificación personal) antes de poderlo usar. Sí, es un dolor de cabeza, pero si se encuentra buscando desesperadamente el teléfono en sus bolsillos, se alegrará de haberlo bloqueado.

No se deje engañar. Muchas de las advertencias que expliqué aquí para los usuarios de Facebook son válidas al usar internet a través de un teléfono inteligente. Evite las ofertas que parecen ser demasiado buenas para ser ciertas. No confíe en fuentes cuestionables  —por ejemplo, si necesita contactar a su banco, utilice la dirección del sitio web, o llámelos por teléfono, en vez de seleccionar el enlace incluido en un mensaje—. Si usa una red Wi Fi, no olvide usar una conexión codificada y segura —la barra de dirección del navegador le indicará si la conexión es segura—.

Revise los permisos al instalar una aplicación. Cada vez que se instala una aplicación de Android, se ve una pantalla que explica las funciones del teléfono a las que accede la aplicación. No oprima el botón OK con tanta rapidez —lea lo que dice la pantalla—. ¿Por ejemplo, hay alguna razón por la cual un juego debería tener permiso para enviar mensajes de texto? ¿Una aplicación de recetas debería tener el derecho de ingresar a su lista de contactos? Verá cómo su sentido común le ayudará a prevenir grandes problemas de seguridad posteriormente.

Lea las reseñas. Aunque Google no pone a prueba las aplicaciones antes de ponerlas en el mercado Android, los usuarios tienen la posibilidad de comentar las apps que probaron. No es mala idea que usted lea las experiencias de otros usuarios con respecto a un programa antes de descargarlo e instalarlo en su teléfono.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto