Skip to content

Guías para el cuidado de una persona mayor: aprovecha estos recursos e información.

 

Los cinco mejores alimentos para nutrir el cerebro

Nutrientes que debes incluir en tu dieta para mejorar la memoria.

In English |  Piénsalo por un momento: los alimentos que consumes tienen un impacto enorme en tu cuerpo y afectan desde los niveles de energía hasta la salud cardíaca y más. Tu cerebro no es la excepción; según investigaciones, hay cosas como la dieta MIND (dieta mediterránea de intervención para el retraso neurodegenerativo), la cual se centra en grupos específicos de alimentos que benefician el cerebro, que están relacionadas con una mejor salud cerebral, así como con la prevención de la demencia.

Las investigaciones también muestran que dichos beneficios no se pueden obtener a través del consumo de los mismos nutrientes en forma de suplementos. Aunque no se comprende completamente el por qué, los expertos piensan que podría ser por la manera en que las pastillas y los alimentos se metabolizan de modo distinto en nuestros cuerpos.

Aquí presentamos lo que los expertos afirman son los cinco alimentos principales que debes consumir para tener una buena salud cerebral, y maneras fáciles de incluirlos en tu dieta.

Vegetales verdes

GETTY IMAGES

Vegetales de hoja verde

Entre todos los alimentos incluidos en la dieta MIND, desarrollada por investigadores del Rush University Medical Center en Chicago, los vegetales de hoja verde se destacan como una categoría especialmente importante.

Según investigadores, en un estudio publicado en la revista Neurology (en inglés), las personas de 58 a 99 años que consumen media taza colmada de vegetales de hoja verde cocidos, o una taza colmada de verduras crudas como la lechuga cada día, tienen menos deterioro cognitivo —equivalente a 11 años menos— que aquellas que casi no consumen vegetales de hoja verde. Los investigadores de la dieta MIND recomiendan consumir por lo menos seis porciones semejantes por semana.

Consume más: Comienza tu día con una tortilla de huevo con col rizada y champiñones; mezcla una taza de espinaca tierna con tu pasta; al servirte la cena, agrega un puñado de rúcula a tu plato primero, y sobre ella, la comida.

Fresas, arándanos y frambuesas

GETTY IMAGES

Bayas

Aunque todas las frutas aportan beneficios nutritivos, solo las bayas parecen tener el poder de mejorar la salud cerebral. Según un estudio publicado en la revista Annals of Neurology (en inglés), las mujeres de 70 años o mayores que consumen una o dos porciones de media taza de arándanos azules y fresas por semana tienen cerebros que funcionan como si fueran dos años y medio más jóvenes que los de las mujeres que casi no consumen bayas.

Los investigadores afirman que puede ser a causa de los compuestos flavonoides en las bayas, especialmente las antocianinas, pigmentos que tienen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias poderosas, lo que les da a las bayas sus bellas tonalidades. Conforme con estos estudios, los investigadores de la dieta MIND sugieren consumir bayas dos o más veces por semana.

Consume más: Mezcla arándanos azules congelados en batidos; agrega rebanadas de fresas a ensaladas con aguacate y nueces; aplasta frambuesas sobre tostadas con mantequilla de maní en lugar de jalea de uva.

Salmón a la plancha y vegetales

GETTY IMAGES

Pescado

Según un estudio del 2016 publicado en la revista Neurology (en inglés), consumir pescado incluso solo una vez por semana puede proteger contra el deterioro cognitivo. Cuando los investigadores monitorearon a más de 900 hombres y mujeres en sus 70 y 80 años durante unos cinco años, hallaron que aquellos que consumen más pescado sufren menos deterioro de la memoria y otras medidas de salud cerebral en comparación con las personas que rara vez consumen pescado o mariscos. Una razón, dicen los científicos: los ácidos grasos Omega-3 que se encuentran en el pescado, que según investigaciones anteriores, pueden proteger el cerebro de variadas maneras.

Sin embargo, los Omega-3 no son las únicas grasas saludables para el cerebro. Los investigadores han hallado que el aceite de oliva extra virgen, por ejemplo, contiene compuestos que pueden eliminar placas y ovillos pequeños en el cerebro, lo que retrasa la evolución de enfermedades.

Consume más: En vez de un sándwich de jamón, consume uno de atún; en lugar de pollo a la plancha, agrega salmón a una ensalada César; haz tacos de pescado con salsa de mango para la cena de los martes.

Diferentes nueces en envases

GETTY IMAGES

Nueces

Cuando se trata de alimentarse para mantener la salud cerebral, está bien volverse un poco loco. Los investigadores recomiendan consumir cinco o más porciones de alimentos como almendras, nueces y pistachos por semana. Según un estudio llevado a cabo por Harvard University, las mujeres de 70 años o mayores que consumen cinco o más porciones de nueces a la semana, por ejemplo, obtienen puntuaciones más altas en pruebas cognitivas en comparación con las mujeres que no consumen nueces en absoluto. Los investigadores dicen que esto puede deberse a la alta concentración de nutrientes en las nueces; investigaciones anteriores las han relacionado con niveles más bajos de inflamación, una reducción en la resistencia a la insulina y niveles mejorados de grasas en la sangre, lo cual puede contribuir a la salud del cerebro.

Consume más: Rocía nueces sobre la avena del desayuno; añade rebanadas de almendras a una ensalada en vez de cubitos de pan tostado; para una merienda fácil, consume un puñado de anacardos y una manzana pequeña.

Batido de chocolate y banana

GETTY IMAGES

Cacao

La prevención del deterioro cognitivo puede ser tan fácil como agregar hierbas o especias a la comida. Los granos de cacao son una fuente principal de flavonoides antioxidantes, que se sabe desde hace mucho tiempo que aportan beneficios a la salud cardíaca. Investigaciones más recientes han hallado que los flavonoides que se encuentran en el cacao también pueden acumularse en el cerebro, especialmente en las regiones relacionadas con el aprendizaje y la memoria, y pueden evitar el daño y proteger la salud del cerebro a largo plazo. Otra especia a incluir: la cúrcuma, una fuente potente del compuesto curcumina, fácil de absorber y que puede reducir la inflamación en el cerebro.

Consume más: Rocía cacao en polvo y agrega rebanadas de banana sobre yogur natural; mezcla cacao en polvo en batidos para crear una golosina de chocolate al instante; para un postre rico y grato, disfruta de dos cuadritos de chocolate oscuro.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO