Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

No cometas estos errores con Medicare si pierdes tu trabajo después de los 65 años

Si tomas las decisiones equivocadas, podrías encontrarte con grandes multas y altas facturas.

Un hombre preocupado mientras lee un documento

E+ / GETTY IMAGES

In English | Es posible que estés tentado a no inscribirte en la Parte B de Medicare cuando cumplas 65 años porque todavía estás trabajando y tienes seguro médico a través de tu empleador. Pero eso podría convertirse en un gran problema si pierdes tu trabajo de forma inesperada. Si quieres evitar multas y costosas brechas de cobertura, deberás tomar algunas medidas rápidamente en cuanto pierdas el trabajo.

Es fácil cometer esos errores. Tienes hasta ocho meses después de dejar tu trabajo y perder la cobertura de tu empleador para inscribirte en la Parte B de Medicare sin una multa por inscripción tardía (la Parte B cubre los servicios médicos y ambulatorios). Si esperas más de ocho meses, es posible que tengas que pagar una multa de por vida del 10% del costo de la Parte B por cada 12 meses que deberías haber estado inscrito en Medicare pero no lo estuviste. Además, tendrás que esperar hasta el próximo período de inscripción general para inscribirte en Medicare, que va de enero a marzo y cuya cobertura comienza el 1.º de julio.

Cuando COBRA contraataca

El mayor problema es para los adultos mayores de 65 años que continúan la cobertura de su empleador a través de COBRA en lugar de inscribirse en Medicare. Podrían acabar con grandes brechas de cobertura y facturas enormes, incluso antes de que se hayan cumplido los ocho meses. Estas personas necesitan inscribirse en Medicare tan pronto como pierden el trabajo.

Muchos de quienes todavía trabajan a los 65 años se inscriben en la Parte A de Medicare porque es gratuita, pero si trabajan para una empresa con 20 empleados o más pueden optar por retrasar la inscripción en la Parte B mientras están cubiertos por su empleador para no tener que pagar la prima de la Parte B de $144.60 o más (dependiendo de sus ingresos) cada mes. Si eligen la cobertura de COBRA, pueden verse en problemas.

COBRA (Consolidated Omnibus Budget Reconciliation Act) es una ley federal que permite mantener la cobertura del empleador hasta 18 meses después de dejar de trabajar si el empleo era con una empresa con 20 empleados o más (muchos estados tienen leyes similares para empresas más pequeñas). La persona mantiene los mismos beneficios y la red de proveedores que tenía cuando estaba empleada, pero normalmente tiene que pagar tanto la parte de la prima correspondiente al empleador y la parte correspondiente al empleado.

El problema: aunque la cobertura de COBRA es exactamente igual a la de tu empleador, las reglas de Medicare no lo ven así. Tan pronto como dejas tu trabajo y pierdes tu cobertura como empleado, por lo general Medicare se convierte en tu cobertura principal, incluso si mantienes la cobertura a través de COBRA. Si no te inscribes en Medicare cuando dejas tu trabajo, podrías terminar con grandes brechas de cobertura y altas facturas.

Bonnie Burns, consultora de California Health Advocates, ayudó a una mujer de 68 años que tenía seguro médico a través de un importante empleador hasta que dejó su trabajo a los 67 años. Esta mujer se inscribió en COBRA en lugar de inscribirse en Medicare. Después de tener algunos problemas médicos costosos, recibió una factura de $150,000 de su compañía de seguros de COBRA. La aseguradora argumentó que no debería haber pagado la mayor parte de sus reclamos porque Medicare debería haber sido su cobertura primaria, incluso si no se había inscrito en el programa. La empresa acabó retirando la factura después de que la mujer contrató a un abogado para que escribiera a su empleador y a la aseguradora y explicara que no se le había informado adecuadamente de las reglas de Medicare cuando dejó su trabajo.

Burns recomienda que te pongas en contacto con SHIP (en inglés), el programa estatal de seguros de salud, tan pronto pierdas tu trabajo. Los consejeros de SHIP pueden responder a tus preguntas sobre Medicare, guiarte a través del proceso de inscripción y ayudarte con cualquier problema.

"Tienes que inscribirte en Medicare de inmediato" después de dejar tu trabajo, dice Joanne Giardini-Russell, propietaria de Giardini Medicare en Howell, Míchigan, que ayuda a las personas con cuestiones relacionadas con Medicare y con la cobertura suplementaria. Hace poco ayudó a un hombre de 70 años que perdió su trabajo a finales de mayo y tenía cobertura hasta finales de mes. Él pensaba continuar la cobertura de su empleador a través de COBRA porque su esposa estaba en medio de sesiones de quimioterapia. El 3 de junio tenía una cita para la quimioterapia, que generalmente cuesta unos $13,000. Se había centrado en el plazo de ocho meses para evitar la multa por inscripción tardía y no se dio cuenta de que él y su esposa necesitaban inscribirse en Medicare de inmediato para obtener la cobertura primaria. Giardini-Russell le hizo saber las reglas justo a tiempo para que él y su esposa se inscribieran en Medicare y el programa les cubriera la quimioterapia.

Consulta con tu empleador

La mayoría de los empleadores no advierten a las personas sobre este tema. "El departamento de Recursos Humanos siempre parece darle a todo el mundo un paquete y decirle 'aquí está tu COBRA', y nunca mencionan el tema de Medicare, aunque saben cuántos años tiene la persona", dice Giardini-Russell.

Puede que no te des cuenta del problema por un tiempo. La aseguradora de COBRA puede pagar reclamaciones pequeñas y no investigar hasta que tengas una reclamación grande. "La póliza de COBRA puede pagar como seguro primario por un tiempo, porque no te diste cuenta de que debías tener Medicare, y luego sucede algo grande —tienes que operarte o te hacen un procedimiento costoso— y eso hace que la aseguradora mire tus reclamaciones e inscripciones un poco más de cerca", dice Casey Schwarz, abogada sénior especializada en educación y política federal del Medicare Rights Center. "En ese momento dicen que pagarán solo el 20% de la cantidad aprobada por Medicare, y pueden decir que no deberían haber pagado ninguna de estas reclamaciones en el pasado".


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Schwarz trabajó con una mujer que tenía la cobertura para jubilados, no se dio cuenta de que tenía que inscribirse en Medicare y la aseguradora le facturó seis años de reclamaciones, incluido un diagnóstico de cáncer. "Fue realmente devastador", dice Schwarz. "Eran cientos de miles de dólares". Medicare terminó pagando la mayor parte de las reclamaciones porque tenía registros que mostraban que el Gobierno le había dado información incorrecta sobre si tenía que inscribirse en Medicare.

Las personas que se inscriben en Medicare a los 65 años pueden completar la solicitud en línea en el sitio web de la Administración del Seguro Social aunque no quieran inscribirse en los beneficios del Seguro Social todavía. En cambio, si has retrasado la inscripción en Medicare porque estabas trabajando después de los 65 años, tienes que proporcionar documentación adicional que demuestre que tenías cobertura a través de tu empleador o del empleador de tu cónyuge durante los últimos ocho meses, dice Diane Omdahl, enfermera registrada y cofundadora de Sixty-Five Incorporated, que ayuda a las personas con las decisiones sobre Medicare. Por lo general, en ese momento no puedes inscribirte en la Parte B de Medicare en línea, como lo harías a los 65 años, pero la Administración del Seguro Social actualmente está ofreciendo una solicitud en línea para las personas que ya han pasado los 65 años porque las oficinas locales de atención al público están cerradas o limitadas debido a la COVID-19. Para obtener más información, consulta la página del Seguro Social sobre los beneficios de Medicare (en inglés).

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO