Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Cómo descifrar las nuevas etiquetas de alimentos

En el 2020 verás porciones más grandes y cambios importantes en azúcares y grasas.

Una mujer lee la etiqueta nutricional de un frasco

KALI NINE LLC/GETTY IMAGES

In English | Si tu propósito para el nuevo año es comer de manera más saludable, puede que estés de suerte. Aunque las etiquetas de alimentos son notoriamente confusas, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) acaba de aclararlas con la introducción de varias actualizaciones importantes.

Si bien los cambios se han estado preparando desde el 2016, la mayoría de los fabricantes tenían hasta este mes para cumplir con los requisitos. (Las compañías con menos de $10 millones en ventas anuales de alimentos tienen hasta el 1.º de enero del 2021, y los fabricantes de azúcares de un solo ingrediente, como la miel y el jarabe de arce, tienen hasta el 1.º de julio del 2021 para hacer los cambios). "La etiqueta anterior se ha usado durante más de 20 años, pero la cantidad que las personas comen y beben en una porción ha cambiado desde entonces, al igual que algunas de las investigaciones sobre ciertos nutrientes", dice Angel Planells, nutricionista de Seattle y portavoz de la Academia de Nutrición y Dietética para medios nacionales.

A continuación, un vistazo a algunos cambios clave y lo que significan, en particular para las personas mayores de 50 años.

Porciones más realistas

Para reflejar mejor la cantidad que las personas consumen realmente de una vez, los paquetes que contienen entre una y dos porciones (como una lata de sopa de 15 onzas) ahora necesitan ser etiquetados como una sola porción. El razonamiento, según Claudine Kavanaugh, directora de la Oficina de Nutrición y Etiquetas de Alimentos de la FDA, es que la mayoría de las personas consumirán la lata entera (o bolsa o caja) de una vez. Si un paquete tiene más de dos porciones, como una pinta de helado, los fabricantes ahora deben proveer etiquetas con dos columnas para mostrar, lado a lado, la cantidad de calorías y nutrientes por porción y por paquete. "Con las etiquetas de dos columnas, las personas pueden entender más fácilmente cuántas calorías y nutrientes ingieren si consumen el paquete entero de una vez", dice Kavanaugh. Esta información es particularmente importante para los adultos mayores: "A medida que envejecemos, el metabolismo tiende a disminuir y nos volvemos menos activos, lo que significa que no podemos permitirnos comer tanto de una vez", señala Planells.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Se revelan los azúcares añadidos

Anteriormente, los fabricantes solo tenían que incluir los azúcares totales en las etiquetas de alimentos. Pero eso no diferencia entre los azúcares añadidos —los que se agregan intencionalmente y aumentan el riesgo de enfermedades, como la obesidad y la diabetes tipo 2— y los azúcares que están presentes de forma natural en alimentos integrales, como las frutas y los productos lácteos. Ahora las etiquetas tienen que incluir ambos. "Esto es particularmente importante para los adultos mayores, quienes tienen un riesgo más alto de desarrollar diabetes tipo 2 y necesitan controlar el consumo de azúcares añadidos", indica Maria Elena Fraga, administradora del programa de diabetes de Mount Sinai Health System en la ciudad de Nueva York. La FDA recomienda que no más del 10% de tus calorías diarias deben provenir de azúcares añadidos, y la American Heart Association es aún más estricta: establece un límite de 9 cucharaditas (36 gramos) para los hombres y 6 cucharaditas (25 gramos) para las mujeres.

Una comparación de la etiqueta nutricional original y la nueva

FDA

Nueva información nutricional

Ahora se requiere que la vitamina D y el potasio —ambos importantes para la salud ósea— se incluyan en las etiquetas de nutrición. Esto es importante para los adultos mayores, ya que es más probable que tengan deficiencia de estos nutrientes, dice Fraga. Las vitaminas A y C ya no se incluirán en las etiquetas, agrega, porque la mayoría de la gente tiende a ingerir suficiente de cada una en su dieta.

Enfoque en ciertas grasas

En el pasado, las etiquetas de alimentos no solo contenían la información de grasas totales, grasas saturadas y grasas trans, sino que también mostraban las calorías totales de todos esos tipos de grasa combinados. Pero las calorías totales se han eliminado "porque las investigaciones muestran que el tipo de grasa es más importante que la cantidad", dice Kavanaugh. Específicamente, debes tratar de evitar las grasas trans y limitar las grasas saturadas, que pueden aumentar el colesterol. La American Heart Association recomienda obtener menos del 6% de tus calorías diarias de grasas saturadas. De modo que si comes alrededor de 2,000 calorías al día, no más de 120 deben provenir de grasas saturadas. (Eso es aproximadamente 13 gramos; las etiquetas presentan las medidas en gramos).

Se destaca la cantidad de calorías

En la nueva etiqueta, la cantidad de calorías se muestra de manera prominente con letra grande y en negrita. "Sobresale de verdad; es imposible no verla", dice Planells. El propósito de esta actualización es hacerte más consciente sobre lo que comes. También es importante entender que el porcentaje del valor diario que aparece en el lado derecho de la etiqueta se basa en el consumo de 2,000 calorías al día, un número que es alto para muchos adultos mayores. Una mujer sedentaria de 55 años, por ejemplo, solo necesita alrededor de 1,600 calorías, según las recomendaciones alimentarias para estadounidenses (Dietary Guidelines for Americans). Ten eso en cuenta cuando mires el porcentaje del valor diario de los macronutrientes, como los carbohidratos y las grasas. De forma similar, cuando mires el sodio, asegúrate de mirar la cantidad total de miligramos y no el porcentaje del valor diario. Esto se debe a que los porcentajes en las etiquetas se basan en la recomendación de 2,300 mg de sodio al día, pero la mayoría de los adultos de 50 años o más deben tratar de consumir menos de 1,500 mg, explica Planells.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO