Skip to content

Vota: temas críticos como Medicare y el Seguro Social están en juego

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Eliminar grasa abdominal lo ayudará a tener un corazón saludable

Una dieta baja en carbohidratos es clave.

In English | Un vientre grande es malo para el corazón, pero ¿cuál de las dietas —la que es baja en grasas o baja en carbohidratos— es la mejor para eliminar esas libras de más?

Según nuevas investigaciones, aunque ambas le pueden ayudar a mantenerse esbelto, una es mucho mejor que la otra.

Vea también: La manera más sensata de adelgazar.

Eliminar grasa abdominal es bueno para su corazón.

Foto: Rubberball/Getty Images

¿Desea estar seguro de perder esas libras que tiene de más? Elija una dieta que pueda hacer a largo plazo.

Según un estudio de adelgazamiento, realizado en un período de seis meses por investigadores de Johns Hopkins University, los que hicieron una dieta baja en carbohidratos perdieron un promedio de 29 libras —10 libras más que el promedio de 19 libras que perdieron los que hicieron una dieta baja en grasas—. El grupo que hizo la dieta baja en carbohidratos también obtuvo mejores resultados en un examen de circulación sanguínea que calcula la dilatación de las arterias, una señal de salud cardiovascular.

Visite el centro de recursos sobre las enfermedades del corazón

Las investigaciones demuestran que las dietas bajas en carbohidratos mejoran la presión arterial y los niveles de colesterol HDL (el "bueno"), dice Kerry Stewart, profesor de medicina y director de investigación clínica de fisiología del ejercicio y quien encabezó el estudio. Pero existe la preocupación de que las dietas bajas en carbohidratos son malas para el corazón. Cuando las personas comen menos carbohidratos —es decir azúcares y almidones— tienden a comer más grasas, que pueden tener un efecto perjudicial en la salud cardiovascular. Sin embargo, a los seis meses, "observamos una mejoría en la salud de los vasos sanguíneos con las dos dietas", dice Stewart, "y dicha mejoría estaba directamente relacionada con la cantidad de grasa abdominal que perdió cada persona. Según varias medidas que tomamos, el grupo que hizo la dieta baja en carbohidratos eliminó más grasa abdominal".

En el estudio participaron 60 hombres y mujeres entre 30 y 65 años de edad, que pesaban un promedio de 215 libras al comienzo de la investigación. La mitad siguió una dieta baja en carbohidratos y el resto una dieta baja en grasas; en ambos grupos, los participantes consumieron la misma cantidad de calorías. Todos consultaron regularmente con dietistas y participaron en un programa de ejercicio tres veces por semana.

"Esta investigación demuestra que perder peso con una dieta baja en carbohidratos parece no afectar el riesgo cardiovascular", dice Rachel Johnson, profesora de medicina y nutrición en la University of Vermont y copresidenta del Comité de Nutrición de la American Heart Association, quien no participó en la investigación. "No obstante, el ensayo clínico sólo duró seis meses y —Johnson observa— es preocupante el aumento de peso a la larga. Así que si desea perder peso en serio, lo más importante es encontrar una dieta con la que pueda vivir a largo plazo".

Los resultados del estudio se presentaron en San Diego en marzo, durante las reuniones científicas de la American Heart Association.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO