Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

La nueva verdad sobre el envejecimiento

Una encuesta exclusiva de National Geographic y AARP revela cómo los mayores redefinen la salud, enfrentan retos y viven con propósito.


spinner image Montaje de varias fotos de personas maduras de diferentes razas
ADAMKAZ/GETTY IMAGES

 

A fines del 2021, periodistas de la revista National Geographic y AARP consideraron la posibilidad de trabajar juntos para explorar la manera en que las personas de Estados Unidos percibían el envejecimiento después de haber atravesado la pandemia de COVID. Esa conversación fue el inicio de una colaboración que se centró en formularles a personas como tú una serie de preguntas cuidadosamente seleccionadas para examinar la gama completa de temas relacionados con la edad, desde la salud y las finanzas hasta las actitudes sobre la felicidad, el hogar, el optimismo e incluso la muerte.

spinner image Image Alt Attribute

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Para que la investigación fuera lo más útil posible, les presentamos las mismas preguntas a personas de entre 18 y más de 90 años, con el objetivo de ver cómo variaban las opiniones en el curso de la vida. Entrevistamos a más de 2,500 participantes que representaron el espectro completo de antecedentes, demografías y etnias de Estados Unidos. Otros 25 adultos de 40 años o más participaron en entrevistas más profundas.

Ahora tienes en tus manos muchos de los resultados —a menudo sorprendentes— del estudio “Second Half of Life Study” (La segunda mitad de la vida) de AARP y National Geographic. Es imposible capturar en una sola oración la esencia de todo lo que nos dijeron los participantes, pero podemos decir con convicción que hemos comprobado que las opiniones y los estereotipos más prevalentes con respecto al envejecimiento son incorrectos.  

En general, el mensaje fue refrescantemente positivo y alentador. Considerada como un todo, la vida es buena, especialmente para las personas mayores, y en particular para las mayores de 60 años. Y la imagen que ves en el espejo es muy distinta del tipo de persona que las generaciones más jóvenes podrían pensar que eres.

Esto es lo que nos dijeron los encuestados sobre envejecer en la actualidad; se incluyen no solo las conclusiones derivadas de los datos, sino también algunos comentarios de los participantes, quienes compartieron solo su primer nombre, y las opiniones de expertos líderes en temas relacionados con el envejecimiento.

Parte 1: Una nueva definición de salud

¿Una píldora para la longevidad? Tal vez​

Supongamos por un momento que hubiera una pastilla que pudiera alargar tu vida 10 años. ¿Qué tan probable sería que la tomaras?

spinner image Gráfico sobre si tomarías una pastilla para alargar tu vida
MSJONESNYC

La encuesta presentó esta atractiva propuesta: ¿tomarías una píldora que te diera en forma inmediata diez años más de vida? Mientras que alrededor del 75% de adultos de todas las edades dijeron que probablemente tomarían una píldora así, un hallazgo interesante fue que las personas menos interesadas tenían 80 años o más. Y cuando la pregunta se presentó sin una garantía de edad, sino que encerraba la promesa de demorar el envejecimiento con buena salud, la probabilidad de tomar la píldora se elevó a aproximadamente el 85%.

“La edad es solo un número que se me asigna”, dice Jackie, de 56 años, participante del estudio. “Me gustaría vivir tanto como sea posible y disfrutarlo, pero no quiero ser vieja y no poder desempeñarme en la vida. Quiero ser sana".

"Saludable con trastornos" es la nueva normalidad

La noción de que lo más importante es la calidad de vida es tan profunda que ha redefinido la forma en que definimos la salud. La postura convencional sobre el bienestar físico —que se trata de una cosa o la otra: o eres sano o estás enfermo— simplemente no se aplica a la mayoría de los adultos de más de 50 años. Aproximadamente 2 de cada 3 personas de entre 50 y 60 años y 8 de cada 10 de entre 80 y 90 viven con uno o más trastornos de salud graves o crónicos. A pesar de su artritis, cáncer, diabetes, enfermedad cardíaca u otros trastornos, entre el 78 y el 83% de los participantes se consideraron saludables o muy saludables.

“Hay un beneficio de supervivencia en el hecho de ser resiliente. Las personas pueden replantear su situación y enfrentarla de la mejor manera posible”, dice la Dra. Susan Friedman, profesora en la División de Geriatría y Envejecimiento de la Facultad de Medicina y Odontología de University of Rochester. Y, agrega, “la salud es multidimensional”.

Así lo ve Ruth, una participante del estudio de más de 90 años. Todavía canta en el coro de la iglesia y juega tenis de mesa, a pesar de que necesita un andador para desplazarse. “La buena salud consiste en poder levantarte de la cama cada día y hacer las cosas que planeas hacer, y no temerles”, dice. 

Timothy tiene una opinión similar. Este participante del estudio sufre de un trastorno autoinmune y recientemente sobrevivió una estadía de un mes en el hospital a causa de COVID. Ahora, dice, “te despiertas a la mañana, tomas un puñado de píldoras y emprendes tus actividades diarias. Vuelves a casa, tomas más píldoras, tragas esto, y sigues con tu actividad. No permites que eso te abrume la mente. Simplemente, no puedes dejar que eso ocurra”.

spinner image Gráfico sobre tomar pastilla para retrasar el envejecimiento
MSJONESNYC

Con la edad llegan... los arándanos azules y las zapatillas cómodas

Tal vez en un esfuerzo por demorar el día en que deban enfrentarse al deterioro mental o a la falta de movilidad, los adultos mayores con frecuencia son modelos de estilos de vida saludables que las generaciones más jóvenes deberían imitar.

Con casi 80 años, Lillian lee ávidamente las etiquetas de nutrición, cocina al vapor o en freidora de aire en vez de freír en aceite (“porque las frituras no son buenas para ti”), toma vitaminas y está encantada porque un familiar le regaló una bicicleta estacionaria para su apartamento cuando se rompió la del gimnasio de su comunidad de jubilados.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Robin saca a pasear a sus tres perros todos los días y luego vuelve a salir. “Salgo a caminar de nuevo con mi marido. A veces caminamos con amigos. Si el tiempo no está bueno, uso la cinta caminadora y hago ejercicios con la televisión. Yo veo el ejercicio como una forma de mantenerme sana”.

Y una nota adicional: también hacen más ejercicio de resistencia

Un impresionante 44% de las personas de 80 años o más dicen que hacen ejercicios de resistencia, lo que indica que abordan el desarrollo muscular con tanta seriedad como las personas más jóvenes del estudio. Richard es uno de ellos. “Soy cinturón negro y estoy entrenado profesionalmente en combate cuerpo a cuerpo, algo que comencé a los 55 años”, dice. “Antes de que llegara la COVID, todavía hacía entrenamiento de CrossFit y kickboxing”. ¿La motivación de las personas mayores de 80? Muchas equiparan —correctamente— la fortaleza muscular con la movilidad y la independencia, dice Friedman.

¿La fórmula para una buena vida? Cerebro ágil + relaciones cercanas + independencia

Todos estos conceptos nuevos sobre la salud se vieron reforzados en el estudio cuando preguntamos cuáles eran los temas de salud que más preocupación causaban. Los participantes dijeron que sentían mucho más temor por cosas como la pérdida de la movilidad o el deterioro cognitivo que por problemas que implicaban un riesgo de muerte pero tenían menos síntomas, como la diabetes o las enfermedades cardíacas. “Incluso si tienen problemas de salud, verdaderamente se preocupan por [cosas como] ¿todavía puedo moverme? ¿Todavía tengo agilidad mental? ¿Todavía me puedo conectar y ver a mi familia?”, dice Debra Whitman, directora de Política Pública de AARP.

Trabajo y empleos

Lista de empleos, de AARP

Busca oportunidades de empleo para trabajadores con experiencia

See more Trabajo y empleos offers >

Ese es un mensaje poderoso que los miembros de la comunidad médica, e incluso los familiares y cuidadores, no siempre escuchan cuando aconsejan a las personas mayores sobre decisiones importantes de salud, tales como someterse a una intervención médica de envergadura. “No debería ser cuestión de tratamiento a toda costa”, dice Whitman. “Los geriatras están en primera línea para estas conversaciones, para preguntarles a los pacientes qué es importante para ellos y comprender las repercusiones. El tiempo de recuperación es difícil. Es muy importante hablar con los pacientes y comprender las implicaciones para su independencia”.

 

Parte 2: Percepciones sobre el dinero

​Nos arreglamos para vivir dentro de nuestros medios. ¿Qué otra opción hay?

Los adultos mayores del país se han vuelto buenos en la psicología del dinero. Algo más de la mitad de las personas de 70 años o más consideran que su situación financiera es excelente o muy buena. Estas respuestas de la encuesta parecerían contradecir una gran cantidad de datos que muestran cuán limitados son los ahorros jubilatorios de la persona promedio en Estados Unidos.

Una posible interpretación es que muchos adultos mayores, como Jackie, simplemente dominan el arte de vivir dentro de sus medios. “Tendré que vivir con un presupuesto”, dice. “No creo que llegue a ser indigente o a no tener techo. Tengo una familia grande que siempre se ocuparía de mí. He estado ahorrando. Sí, las finanzas me preocupan porque la inflación está aumentando. Pero creo que lo puedo manejar siendo más estricta y ajustando un poco más la billetera”.

Las finanzas continúan siendo un tema importante

Si bien los adultos mayores pueden estar conformes con el estado actual de sus finanzas, a algunos les preocupa el largo plazo. Aunque son minoría, cerca de 4 de cada 10 encuestados de 60 años o más dijeron que están muy preocupados o extremadamente preocupados por la posibilidad de que su dinero no les alcance. Y solo entre el 16 y el 18% de las personas encuestadas reportaron mejoras importantes en su situación financiera en la última década, a pesar de que el mercado bursátil ha estado mayormente en alza.

“Los primeros baby boomers parecen tener mayor acceso a pensiones y menos interrupciones laborales que los boomers más jóvenes”, dice Peter A. Lichtenberg, quien es director del Instituto de Gerontología en Wayne State University y estudia la toma de decisiones financieras en los adultos mayores. “A pesar de eso, puede advertirse la incertidumbre financiera”.

Los adultos más jóvenes no comprenden las realidades financieras de la jubilación 

Mientras tanto, las expectativas de los adultos más jóvenes sobre cómo se financiará su jubilación difieren de las realidades que enfrentan hoy los adultos mayores. Por ejemplo, alrededor del 37% de los participantes más jóvenes dijeron que no esperan depender del Seguro Social cuando se jubilen, mientras que el 94% de los participantes de más edad dijeron que dependen del Seguro Social en la actualidad

Del mismo modo, el 63% de los participantes más jóvenes anticipan que usarán sus ahorros, algo que solo el 39% de los de más edad efectivamente hacen. Y el 24% de los adultos más jóvenes esperan usar ingresos provenientes de un empleo a tiempo parcial durante la jubilación, mientras que solo entre el 8 y el 15% de las personas de 60 años o más tienen empleos a tiempo parcial después de jubilarse.

“La mayoría de las personas de entre 40 y 50 años no comprenden cuán importante será el Seguro Social cuando lleguen a los 80”, dice Whitman. “El 81% piensan que usarán un plan jubilatorio, pero sobrestiman el hecho de que ellos pagarán directamente su jubilación. El Seguro Social, Medicare y Medicaid son fundamentales para nuestra salud y nuestra seguridad financiera a medida que envejecemos. Pero muchas veces las personas de entre 40 y 50 años que todavía no han experimentado esos programas no se dan cuenta de cuán importantes serán”.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Parte 3: La búsqueda de la felicidad

Te presentamos a los realistas felices

No debería sorprender que los adultos mayores en la encuesta conforman el grupo etario más feliz. La teoría de la curva U —que dice que generalmente la felicidad comienza en un nivel alto cuando somos jóvenes, se reduce al punto mínimo cuando nos acercamos a los 50 años y luego comienza un ascenso sostenido— ha sido ampliamente reportada en estudios de investigación y en la prensa popular.

Pero lo sorprendente es que la felicidad no se corresponde con el optimismo. De hecho, el optimismo con respecto al futuro de las personas de más de 60 y 80 años es el más bajo de todos. Una manera de interpretar esto es que la falta de optimismo representa una cierta satisfacción con la vida. “Yo no espero nada nuevo”, dice Ruth, una participante del estudio. “Simplemente, me encanta mirar los pájaros. Me encanta nadar afuera cuando la temperatura es cálida. Me encanta jugar al tenis de mesa. Me gusta hacer ejercicio y mover los músculos. Solo se trata de una mayor cantidad de lo que amo hacer”.

Algo interesante: los participantes de la encuesta de entre 40 y 50 años reportaron menos felicidad, pero niveles mucho más altos de optimismo.

El poder de los objetivos simples

Aproximadamente 2 de cada 3 de los adultos de mayor edad —80 o más— dijeron que están viviendo “la mejor vida posible” o algo que se le aproxima mucho, en comparación con solo el 20% de los adultos más jóvenes. Esta apreciación mejora con cada década, a partir de los 60 años. ¿Qué es lo que motiva ese cambio notable? La comprensión de que el tiempo ahora es limitado. “Psicológicamente, a medida que envejecen, las personas advierten y priorizan lo positivo y dejan ir lo negativo”, dice Louise Aronson, profesora de Geriatría en University of California, San Francisco, y autora de Elderhood: Redefining Aging, Transforming Medicine, Reimagining Life. 

“Es la teoría del constante tictac del reloj: todos tenemos que morir; a medida que nos vamos aproximando, pensamos “bueno, ¿qué es lo que verdaderamente importa? Cuando eres joven tal vez pienses ‛voy a sufrir ahora porque eso valdrá la pena más adelante′. Pero más adelante te das cuenta de que nada de eso te hizo tan feliz como estar con tu familia o dar largas caminatas todos los días”.

Como dice Richard, un planificador financiero retirado de algo más de 70 años: “Hice lo que hice para ganarme la vida, y lo disfruté. Pero una vez que dejé eso atrás, honestamente, no lo extrañé ni diez minutos. Esa no es mi identidad. No es quien soy. Con mi esposa participamos muy activamente en nuestra iglesia. Hemos hecho un par de viajes en misión a Cambodia, Ruanda, Australia, China, para ayudar a cavar pozos de agua potable y construir casas, ese tipo de cosas. Yo considero que eso es quienes somos”.

¿El optimismo es un estilo de vida?

Otra conclusión interesante con respecto al optimismo es que las personas con una visión optimista fueron dos veces más propensas a tener conductas saludables en comparación con quienes tenían una actitud pesimista, y los optimistas esperan vivir 10 años más que los pesimistas. 

“Mis investigaciones indican que los pensamientos positivos sobre el envejecimiento pueden actuar como una protección contra el estrés, aumentar el sentimiento de control sobre la vida —incluso aumentar el deseo de vivir— y motivar buenos hábitos, como seguir una dieta saludable y tomar medicamentos recetados”, dice Becca Levy, profesora de Epidemiología en la Facultad de Salud Pública de Yale.

Parte 4: Las relaciones

Los amigos son fantásticos, pero la familia está primero

En todas las edades, los miembros de la familia contribuyen más que los amigos a la sensación de alegría y propósito que experimenta una persona. “La familia son aquellas personas en quienes puedes confiar, las personas que te ven y te aceptan”, dice Aronson. Pero también señala que el término “familia” puede adoptar una definición más amplia para muchos.

Si te encuentras en el grupo cada vez más grande de adultos mayores solteros, o si no tienes muchos familiares cercanos, “considera hacer a tus amigos tu familia elegida”, sugiere Aronson. Para los adultos más jóvenes, agrega, “este es el momento de hacer conexiones con personas que puedan acompañarte en las próximas décadas”.

Decir “nos fuimos alejando naturalmente” es en gran medida un mito

Hay un sostenido aumento lineal en cómo clasificamos a nuestras amistades cercanas a lo largo del tiempo. Al llegar a los 80 años, el 85% de las personas describen sus conexiones humanas como excelentes o muy buenas, un aumento con relación al 56% de quienes tienen menos de 40 años. Y la mayoría dicen que han estado en el mismo nivel los últimos cinco años.“No hay nada más importante”, dice Aronson.

Parte 5: Las etapas de la vida

¿Los 60 son los nuevos 40?​

Crisis de la mediana edad, ¡hazte a un lado! Según las respuestas de la encuesta, la década que comienza a los 60 años es el punto de inflexión en cuanto a los cambios de actitud que hemos descrito con respecto a la longevidad, las relaciones, el bienestar y la salud. La inquietud por la expectativa de vida disminuye, mientras que las preocupaciones por la salud cerebral, el vigor, el sentido de la vista y la salud emocional comienzan a aumentar una vez pasados los 60 y 70 años. Nuestra valoración de la conexión con amigos y familiares aumenta. Como se mencionó antes, también encaramos la salud física con mayor seriedad.

“Es un momento en que muchas personas se detienen y dicen: ‘Oh, mi salud no está garantizada. De verdad tengo que hacer cosas para que al menos esté estable... y mejorarla’. Yo diría que la ventana pico en la que veo esto en mis pacientes es entre los 50 y los 70 años”, dice Friedman, director fundador del programa Lifestyle Medicine en el Highland Hospital, afiliado a University of Rochester.

En el caso de Richard, un participante del estudio, lo que lo hizo reaccionar fue un programa que vio en televisión sobre un hombre mayor activo en su industria. “Cuando yo era joven, recuerdo que la expectativa de vida era 65. Te jubilas a los 65, mueres a los 67. Básicamente, es así”, dice. “Ahora, tengo 70 años, y la expectativa de vida está más cerca de los 80. Pero recuerdo ver que eso le sucedió a un administrador de carteras de inversiones, un gerente de fondos mutuos. CNBC hizo una nota sobre él, tenía algo más de 70 años, todavía hacía ejercicio, todavía estaba en forma, todavía brillaba. Y me dije “bueno, mira, tal vez yo no deba morirme a los 65. Si él puede hacerlo, yo también puedo”. 

¿Tienes miedo a morir? No. ¿Estás listo? Tal vez

“Las personas no le temen a la muerte”, dice Whitman, de AARP. De hecho, los datos de la encuesta indican que el temor disminuye con la edad. Algo que preocupa más es el control de las circunstancias. “Las personas quieren tener opciones y autocontrol al momento de morir". La mayoría aprueba la asistencia médica para la muerte.

Sin embargo, es recién después de los 80 años que muchos reportan hacer los planes necesarios que ayudarán a la familia y al equipo médico a comprender y llevar a cabo sus deseos para el final de la vida. Lo mismo ocurre con los planes para la distribución de activos, el funeral y el entierro. La mayoría de los participantes de la encuesta no completaron documentos médicos —como directivas anticipadas, poderes para atención médica u órdenes de no resucitar— antes de los 70 u 80 años. Y los planes sobre la herencia, el entierro y el funeral a menudo se postergaron hasta los 80 años o más.

Parte 6: Nuestros últimos años

¿Tienes miedo a morir? No. ¿Estás listo? Tal vez

“Las personas no le temen a la muerte”, dice Whitman, de AARP. De hecho, los datos de la encuesta indican que el temor disminuye con la edad. Algo que preocupa más es el control de las circunstancias. “Las personas quieren tener opciones y autocontrol al momento de morir". La mayoría aprueba la asistencia médica para la muerte.

Sin embargo, es recién después de los 80 años que muchos reportan hacer los planes necesarios que ayudarán a la familia y al equipo médico a comprender y llevar a cabo sus deseos para el final de la vida. Lo mismo ocurre con los planes para la distribución de activos, el funeral y el entierro. La mayoría de los participantes de la encuesta no completaron documentos médicos —como directivas anticipadas, poderes para atención médica u órdenes de no resucitar— antes de los 70 u 80 años. Y los planes sobre la herencia, el entierro y el funeral a menudo se postergaron hasta los 80 años o más.

Nota a tus hijos adultos: relájense

Como ya mencionamos, las preocupaciones, temores y perspectivas sobre el futuro fueron más negativas a los 40 o 50 años, ya sea sobre el dolor crónico, el deterioro de la visión, las finanzas, la expectativa de vida, la salud emocional o el desempeño sexual. Pero las personas del estudio con la mayor experiencia real de vida —las de 85 años o más— reportan que en casi todas las categorías importantes, la vida resultó como esperaban. Tanto como el 90% dijeron que ese fue el caso en las relaciones importantes, las condiciones de vivienda, la agilidad mental, las finanzas y la movilidad. Este positivismo sobre el envejecimiento no es solo la cereza del pastel. Tal como lo indica la investigación de Levy, puede mantenerte más saludable, más feliz y con más agilidad mental. Los adultos más jóvenes pueden cultivar actitudes positivas hacia el envejecimiento apreciando los puntos fuertes de las personas mayores en su vida, dice la profesora de Yale. Su recomendación: “Crea una cartera de imágenes positivas sobre el envejecimiento con cuatro ejemplos de personas mayores a las que admires”.

Christine, una de las participantes del estudio, es un buen ejemplo. “Estoy feliz de estar aquí hoy”, dice. “Por supuesto, tengo algunos problemas de salud que me irritan. Interfieren en la forma en que hago todo lo que quiero hacer. Pero son pocas las personas que a los 73 años pueden hacer todo lo que quieren hacer. Obviamente, están los destacados, los corredores o los atletas de alto rendimiento. No. Yo quiero disfrutar de la vida, no matarme tratando de vivirla. Quiero estar cómoda, con un techo sobre la cabeza y comida en la mesa, poder viajar, disfrutar el tiempo con mi esposo".

Y Ruth es otro buen ejemplo: “Envejecer es envejecer. Es algo que sucede. Puede ser bueno si tienes la actitud correcta. Puede ser terrible si no lo aceptas y piensas en todos los achaques y dolores que antes no tenías”. Tal como indica el estudio, la mayoría elige la actitud correcta.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.