Skip to content
 

Los autos se vuelven más seguros

Características que cautivan a conductores mayores.

Cuando Al Chambers, de 69 años, decidió comprar un automóvil nuevo, buscó específicamente, uno que le ofreciera características de seguridad avanzadas. Se decidió por un Mercury Milan modelo 2010 que le avisa cuando un coche está en su punto ciego mediante una luz anaranjada en ambos espejos laterales y que emite una señal sonora si detecta algún objeto en el camino, mientras retrocede en un estacionamiento. “Probablemente, será muy útil para prevenir accidentes —señala Chambers, quien vive en Ann Arbor, Michigan—. Hay cosas me parecen más importantes que otras. Y la seguridad está en primer lugar”.

Chambers se encuentra en el grupo de estadounidenses mayores que aprovechan las tecnologías que surgen con rapidez, y que hacen que conducir un vehículo sea más sencillo y más seguro. El mes pasado, en el Salón Internacional del Automóvil de Nueva York, los fabricantes de automóviles mostraron una cantidad de avances creados gracias a la eficiencia de escala de tecnologías subyacentes, como el radar, la formación de imágenes y los sensores. Los elementos ideados en los últimos dos años, desde la última revisión de nuevas tecnologías realizada por AARP Bulletin, permiten que el auto posea un mayor control. El auto se está convirtiendo en los ojos y oídos del conductor, adelantándose a situaciones potencialmente peligrosas.

Muchos estadounidenses mayores, que reconocen el valor de estas características, las han adoptado. El Automotive Emerging Technologies Study (Estudio sobre tecnología automotriz emergente), dirigido por J.D. Power y Asociados, descubrió que entre los consumidores mayores de 60 años, el 75% estaban interesados en la detección de vehículos en los puntos ciegos, ya que este sistema puede prevenir un tipo de accidente que es común. La mitad de este grupo afirmó que estaba dispuesto a pagar más por características de seguridad extras, en comparación con el 46% de la población general.

Muchos avances tecnológicos están disponibles primero en autos de lujo, porque son caros, y los fabricantes quieren adquirir más experiencia de ellos en la calle. Pero, una vez que un avance tecnológico evoluciona desde su fase inicial, no pasa mucho tiempo hasta que es adoptado masivamente, según Roderick MacKenzie, director tecnológico y vicepresidente de los programas de la Intelligent Transportation Society of America (Sociedad de Transporte Inteligente de Estados Unidos).

MacKenzie destaca la detección en los puntos ciegos. Este sistema sólo estuvo en el mercado automotriz por un par de años y ahora se puede encontrar en el rediseñado Ford Taurus 2010. El objetivo de Ford, según el vocero Alan Hall, es “democratizar la tecnología” a través de toda su línea, para que esté disponible para todos. “Estas son tecnologías buenas, que mejoran la experiencia de conducir y que no deberían ser sólo para los compradores de autos de lujo”, sostiene.

“El hecho de que Ford ofreciera esta tecnología en un vehículo de consumo masivo sugiere que esta será de uso general, en un período de tiempo relativamente corto”, afirma MacKenzie. Y, cuanta más salida tengan estas tecnologías, las economías de escala harán que los precios bajen. Cuando esto suceda, bien podría suceder que los conductores se encuentren sentados en el asiento del pasajero, mientras los autos guían el viaje.

¿Está preparado para ceder un poco de control en nombre de la seguridad? Cuando vaya a comprar su próximo automóvil, busque estas características:

1. De pasivo a proactivo

La primera generación de los sistemas de advertencia de los puntos ciegos alerta cuando hay un vehículo al costado que no está visible, pero le deja al conductor la decisión de cómo actuar ante esta situación.

Ahora, con los sistemas más nuevos, si usted no actúa, el auto puede hacerlo. Nissan creó un sistema que emite una luz de advertencia que se refleja en los espejos laterales y emite un sonido si usted intenta cruzarse en el camino de un vehículo que va por el carril adyacente. Si usted insiste, el sistema aplicará los frenos ligeramente para que el auto vuelva al centro del carril. El conductor también tendrá la posibilidad de anular el sistema. Este sistema ha sido presentado recientemente, en marzo, en los modelos M37 y M56 del Infiniti M 2011. Es parte de un paquete de tecnología adicional que cuesta $3.000. Lexus también cuenta con una versión de este sistema.

Muchos fabricantes también tienen sistemas que frenan automáticamente el vehículo si se acerca demasiado al auto que va adelante. Nissan lo llama Distance Control Assist (asistente de control de distancia de seguridad); Volvo lo denomina Collision Avoidance (Prevención de Choque). El sistema de BMW, presentado en los vehículos de la Serie 5 del 2008, también puede hacer que el auto se detenga por completo si se está acercando a un embotellamiento; y Audi utiliza este tipo de sistema en su nuevo A8. Tocar ligeramente el acelerador hace que el auto recobre su velocidad original.

2. Mejor visión

Un nuevo sistema de detección de peatones, creado por Volvo, utiliza un radar y una cámara montada en el espejo retrovisor para detectar a peatones que estén en el camino del conductor. Si el sistema determina que hay algún problema, avisará al conductor con una señal audible y proyectará una luz roja en el parabrisas. Si el conductor no frena y el auto advierte una colisión inminente, frenará automáticamente.

El sistema será lanzado este otoño, en el Volvo S60. Thomas Broberg, consultor técnico sénior de Volvo, sostiene que este sistema puede evitar choques con peatones y otros vehículos a velocidades de hasta 22 millas por hora (35 km/h), y puede amortiguar el impacto a velocidades más altas. BMW lanzó el sistema Night Vision (Visión Nocturna) con Detección de Peatones en sus modelos de la serie 7 del 2009 y, actualmente, lo ofrece en el Gran Turismo 2010. Este sistema explora el camino hasta una distancia de 1.000 pies (305 m) —más allá del alcance de las luces— y emite una luz amarilla de advertencia sobre el parabrisa si detecta algún objeto. El sistema de Audi detecta peatones con imágenes infrarrojas, le avisa al conductor con una señal sonora y también exhibe sobre el tablero de instrumentos las imágenes de una cámara con visión nocturna.

3. Preparación para un choque

Una gran cantidad de trabajos de ingeniería se han centrado en evitar accidentes, especialmente los que suceden en las encrucijadas. Esto es una buena noticia para los conductores mayores, ya que la probabilidad de que tengan un choque en una encrucijada aumenta con la edad, a partir de los 50 a 54 años, según el Insurance Institute for Highway Safety (Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras). Las tecnologías tendientes a evitar choques “son muy prometedoras”, sostiene Anne McCartt, vicepresidente sénior de investigaciones. Según ella, las encrucijadas representan el desafío más grande para los conductores mayores, ya que presentan un grupo de variables más complicado que, por ejemplo, conducir en una autopista. La utilización de tecnología para cruzar las encrucijadas de manera segura integrará el uso de cámaras, sensores y receptores ubicados en las señales de tránsito.

Por ahora, la tecnología está centrada en minimizar los efectos de los choques en general. Por ejemplo, el Pre-Sense de Audi, que saldrá este otoño en su modelo A8 2011, prepara el auto para un potencial accidente. Si el control de estabilidad determina que el auto está por derrapar, el sistema automáticamente endereza los asientos, cierra las ventanas y el techo corredizo para proteger a los pasajeros, y ajusta los cinturones de seguridad. Mercedes introdujo un sistema similar en el 2002 llamado PRE-SAFE, el cual coloca los elementos del interior del auto en la posición en la que mejor resistirán un choque, a medida que el vehículo se acerca al automóvil que tiene por delante. Si el conductor desestima la alarma sonora que avisará 1,6 segundos antes del impacto proyectado, los asientos automáticamente se ajustarán a la mejor posición para resistir el despliegue de los airbags. El sistema ya es habitual en todos los modelos V12; en otros, se lo ofrece como parte de un paquete de asistencia al conductor por $2.000.

4. Dormirse al volante

Cualquiera que haya conducido por una autopista solitaria al oeste del Misisipi sabe lo difícil que puede resultar permanecer alerta después de horas de manejo. El sistema de monitoreo de atención del conductor de Lexus utiliza una cámara, ubicada en la columna de dirección, que analiza los movimientos faciales y la posición del conductor. Si parece ausente por más de dos segundos cuando hay un obstáculo enfrente, el sistema activa un sistema de advertencia de tres etapas: primero emite un tono sonoro, luego los frenos se pulsan y, finalmente, se activan. Cuando esto sucede, los cinturones de seguridad se ajustan para minimizar el impacto de un choque. El sistema debutó en el LS600H, y se lo está extendiendo a otros modelos Lexus.

El sistema Attention Assist (Asistencia a la atención) de Mercedes utiliza un sofisticado algoritmo que controla las señales de salida de la dirección como una medida de la somnolencia, en tanto el Driver Alert Control (Control de Alerta del Conductor) de Volvo utiliza las señales de los carriles como puntos de referencia para determinar el grado de somnolencia. Ford está utilizando un método totalmente distinto para mantener a los conductores atentos, con asientos de contornos múltiples como los del Taurus 2010. Mediante dos interruptores, el conductor puede activar un suave masajeador, en el asiento y el respaldo, que incentivan el flujo sanguíneo, lo que ayuda a prevenir la fatiga del conductor. Ford decidió lanzar este sistema en su vehículo insignia de alcance masivo y no en su línea de lujo ya que, según Steve Mitchell, el ingeniero que dirige el área que se encarga de los asientos, los propietarios del Taurus tienden a conducir por períodos más largos. Ford planea expandir esta tecnología a otros modelos, como opcional, a $595, a partir del año que viene, anticipó.

5. Un descenso más sencillo

Toyota ha creado el primer asiento que, instalado en fábrica, facilita la movilidad de pasajeros con discapacidades físicas y lo ha presentado en su modelo Sienna 2011. Al presionar un botón, se abre una puerta corrediza, ubicada en la segunda fila, el asiento se gira 90 grados y se desplaza hacia afuera del vehículo sobre una guía, para posarse en el borde de la calzada.

Los inconvenientes para entrar y salir del vehículo se han terminado.

Julie Halpert, quien vive en Michigan, ha cubierto las noticias de la industria automotriz por dos décadas.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto