Skip to content
 

Mitos sobre la salud durante el invierno

Algunos adagios merecen congelarse para siempre.

Mujer abrigada para protegerse del frío

Getty Images

Abrigarte bien puede evitar que te congeles de frío, pero no te ayuda a evitar que te resfríes, afirman los expertos médicos.

In English | A medida que las temperaturas bajan, muchos empezamos a preocuparnos por nuestra salud, incluido el aumento del riesgo de resfríos y fiebres. ¿Pero qué temores no están realmente basados ​​en los hechos? ¿Y qué problemas de salud válidos podríamos estar ignorando en el invierno? Estos son algunos mitos del invierno que deberían ponerse en el congelador:

El clima frío te enferma

Las temperaturas frías como tal no te enferman, informa weather.com. Es probable que los resfriados aumenten en los meses más fríos porque las personas pasan más tiempo en espacios interiores intercambiando gérmenes. Pero te sentirás mucho más a gusto con la temperatura (y te protegerás de las quemaduras por congelación) si te arropas en los días fríos.

Aguantar hambre cuando tenemos fiebre

La segunda parte del viejo adagio "come bien cuando tengas un resfriado, pero aguanta hambre si tienes fiebre" es realmente un mal consejo, de acuerdo con muchos expertos en salud. El dicho puede provenir de una época en la que se pensaba que el cuerpo, literalmente, se enfriaba cuando estaba enfermo, y proporcionar alimento lo calentaría, informó CNN. Por el contrario, se creía que no comer "enfriaba" a una persona que tenía fiebre. 

Sin embargo, aguantar hambre podría empeorar las cosas. La nutrición y la hidratación adecuadas son fundamentales para prevenir y recuperarse de enfermedades y combatir infecciones. Jon S. Abramson, experto en enfermedades infecciosas pediátricas de la Facultad de Medicina de Wake Forest, dijo a CNN que cuando estamos enfermos, nuestros índices metabólicos se disparan y nuestro cuerpo necesita más calorías para mantener esos índices. Y cuanto más alta se vuelve la fiebre, más energía usa el cuerpo. No reponer esta energía con azúcar y electrolitos es muy peligroso, afirmó Abramson. 

Puedes obviar el protector solar 

A menudo solo pensamos en protector solar cuando empacamos para ir a la playa o a una caminata larga en el verano, pero incluso en un día de invierno nublado, hasta el 80% de los rayos solares puede penetrar a través de las nubes, según Reader's Digest. Los rayos ultravioletas pueden dañar las capas más profundas de la piel, lo que aumenta el riesgo de cáncer de piel. 

No tendrás alergias


"En el invierno, la mayoría de las alergias que vas a sufrir van a ser alergias que se originan en espacios interiores: moho, cucarachas, ácaros del polvo y caspa de animales", señaló Joan Lehach a weather.com. Lehach es alergólogo e inmunólogo clínico en Montefiore Medical Center en Nueva York. Durante el invierno es más probable que tengas síntomas de sinusitis, y podría parecer una infección sinusal que no se alivia. Si los síntomas duran más de nueve días o vuelven a repetirse, podría ser el momento de ir a un alergólogo para que te realicen pruebas.

También te puede interesar:

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO