Skip to content
 

¿Debo dar mi código postal cuando me lo piden?

Esos 5 numeritos pueden abrir la puerta a publicidad no solicitada o al robo de identidad.

In English | "¿Cuál es su código postal?"

Es muy probable que le hagan esta pregunta cuando pague con tarjeta de crédito en una tienda.

Aunque parezca ser algo inofensivo, quizá no deba dar esos cinco numeritos. Si los proporciona puede empezar a recibir más publicidad no deseada por correo y, según algunos especialistas en seguridad, aumentará el riesgo de que le roben su identidad.

Vea también: ¿Qué hacen con los datos personales que nos roban?

Esto se debe a que la clave de su dirección puede ser su código postal. "Los comerciantes pueden utilizar programas para realizar búsquedas inversas en bases de datos que contienen millones de nombres e información relacionada a dichos nombres tal como sus códigos postales", dice Beverly Blair Harzog, defensora de consumidores y experta en tarjetas de crédito con Credit.com.

Eso es lo que pasó en California, donde comprobaron que la tienda Williams-Sonoma estaba utilizando los nombres y códigos postales de sus clientes para descifrar sus direcciones y añadirlos a sus listas de correo publicitario.

Según Todd G. Friedland, abogado de Newport Beach, California, que fue mencionado en la opinión del tribunal, Williams–Sonoma utilizó esta información para promocionarles productos a sus clientes y posiblemente le haya vendido dicha información a otros minoristas y asociaciones de mercadeo.

Además de indicar su dirección, su código postal también puede ser valioso para alguien que esté tratando de hacerse pasar por usted. "Han sucedido muchas filtraciones en la seguridad de las tiendas minoristas, y si la base de datos de un minorista contiene su número de tarjeta de crédito y código postal, aumenta el riesgo de robo de su identidad", dice Friedland.

Ley en contra de la recopilación de códigos postales en California

Esta es una de las razones por la cual la Corte Suprema de California dictaminó en febrero que la recopilación de códigos postales por comerciantes en California viola el derecho a la privacidad de los consumidores. A los comerciantes del estado ahora no les permiten pedirles el código postal a sus clientes cuando pagan por sus compras.

El sector financiero no está de acuerdo con los controles. La recopilación de códigos postales no daña a los consumidores y es una herramienta esencial para la planificación de estrategias de mercadeo, dice Tim Horton, vicepresidente de First Data, una compañía de proceso de pagos y comercio electrónico.

Según Horton, "los comerciantes cuentan con la recopilación de códigos postales de consumidores para decidir dónde hacer publicidad y dónde deberían considerar abrir otras tiendas".

Por ejemplo, dice él, un comerciante que nota que un gran número de clientes viaja a su tienda desde un área en particular puede considerar abrir otra tienda allí o hacer publicidad e incluir cupones en los periódicos de esa localidad.

Además, "los comerciantes piden los códigos postales para recopilar información que mejora las relaciones con los clientes mediante programas de lealtad que ofrecen una variedad de descuentos, promociones y recompensas", dice Horton.

Siguiente: Conozca los beneficios que tienen los comerciantes.>>

Beneficios para los comerciantes

Pero los minoristas también pueden tener otro aliciente —cargos de tramitación cobrados por los expedidores de tarjetas de crédito rebajados si recopilan los códigos postales de sus clientes—.

Según Jen Schow, asesora de comunicación en Wells Fargo, compañía expedidora de tarjetas de crédito, si el código postal que usted proporciona concuerda con el código que tiene la compañía de tarjetas de crédito en sus archivos, esto ayuda a establecer que la tarjeta no la está usando un estafador.

Esta práctica "protege a ambos los comerciantes y los consumidores del uso fraudulento de las tarjetas", dice Schow. Y esta seguridad adicional significa que la compañía de tarjetas de crédito está dispuesta a aceptar cargos de tramitación rebajados.

Kim Larson, dueña de la boutique BoulderFields en Lafayette, Colorado, dice que le cobraron "una cantidad exorbitante de recargos" el primer mes que montó su empresa porque no recopiló los códigos postales de sus clientes.

"Wells Fargo me informó que me cobrarían menos cargos si ingresaba el código postal de la tarjeta que el cliente estaba usando", dice Larson.

Simplemente diga no, excepto en la gasolinera

Aún así, a muchos consumidores no les gusta que le pidan su código postal, y más de uno ha ideado respuestas evasivas. "Les doy el código postal de mi trabajo, o simplemente uso 90210", del título del programa de televisión en cartel durante mucho tiempo, dice Diana Crabb, residente de Crystal Lake, Illinois. "No me gusta que me pidan mi código postal".

Si está comprando algo en una tienda, dice Horton, simplemente puede negarse a proporcionar el número y el minorista debe seguir con el procesamiento de la transacción.

Pero eso no funciona en las gasolineras. No hay nadie allí que pueda verificar la firma al dorso de la tarjeta de crédito. Se exige el código para proteger contra el fraude —si usted no proporciona el código, o proporciona un código incorrecto, no le permitirán hacer su compra—. (El dictamen de la Corte Suprema de California permitió a las gasolineras seguir recopilando los códigos).

Según la descripción de Horton del sistema, los consumidores no se deben preocupar sobre si la compañía dueña de la estación de gasolina utilizará el número para descubrir su dirección postal.

"Su código postal se le envía directamente a un banco para verificar el número de la tarjeta de crédito", dice él. "No se ingresa o archiva en una base de datos".

Gina Roberts-Grey es periodista independiente que escribe sobre la salud y asuntos de interés para el consumidor.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto