Skip to content
 

Los funcionarios federales se movilizan para ampliar los planes de salud a corto plazo

Las pólizas suelen ser escasas y costosas para las personas mayores y aquellas con enfermedades preexistentes.

Persona presentando su tarjeta de plan médico

Getty Images

Estos planes pueden eludir muchas de las reglas del seguro exigidas por la ACA (Ley del Cuidado de la Salud a Bajo Precio) y no tendrían que cubrir los beneficios de salud esenciales.

In English | Los funcionarios federales han propuesto una nueva regla que ampliaría la disponibilidad de pólizas de seguro de salud a corto plazo. Pero estos planes de seguro no tienen que cubrir a personas con enfermedades preexistentes ni están obligados a incluir muchos servicios médicos básicos. También pueden cobrar un "impuesto por edad" a las personas mayores.

La propuesta cumple parte de un decreto ejecutivo presidencial que ordena que la Administración permita a las personas contratar estas pólizas hasta por un año. Esto revierte una decisión de la Administración anterior de restringir la duración de estas pólizas a tres meses.

Estos planes pueden pasar por alto muchas de las reglas de seguro que exige la ACA. Por ejemplo, las pólizas no tienen que cubrir beneficios de salud esenciales, como visitas a las salas de emergencia, atención de salud mental y hospitalizaciones. Las aseguradoras también podrían cobrar primas significativamente más elevadas en función de la edad del titular de la póliza. Bajo la ACA, a las aseguradoras solo se les permite cobrar a las personas de 50 a 64 años hasta tres veces más que a los individuos más jóvenes.

La Administración afirma que ampliar la disponibilidad de estas pólizas brindaría más opciones a los consumidores, aumentaría la competencia y proporcionaría acceso a seguros médicos de bajo costo. Dice que fueron diseñadas como una medida temporal para las personas que están entre empleos o que no pueden pagar un seguro de salud.

La regla propuesta solo afectaría a las personas que contraten su propio seguro, no a las que obtengan cobertura a través de sus empleadores o de un programa gubernamental como Medicare o Medicaid.

Los expertos en políticas de salud dicen que la ampliación de tales pólizas desestabilizaría el mercado de seguros individuales y haría que la cobertura de salud fuera más costosa para las personas mayores y aquellas con enfermedades preexistentes.

"Estas pólizas son baratas debido a su limitada cobertura y solo sirven para las personas sanas", explica Judy Feder, profesora de Georgetown University y exdecana de lo que ahora es la McCourt School of Public Policy.

Lo que ocurrirá, pronostica Feder, es que los jóvenes —que, en general, son saludables— elegirán las pólizas a corto plazo, dejando a los individuos mayores y enfermos en los planes del mercado de la ACA. Si la mayoría de las personas que permanecen en el mercado individual son de alto riesgo, las aseguradoras aumentarán las primas para cubrir sus costos

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO