Skip to content

Vota: temas críticos como Medicare y el Seguro Social están en juego

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

22 consejos que lo ayudarán a estar listo para una emergencia médica

En la casa, el trabajo y hasta en sus vacaciones.

In English l Una emergencia médica puede ser angustiante y, con mucha frecuencia, una experiencia para la que muy poca gente está lista. Pero existen varias medidas que puede tomar con anticipación para manejar mejor una situación de crisis.

Vea también: ¿Toma más de tres medicamentos? ¡Cuidado!

Hogares seguros

Asegúrese de que toda la información importante referida a su salud esté disponible y a la mano. Incorpore cierta redundancia: haga duplicados y guarde copias en varios lugares de fácil acceso.

Agregue la información de sus contactos para emergencias —número de teléfono particular, laboral y celular— en su propio teléfono celular. Identifíquelos como ICE, las iniciales de "en caso de emergencia", en vez de listarlas bajo el nombre de esas personas. Si tiene un teléfono que requiere una contraseña para llegar a la lista de contactos, considere poner la información de emergencia en la pantalla de bloqueo (consulte "Cómo poner información ICE en la pantalla de un iPhone"). ¿Sigue paralizado? Lleve su celular a una tienda que venda ese tipo de teléfonos y pídale ayuda al empleado.

Si es un poco inestable pero no quiere usar un dispositivo para alertar a un servicio médico comercial de que se cayó, guarde su celular en una riñonera y póngasela cuando se viste por la mañana. A pesar del nombre, puede usar la riñonera hacia el frente o hacia atrás.

Sepa por qué su médico le recetó cada uno de sus medicamentos. Si no está seguro, solicite una lista por escrito con el nombre del medicamento, la enfermedad o afección que trata, y cuánto y con qué frecuencia debe tomarlo. Deje una copia en su casa y lleve otra con usted en la billetera.

Considere tener un historial clínico en internet, como Mi Historial de Salud con AARP, que brinda acceso a sus registros médicos las 24 horas del día. Esta herramienta le permite almacenar y editar su información personal de salud en un lugar seguro y compartirla con su familia y sus amigos.

Si cree que está teniendo un ataque al corazón, llame al 9-1-1 de inmediato y mastique una aspirina regular o cuatro aspirinas para bebé (saben mejor) para prevenir un coágulo de sangre, aconseja Alex Rosenau, vicepresidente del ACEP (Colegio Estadounidense de Médicos de Emergencias).

Ponga el número sin cargo de la línea del Centro de Control de Envenenamiento (800-222-1222) junto a cada teléfono de su casa. Si cree que alguien se podría haber envenenado con un medicamento o producto hogareño, puede comunicarse con un experto que le brindará asesoramiento inmediato en cualquier momento del día o la noche.

Consulte al Departamento de Transporte para averiguar si su estado cuenta con un programa Yellow Dot Program, que está diseñado para ayudar a las víctimas mayores de los accidentes automovilísticos. Los participantes completan un formulario que solicita información de salud vital, como así también contactos de emergencia. Debe guardar una copia en la guantera. Recibirá un círculo amarillo autoadhesivo para pegar en la ventana trasera de su vehículo, que le permite al personal de emergencia buscar los documentos en caso de crisis. Casi la mitad de los estados cuentan con este programa en la actualidad.

Siguiente: Cómo mantener sus vacaciones en pista. »

Viajes saludables

Estas son algunas maneras sensatas para mantener sus vacaciones en pista.

Prepare una carpeta médica para cada persona que viaje. Incluya una fotocopia tanto del itinerario como de la tarjeta del seguro médico de cada persona. Si usa una copia de su tarjeta de Medicare, tache los últimos cuatro dígitos del número de su Seguro Social para protegerse del robo de identidad. Incluya una página que liste sus enfermedades actuales, medicamentos recetados, inmunizaciones (vacunas) y tipo sanguíneo. Haga una copia extra del contenido de cada carpeta y déjesela en casa a un amigo o pariente.

Prepare una hoja de contactos por separado con las personas a notificar en caso de una emergencia médica, junto con sus direcciones postales, teléfonos y direcciones electrónicas, para llevar en la billetera o en el bolso.

Empaque una receta para anteojos o lentes de contacto.

Mantenga todos los medicamentos necesarios en su bolso de mano cuando vuele. Guarde recetas duplicadas en su billetera en caso de que pierda o le roben sus medicamentos durante el viaje.

Cuando viaje a un país donde no se hable su idioma, lleve un libro de frases útiles o un diccionario para poder comunicarse con los médicos, las enfermeras y el personal de emergencia que tal vez no hablen español.

Prepare un pequeño botiquín de viaje para cada persona que incluya un suministro de medicamentos recetados para algunos días, baterías para los audífonos y analgésico de venta libre, vendas, ungüentos antibióticos y toallitas antisépticas.

"Si tiene un stent (endoprótesis vascular), un marcapasos o un desfibrilador implantable, lleve una tarjeta en su billetera con el nombre del fabricante y el número de modelo del dispositivo", recomienda Donna Arnett, presidenta de la AHA (Asociación Estadounidense de Cardiología).

Si viaja al extranjero, únase a la IAMAT (Asociación Internacional de Ayuda Médica para Viajeros en inglés), una organización sin fines de lucro que proporciona información de salud y referencias a médicos locales que hablen inglés en todo el mundo. Asociarse es gratis y la membresía es válida por un año.

Averigüe si su seguro de salud cubre problemas médicos en el extranjero. Si no, considere contratar un seguro para el viajero para el período en que estará fuera. Medicare no paga por hospitalizaciones ni costos médicos fuera de Estados Unidos y sus territorios.

Sentarse por un período prolongado, ya sea en un avión, tren, autobús o auto, aumenta el riesgo de desarrollar coágulos sanguíneos potencialmente peligrosos en las piernas o muslos, una afección conocida como trombosis venosa profunda o flebitis. Para evitar el problema, estire las piernas o camine un poco cada un par de horas. Si tiene factores de riesgo para la tromboflebitis, considere usar medias de compresión graduada debajo de la rodilla. (Sabemos que no se ven bien, pero ¿a quién le importa?) "Además de caminar y estirarse, tomo una aspirina (de 325 mg) el día antes de viajar y otra el día del viaje" para reducir las probabilidades de los coágulos sanguíneos, cuenta Rosenau. Si es sensible a la aspirina o toma medicamentos anticoagulantes, consulte a su médico con anticipación.

Siguiente: Evite las emergencias médicas en el trabajo. »

En el trabajo

Para algunos, el lugar de trabajo es como el hogar lejos del hogar. Así como quiere minimizar las emergencias médicas en su hogar o cuando viaja, aquí presentamos algunas sugerencias para evitarlas en el trabajo.

Prepare una lista de contactos de emergencia para los colegas en su departamento o sección. Incluya nombres, direcciones postales y electrónicas, y teléfonos celular, laboral y particular.

Aliente a su empleador a brindar un curso de primeros auxilios y capacitación en RCP (reanimación cardiopulmonar) para todos los empleados.

Asegúrese de que haya un desfibrilador externo automático para usar en caso de paro cardíaco súbito, una afección con la que el corazón deja de latir de repente. Los desfibriladores envían un shock eléctrico al corazón para restaurar el ritmo normal y aumentan ampliamente las probabilidades de supervivencia.

Mantenga un botiquín de primeros auxilios bien equipado al que pueda acceder con facilidad. Reemplace los suministros a medida que se usan.

Conozca la ubicación de los extintores de incendios y aprenda a usarlos.

Fuentes: ACEP (Colegio Estadounidense de Médicos de Emergencias), CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades), AHA (Asociación Estadounidense de Cardiología), Poison Prevention.org.

Nissa Simon es escritora independiente y vive en New Haven, Connecticut.

También le puede interesar:

Si toma varios medicamentos recetados, preste atención, podrían causarle la muerte.

Las 5 ciudades más saludables de Estados Unidos.

Página de inicio de AARP

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO