Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Cómo los accesorios ortopédicos pueden ayudarte a correr por más tiempo

¿Dolor de pie, tobillo o rodilla? Puede que necesites unas zapatillas deportivas nuevas, unas plantillas o accesorios ortopédicos.

Un pie se posa sobre una plantilla ortopédica

MICHELANGELO OPRANDI / ALAMY STOCK PHOTO

In English | Si sientes más dolor que antes en los pies, las pantorrillas o las rodillas cuando trotas o corres, puede que sea el momento de hacer un cambio en el calzado. A medida que uno se acerca a los 50 años, los cambios graduales, como la pérdida de grasa plantar, pueden provocar dolores y molestias palpables, dice el podiatra Paul Langer, que se especializa en medicina deportiva en Twin Cities Orthopedics, en Minneapolis.

Junto con la pérdida de grasa plantar, la pérdida natural de elasticidad en los pies y las piernas —combinada con el golpeteo repetido de 1,000 a 1,500 pasos por cada milla corriendo— puede dar lugar a una serie de problemas en los pies y las extremidades inferiores. Estos incluyen la fascitis plantar, que causa dolor en el talón; la tendinitis de Aquiles, en el tendón que conecta el músculo de la pantorrilla con el hueso del talón; la artritis en la articulación del dedo gordo del pie; y la metatarsalgia, que causa dolor en el antepié.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


¿La buena noticia? Los accesorios ortopédicos temporales adecuados pueden aliviar o eliminar el dolor de la mayoría de estos problemas, y también pueden ayudar a aquellos cuyos pies planos o arcos altos comienzan a causar dolores más tarde en la vida. Los accesorios permanentes en los zapatos también pueden ser útiles para los corredores que tienen alguna anomalía en su cuerpo, como que una pierna sea más larga que la otra.

Encuentra el accesorio adecuado para ti

Dicho esto, encontrar la plantilla correcta puede requerir un poco de prueba y error. “Siempre les digo a mis pacientes que prescribir accesorios ortopédicos no es lo mismo que recetar medicamentos”, dice Langer. “No sabemos la dosis correcta, y eso es en parte porque no podemos saber cuándo el paciente está cómodo. Y no sabemos qué tipo de alivio de presión o corrección se necesita para hacer que el dolor de la persona desaparezca. Cada persona es muy particular en cuanto a cómo podría responder a los cambios de calzado, o lo que llamamos ‘intervención biomecánica’”, agrega.

Para empezar, querrás visitar un podólogo —idealmente uno que practique medicina deportiva—. La página web de la American Podiatric Medical Association (apma.org) tiene una lista de podólogos que también son miembros de la American Academy of Podiatric Sports Medicine. Lleva tus zapatillas deportivas y tus calcetines actuales a la primera consulta. Un estudio realizado en Australia, señaló que entre el 68 y el 78% de la población usan zapatos que no les quedan bien. Un podólogo puede revisar los tuyos para ver si son los adecuados para tus pies, señala Kathleen Stone, podóloga y expresidenta de la APMA.

Lo que una alfombra de presión te puede decir

Con la alfombra de presión computarizada, que la mayoría de los podólogos deportivos utilizan para comprobar la forma de andar descalzos y de correr de sus pacientes, tanto sin como con zapatillas deportivas, el diagnóstico de los problemas de los pies de los corredores se ha hecho mucho más fácil y preciso.

Los patrones de movimiento, dice Langer, “son tan únicos como nuestra firma”. Nuestros cuerpos están programados para moverse de la manera menos dolorosa y más eficiente metabólicamente. Los expertos están de acuerdo en que cambiar el patrón de correr natural de un paciente no es práctico para los corredores mayores. “He tenido muchos pacientes que vienen con problemas en el tejido metatarsiano, o fracturas por presión, porque cambiaron su forma de correr”, dice Langer. “A veces uso la alfombra de presión computarizada para ayudar a educar a mis pacientes sobre por qué y cuándo tienen dolor”.

Consejos para evitar las lesiones al correr

Las medidas inteligentes que debes tomar para salvar tus pies.

Consigue los zapatos adecuados.

Usa el escáner de pies en una buena tienda de zapatos para obtener una talla y un tipo de zapato exactos. Después de eso, prueba varios pares y elige el que te resulte más cómodo. Considera también la posibilidad de comprar dos pares: las investigaciones demuestran que alternar regularmente las zapatillas deportivas ayuda a evitar las lesiones.

Estira y fortalece.

Si bien tanto el entrenamiento de fuerza como el estiramiento después de correr son importantes para los corredores, el entrenamiento de fuerza puede ser más crítico para evitar lesiones, dice Langer. La tendinitis de Aquiles, una de las lesiones más comunes en corredores mayores de 40 años, por ejemplo, se puede curar en seis u ocho semanas haciendo elevaciones excéntricas de la pantorrilla o ejercicios del tendón de Aquiles, que también mejoran la elasticidad.

Tanto Langer como Stone subrayan la importancia de usar la menor corrección posible para que el paciente se sienta cómodo. “Raramente uso accesorios ortopédicos [hechos a medida] como punto de partida”, dice Langer, “y raramente los uso por sí solos”.

A veces lo único que se necesita son unas zapatillas deportivas nuevas. Probarse diferentes tipos de zapatos y luego analizar el impacto del pie en la alfombra de presión puede ayudar a identificar los diferentes modelos para solucionar el problema, dice Langer. Un zapato más rígido, por ejemplo, estabiliza mejor el mediopié al quitar algo de presión de una articulación artrítica del dedo gordo del pie.

Hablemos de las plantillas y los accesorios ortopédicos de venta libre

Mientras que los pacientes de pie plano y de arco alto suelen beneficiarse de los accesorios ortopédicos hechos a medida que llevan en sus zapatillas deportivas, las plantillas provisionales de venta libre a menudo pueden resolver otros problemas. Langer dice que clasifica las soluciones en a corto, medio y largo plazo (o permanente). Hay investigaciones, por ejemplo, que indican que las plantillas de venta libre pueden reducir la tensión de la fascia plantar entre un 25 y un 35%. Y el tratamiento de este problema suele ser a corto plazo.

La artritis, por otro lado, es una condición de por vida que puede empeorar con el tiempo. Así que el paciente con artritis puede necesitar tanto un zapato más estructurado como accesorios ortopédicos a medida para ayudar a reducir el dolor y mejorar la función. Los estudios han demostrado que el 67% de las personas con artritis tienen menos dolor en un zapato más estructurado que tenga un balancín en la parte delantera. Hoka One One y New Balance, entre otras marcas, tienen zapatos con esta característica.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


En la mayoría de los casos, la primera consulta con el podólogo suele dar lugar a que el médico prescriba una almohadilla o plantilla de venta libre para que el paciente la use durante dos a cuatro semanas. En la próxima consulta, se puede prescribir una solución a medio o largo plazo, junto con ejercicios para que el paciente haga en casa. Para algunos, también se programará una terapia física.

El costo de los accesorios ortopédicos a medida

En caso de que se avance a los accesorios ortopédicos a medida, espera que cuesten entre $250 y $600, y en ocasiones hasta $1,000. (Las plantillas de venta libre, disponibles en la mayoría de las farmacias, cuestan unos $40). El mejor método para conseguir un ajuste adecuado es mediante el uso de la computadora de imágenes de pies en el consultorio médico, o como usa Stone, rayos X de los pies.

Es raro que el seguro reembolse los gastos, excepto en el caso de las personas con neuropatía diabética. La vida de los accesorios ortopédicos a medida puede variar entre seis meses y 20 años, dependiendo del tipo de material del que estén hechos; pero muchos accesorios ortopédicos pueden ser reparados. Los corredores deben ser reevaluados por su podólogo al menos una vez al año.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO