Skip to content
 

TV en 3D, todavía con limitaciones

Respuestas a las preguntas más frecuentes sobre los televisores tridimensionales.

In English | Solamente tomó unos cuantos años convencer a millones de estadounidenses que valía la pena comprar un televisor de alta definición a pesar de su alto costo. Ahora que dos de cada tres usuarios ya cuenta con un televisor de alta definición, los fabricantes tienen una nueva tecnología para ofrecernos: los televisores tridimensionales (3D). ¿Son prácticos? ¿Los precios son razonables? ¿Están listos para el horario de máxima audiencia? Aquí le informamos las últimas novedades, incluso los cambios que se vienen en el 2011.

¿Cómo funcionan los televisores 3D?

Las películas y los videos en 3D se crean mediante la filmación de una misma escena desde dos ángulos ligeramente distintos, imitando el espacio entre el ojo derecho y el ojo izquierdo. Cuando estas imágenes se reproducen por separado para cada ojo, engañan al cerebro haciéndole pensar que está viendo objetos reales en tres dimensiones.

¿Se necesita un televisor nuevo para ver en 3D?

Sí, no hay forma de mejorar el televisor actual para poder ver en tres dimensiones. Probablemente, usted va a optar por comprar un nuevo reproductor Blu-ray en 3D, ya que es una de las principales fuentes de programación en tres dimensiones.

¿Se tiene que usar anteojos para ver el efecto 3D?

Sí. El tema de los anteojos se complicó en los últimos tiempos ya que muchos fabricantes anunciaron el lanzamiento de televisores que utilizan un nuevo formato de TV en 3D.

En el 2010, todos los televisores en 3D funcionaban con lo que se conoce como anteojos obturadores activos. Las dos imágenes necesarias para el efecto tridimensional se muestran en pantalla una después de la otra, muy rápidamente. Los anteojos bloquean la visión de cada ojo en orden, en forma sincronizada con el cambio de imagen, de forma tal que su ojo derecho sólo ve la imagen del ojo derecho y viceversa. Lamentablemente estos anteojos son costosos (alrededor de $150 cada uno), provocan un efecto parpadeante y es necesario recargarlos.

Si ha ido al cine últimamente a ver una película en 3D, seguramente le dieron anteojos pasivos que utilizan filtros polarizados para separar la imagen derecha de la imagen izquierda. Actualmente, los fabricantes han puesto al mercado estos 3D para TV que utilizan el sistema pasivo, lo que reduce el precio de los anteojos a $10, pero también son más livianos y más cómodos y eliminan el proceso de recarga. Sin embargo, estos anteojos pasivos tienen menor calidad de imagen ya que ofrecen la mitad de la resolución vertical. ¿Qué diferencia puede notar? Hasta ahora, sólo se ha lanzado al mercado un televisor que utiliza tecnología pasiva, fabricado por Vizio, que no ha impresionado a los críticos.

Y como si no fuera tan complejo ya el proceso de compra, algunas empresas tecnológicas prometen lanzar anteojos pasivos de alta resolución en un futuro cercano.

A propósito, quizás haya escuchado hablar de los televisores 3D que no requieren el uso de anteojos. En enero, en el Consumer Electronics Show presentaron algunas demostraciones de esta tecnología pero no existen anuncios de los productos. Lo que vimos fue interesante pero es evidente que estos televisores no están listos para los consumidores, ya que requieren que el espectador se siente en lugares específicos para ver el efecto tridimensional.

¿Cómo se ve el contenido normal de 2D en los televisores 3D?

Perfectamente bien. De hecho, dado que la pantalla de video 3D requiere un alto nivel de precisión y una rápida actualización de pantalla, estos televisores están bien equipados para reproducir el video normal de alta definición en dos dimensiones.

¿El efecto tridimensional funciona para todos?

No. Algunas personas padecen dolor de cabeza o náuseas cuando ven contenido en 3D. Además, se calcula que un 5 y 10% de la población no experimenta el efecto tridimensional por completo.

¿Qué contenido hay disponible?

Por ahora, no mucho. La experiencia de mejor calidad la brindan los discos 3D Blu-ray, pero por ahora sólo hay alrededor de 30 películas en este formato y la mayoría están dirigidas a los niños. DirecTV y algunos proveedores de TV por cable ofrecen una programación en 3D diversa, pero no hay nada distinto a lo que se ofrece habitualmente en alta definición. Para muchas personas, comprar un televisor de alta definición tenía sentido porque los canales de cable y de televisión adoptaron la tecnología rápidamente y transmitían una gran cantidad de programas en el nuevo formato. Actualmente, el efecto tridimensional está muy lejos de ese punto.

¿Cuál es la conclusión?

Si usted quiere comprar un televisor de alta definición, actualmente hay muy poca diferencia de precio entre los modelos 3D y 2D. Gary Merson, editor en jefe de HDGuru.com, calcula que la diferencia es de $150. Además, señala que luego de las bajas ventas durante las fiestas, los comerciantes y fabricantes están haciendo grandes descuentos para deshacerse del excedente, lo que hace que las diferencias sean aún menores. Por supuesto, eso no incluye el costo adicional de los anteojos 3D. Los televisores que funcionan con anteojos pasivos recién estarán a la venta a finales del 2011, así que si esa opción le parece atractiva será mejor esperar. Sin embargo, no se está fabricando nada que haga que los sistemas actuales se tornen obsoletos.

Un punto a tener en cuenta si quiere comprar un televisor: los televisores de plasma de alta definición son mejores para el contenido en 3D que los modelos LCD y también ofrecen mejores ángulos de visión para los que no estén sentados justo en frente del televisor.

Si usted ya tiene un televisor de alta definición que le gusta, no vale la pena cambiarlo en este momento por otro sólo para tener la función tridimensional. Todavía no hay mucho contenido para ver, las nuevas opciones están en camino y los precios no van a subir en un corto plazo.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto