Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Qué hornear ahora

Pasteles, panquecitos y panes que son un poco más saludables, ¡y realmente deliciosos!

Pastel de chocolate

THERESA RAFFETTO

In English | Aunque durante décadas he mantenido una pérdida de peso de 70 libras, todavía me encanta el chocolate. Es más, me encantan los postres. Punto. Y en verdad los como mucho más seguido de lo que uno se imaginaría. Tengo mucho cuidado de que mis comidas no contengan azúcares escondidos (¿sabías que dos cucharadas de aderezo embotellado para ensalada pueden tener más azúcar que una galleta?) para así poder disfrutar postres sin sobrepasar las cantidades diarias recomendadas de azúcar.

Sé que no soy la única a la que se le antojan chocolate y cosas dulces y está horneando más en general en estos días en que estamos en casa. En vez de seguir una receta con muchísimas calorías que realmente podría hacerte retroceder en tu progreso, espero que pruebes una de estas.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Pasteles de chocolate que son más que un sueño

He soñado con comer un suntuoso pastel de chocolate sin harina como este durante años; soy una de esas personas que dice “no existe tal cosa como un pastel de chocolate demasiado suntuoso”. Incluso cuando hago dieta, tengo que “hacer trampa” con el chocolate de vez en cuando solo para mantener mi salud mental.

Y después llegó este pastel. Es de lo más suntuoso, y me gusta mucho más que cualquier otro pastel de chocolate y café expreso sin harina que haya comido. Además, contiene 6 gramos de fibra, así que realmente no te hace sentir culpable.

Si quieres impresionar a tus amigos (cuando puedas verlos) o si estás sola en la cuarentena, guarda algunos en el congelador, sin hornearlos, en los ramequines colocados dentro de un recipiente hermético. Cuando necesites un postre rápido, coloca los ramequines en una bandeja de vidrio que tenga un poco de agua, como se describe abajo, y hornéalos unos 30 a 32 minutos.

Ingredientes

  • Aceite en aerosol de sabor a mantequilla
  • 1/4 taza de puré de manzana sin endulzar
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 4 claras de huevo grandes
  • 1 taza de azúcar morena clara u oscura (no compactada)
  • 3/4 taza de polvo de cacao sin endulzar
  • 1/4 cucharadita de granos de café expreso finamente molido (o 1/2 cucharadita de café instantáneo)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de azúcar en polvo, opcional
  • 4 frambuesas, opcional
  • Cuatro ramequines de 3 1/2 pulgadas de diámetro (o cualquier recipiente de suflé o tazones a prueba de calor que tengan al menos unas cuantas pulgadas de alto)

Precalienta el horno a 350° F.

Rocía abundantemente el aceite en aerosol en cuatro ramequines de 3 1/2 pulgadas de diámetro. Colócalos uno junto al otro en una bandeja para hornear de 8 x 8 pulgadas. Añade agua a la bandeja hasta que llegue a la mitad de los ramequines.

Usa un batidor o una espátula resistente para mezclar el puré de manzana, la vainilla, las claras y el azúcar morena en un tazón grande hasta que queden bien combinados. Añade el polvo de cacao, el café expreso y la sal. Mezcla hasta que se combinen y no queden grumos. Divide en partes iguales entre los cuatro ramequines (cada uno se llenará unas dos terceras partes).

Hornea unos 21 a 24 minutos, hasta que la parte superior se vea sedosa, un poco inflada y al insertar un palillo en el centro salga un poco húmedo (no lo dejes cocer tanto que el palillo salga seco). Sácalos del horno y, con cuidado, transfiere los ramequines desde el agua en la bandeja para hornear a una rejilla para enfriar. Déjalos enfriar de 5 a 10 minutos. Después voltea cada uno de los ramequines en un plato de postres. Déjalos reposar 1 minuto y luego levanta lentamente el ramequín (los pasteles deben salir por sí solos; si no salen, pasa un cuchillo por el borde para aflojarlos). Déjalos enfriar otros 5 a 10 minutos. Usa un cernidor fino para esparcir uniformemente un poco de azúcar en polvo sobre cada pastel, si lo deseas. Si tienes frambuesas, coloca una en el centro de cada pastel. Sírvelos de inmediato.

Rinde 4 pasteles. Cada porción (1 pastel) contiene: 203 calorías, 7 g de proteína, 46 g de carbohidratos, 2 g de grasa, 1 g de grasa saturada, 0 mg de colesterol, 6 g de fibra 364 mg de sodio.

Receta de The Most Decadent Diet Ever!, de Devin Alexander © 2008 Devin Alexander

Pan de maíz

Cortesía de Devin Alexander

Pan de maíz para satisfacer el antojo de la comida rápida

Si eres principiante o te da nervios hornear, esta receta es una gran opción. Este pan de maíz requiere solo ingredientes básicos y no necesitas un batidor. Es excelente para el desayuno, el almuerzo o la cena con tu chili favorito bajo en grasa.

Ingredientes

  • Aceite en aerosol de sabor a mantequilla (o aceite de canola o aguacate en aerosol)
  • 3/4 taza de harina de maíz amarillo
  • 1 1/4 taza de harina sin blanquear
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 taza de yogurt de vainilla sin grasa (usa cualquier yogurt natural o de vainilla; si usas uno natural, agrega 1 cucharadita de extracto de vainilla)
  • 4 claras de huevo ligeramente batidas (usa 2 huevos enteros si estás “conservando” y no te molestan las grasas/calorías extra)
  • 3/4 taza de azúcar
  • 3/4 taza de leche descremada (o cualquier leche no láctea que tengas a la mano)
  • 1 cucharada de extracto puro de vainilla
  • 1 cucharada de mantequilla, derretida
  • 1 jalapeño pequeño cortado en rodajas delgadas, si lo deseas

Precalienta el horno a 400º F. Rocía con aceite en aerosol una charola o bandeja antiadherente para hornear de 8 x 8 pulgadas.

En un tazón mediano, combina la harina de maíz, la harina, el polvo de hornear y la sal. Déjalo reposar.

En un tazón grande, con un batidor o cuchara resistente, mezcla el yogurt, las claras de huevo y el azúcar hasta que queden combinados. Mezcla la leche, la vainilla y la mantequilla. Después agrega los ingredientes secos y revuélvelos hasta que se combinen. Vierte la mezcla en el molde ya preparado. Coloca las rodajas de jalapeño uniformemente por encima, si los usarás. Hornea el pan por unos 28 a 35 minutos o hasta que un palillo insertado en el centro salga con algunas migajas pegajosas (debido al contenido bajo en grasa, no se “secará” hasta que se cueza de más; debe estar pegajoso, pero no mojado). Retira el pan del horno y déjalo enfriar 10 minutos. Córtalo en 10 piezas iguales. Sírvelo caliente o guárdalo en un recipiente de plástico hermético en el refrigerador o congelador para comerlo después.

Rinde 10 porciones. Cada porción (1 pieza) contiene: 178 calorías, 5 g de proteína, 36 g de carbohidratos, 2 g de grasa, <1 g de grasa saturada, 1 g de fibra.

Receta adaptada de Fast Food Fix, de Devin Alexander © 2006 por Devin Alexander. Permiso otorgado por Rodale, Inc., Emmaus, PA 18098. 

Tarta de manzana sin masa

MITCH MANDEL

Tarta de manzana sin masa

En la escuela culinaria acostumbraba a hacer una tarta muy similar a esta, pero tenía una masa con suficiente mantequilla para requerir una semana de ejercicios. Ahora la como desnuda, es decir, sin masa. Prefiero el aspecto de esta “tarta” cuando se hornea en un molde redondo u ovalado, pero puedes usar un molde cuadrado o rectangular de tamaño similar si es necesario.

Ten en cuenta que la tarta se cocina por un buen rato, lo que permite que las manzanas se transformen en capas de delicias suaves y dulces. La parte superior de la tarta empezará a verse quemada, pero no te preocupes, no se quemará. Es simplemente el resultado del jugo y la canela caramelizando las manzanas; ¡oh, qué dulce!

Ingredientes

  • Aceite en aerosol de sabor a mantequilla (o aceite de canola o aguacate en aerosol)
  • 2 manzanas crujientes grandes (como Golden Delicious, Granny Smith, Pink Lady o Honey Crisp), peladas
  • 3/4 taza de jugo de manzana 100% natural (no de concentrado)
  • 2 cucharas de azúcar de coco (o sustituye azúcar morena clara u oscura no compactada)
  • 2 cucharaditas de mantequilla sin sal, derretida (también puedes usar mantequilla con sal)
  • 1 cucharadita de canela en polvo

Precalienta el horno a 425° F. Rocía ligeramente con aceite en aerosol un recipiente de cerámica o vidrio para tartas, de 10 pulgadas.

Corta las manzanas por la mitad a lo largo y quítales el corazón. Rebana cada mitad a lo largo, formando rebanadas muy delgadas. Empezando por los bordes exteriores del recipiente, acomoda las rebanadas de manzana horizontalmente, en círculos sobrepuestos estrechamente en el fondo del recipiente, hasta usar todas las rebanadas de manzana (formarán el patrón de un pimpollo de flor o rosa).

En un tazón pequeño, bate el jugo de manzana, el azúcar, la mantequilla y la canela hasta que quede bien combinado (el azúcar y la canela no se disolverán completamente). Vacía la mitad de la mezcla del jugo de manzana de manera uniforme sobre las manzanas. Reserva la mitad restante.

Hornea durante 30 minutos. Vacía la mezcla reservada sobre todas las manzanas. Hornea unos 25 a 30 minutos más, o hasta que las manzanas estén muy tiernas y el glaseado se haya caramelizado por encima y alrededor de los bordes de la tarta (debe verse casi quemada, de color café oscuro pero no negro). Déjala enfriar 5 minutos, después divídela entre 4 platos o recipientes y sírvela.

Rinde 4 porciones. Cada porción (1/4 de la tarta) contiene: 120 calorías, rastros de proteína, 27 g de carbohidratos (21 g de azúcar), 2 g de grasa, 1 g de grasa saturada, 5 mg de colesterol, 3 g de fibra, 20 mg de sodio.

Crédito por la receta: reimpreso del libro The Biggest Loser Dessert Cookbook, de Devin Alexander © 2010 por Universal Studios Licensing LLLP. The Biggest Loser (TM), NBC Studios, Inc. y Reveille LLC. Permiso otorgado por Rodale, Inc., Emmaus, PA 18098. 


dynamic a logo mark for a a r p

Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Galletas delgadas de praliné de pecanas

Cuando mis amigos de Facebook se enteraron de que estaba trabajando en un libro de postres únicamente, de inmediato me inundaron con peticiones para volver a crear los postres clásicos favoritos altos en calorías. Una de las peticiones más populares fue el pastel de nueces pecanas. Estas exquisitas galletas, que tienen muchas menos calorías y menos grasa que el pastel de pecanas, son una oda a esas peticiones.

Nota: los paquetes de pecanas que dicen “tostadas en seco” (dry-roasted) son perfectos para esta receta. Solo asegúrate de que las nueces no estén crudas; las galletas no tendrán tanto sabor.

Ingredientes

  • Aceite en aerosol de sabor a mantequilla
  • 1 clara de huevo grande
  • 2 cucharadas de azúcar de coco (también funciona el azúcar morena clara u oscura no compactada)
  • 1/3 taza de pecanas finamente picadas, tostadas en seco y sin sal (si no tienes, usa nueces regulares finamente picadas)

Precalienta el horno a 350° F. Rocía abundante aceite en aerosol en 8 cavidades de un molde antiadherente estándar para panquecitos (muffins).

Bate la clara de huevo y el azúcar hasta que el azúcar se disuelva completamente. Añade las pecanas y revuelve hasta que queden bien combinadas. Con una cuchara, vierte la mezcla (cerca de 1 cucharada) en el molde preparado para panecillos, asegurándote de distribuir las pacanas en cantidades iguales en cada cavidad.

Hornea unos 8 a 12 minutos, o hasta que las galletas estén ligeramente crujientes en las orillas, teniendo cuidado de no quemarlas. Enfría el molde en una rejilla durante 5 minutos o hasta que las galletas se enfríen un poco. Transfiérelas a una rejilla de enfriar y déjalas enfriar completamente. Sírvelas de inmediato o guárdalas en un recipiente para galletas hasta por 5 días.

Rinde 4 porciones. Cada porción (2 galletas) contiene: 95 calorías, 2 g de proteína, 7 g de carbohidratos (5 g de azúcar), 7 g de grasa, <1 g de grasa saturada, 0 mg de colesterol, <1 g de fibra, 27 mg de sodio.

Crédito por la receta: reimpreso del libro The Biggest Loser Dessert Cookbook, de Devin Alexander © 2010 por Universal Studios Licensing LLLP. The Biggest Loser (TM), NBC Studios, Inc. y Reveille LLC. Permiso otorgado por Rodale, Inc., Emmaus, PA 18098. 

Pequeños panquecitos de limón y semillas de amapola

Si eres como yo y te apasiona lo dulce, estos panquecitos son la solución perfecta. Aunque suelo comerlos en el desayuno después de que me he “portado bien” y he comido un omelette de claras de huevo, en verdad son perfectos para cualquier hora del día. Son pequeños, pero te satisfacen. Con tan solo unas 40 calorías y medio gramo de grasa cada uno, ¿cómo te puede ir mal con uno... o dos?

Ingredientes

  • Aceite en aerosol de sabor a mantequilla (o aceite de canola o aguacate en aerosol)
  • 1 taza de harina de avena integral (o harina para todo uso)
  • 1⁄4 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1/4 cucharadita de polvo de hornear
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1⁄2 taza de yogurt de vainilla liviano (o cualquier yogurt de vainilla, de limón o natural que tengas)
  • 3 claras de huevo grandes (o 1 huevo y 1 clara de huevo)
  • 1/3 taza de miel
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1⁄2 cucharadita de extracto de limón amarillo
  • 1 cucharada de cáscara de limón rallada (o 3 cucharadas de ralladura de limón fresco)
  • 2 cucharaditas de semillas de amapola (o nueces o almendras tostadas en seco y picadas)

Precalienta el horno a 350° F. Rocía aceite en 20 cavidades de un molde para minipanquecitos. En el tazón de un procesador de alimentos adaptado con la cuchilla metálica, procesa la harina durante aproximadamente 1 minuto o hasta que tenga la consistencia de la harina común, que no queden granos gruesos. Combina la harina, el bicarbonato de sodio, el polvo de hornear y la sal. Cierne la mezcla dos veces. (Si no tienes un cernidor, pon la mezcla en un tamiz y solo dale golpecitos con la mano sobre un tazón hasta que quede “cernido”).

En un tazón mediano, combina el yogurt, las claras de huevo, la miel, el extracto de vainilla y el extracto de limón con una espátula o un batidor resistente hasta que queden bien mezclados. Vierte la mezcla de harina reservada hasta que se combine bien. Agrega la cáscara de limón y las semillas de amapola (o nueces). Con una cuchara, vierte la mezcla en las 20 cavidades de panquecito preparadas.

Hornea entre 9 y 11 minutos, o hasta que un palillo insertado en el centro de un panquecito salga pegajoso (no mojado, pero las migajas pegajosas están bien). Enfríalos 5 minutos dentro del molde sobre una rejilla y luego transfiere los panquecitos a la rejilla.

Rinde 20 minipanquecitos. Cada panquecito contiene: 41 calorías, 1 g de proteína, 8 g de carbohidratos, <1 g de grasa (rastros de saturada), rastros de colesterol, <1 g de fibra, 64 mg de sodio.

Receta adaptada del libro The Biggest Loser Cookbook, de Devin Alexander © 2010 por Universal Studios Licensing LLLP. The Biggest Loser (TM), NBC Studios, Inc. y Reveille LLC. Permiso otorgado por Rodale, Inc., Emmaus, PA 18098. 

Devin Alexander es autora de libros de cocina de gran éxito en ventas, según la lista del New York Times. Puedes encontrar más de sus recetas en devinalexander.com (en inglés).

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO