Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Hispanos no aprovechan la visita de bienestar de Medicare Skip to content
 

Pocos hispanos hacen uso de la visita de bienestar de Medicare

Aprovecha esta consulta médica gratuita que ofrece cuidados preventivos.

Doctora y su paciente

Istock

Mejor prevenir que lamentar. Así dice un dicho muy popular que recoge la sabiduría colectiva de nuestra cultura. Sin embargo, según un estudio reciente del Instituto de Política Pública de AARP (PPI) (en inglés), los beneficiarios hispanos de Medicare Advantage no usan o aprovechan al máximo las visitas anuales gratuitas de bienestar en comparación con otros grupos étnicos.

Los autores del estudio concuerdan que estas citas son importantes porque ayudan a reducir riesgos de salud, de manera anticipada, y a establecer estrategias médicas de tratamientos. "Se ha demostrado que muchos de los servicios preventivos asociados con estas visitas —como las vacunas— mejoraron los resultados de los pacientes y disminuyeron los gastos generales al reducir la necesidad de cuidados intensivos subsecuentes más costosos, entre otros ejemplos", precisaron los investigadores del PPI.

La investigación analizó el comportamiento nacional de uso de esta visita por parte de los beneficiarios de Medicare Advantage —el plan privado de cobertura médica suplementaria al Medicare— y cuál es la relación con los servicios de cuidado preventivo como parte de la atención médica que se ofrece a los adultos mayores.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


El estudio evaluó el uso del servicio entre el 2011 y el 2015 por diversos segmentos de la población de 65 años de edad y mayores y de manera persistente, los hispanos reportaron el menor número de visitas en comparación con los otros grupos étnicos. En el 2015, precisa el estudio, un 26.3% de los beneficiarios blancos no hispanos fueron a la cita de bienestar, comparado con solo un 18.3% de los hispanos.  Estas visitas de bienestar —Annual Wellness Visit (AWV) en inglés—, que no se deben confundir con un chequeo físico anual, tienen el propósito de desarrollar un plan personalizado de prevención y alentar el cuidado preventivo. Se ofrecen gratuitamente a los beneficiarios de Medicare desde que se implementó la ley ACA en el 2011.

Gráfica de visitas de bienestar anuales

 

El análisis arrojó también que el 6.2% de los beneficiarios de Medicare Advantage fueron a una visita anual de bienestar en el 2011, el primer año en el que se ofreció el beneficio. Del 2012 al 2015, se vio un incremento de asistencia con un 9.5% en el 2012, un 13.7% en el 2013, 17.8% en el 2014 y un 25.2% en el 2015.

El estudio, sin embargo, no pudo precisar las razones por las que se incrementó el número de visitas. Tampoco pudo determinar si hubo una mejoría de los niveles de salud entre los adultos mayores, a pesar de haberse demostrado que a través de esta visita los pacientes reciben mayores cuidados preventivos.

Se necesita mayor promoción

Una de las posibles razones de por qué el servicio no se usa más entre los adultos mayores, especialmente entre hispanos, responde a la complejidad de llenar la documentación, incluir códigos y la facturación de estos servicios por parte de los médicos y el sistema de salud. Generalmente es promovido por el personal médico y no por recomendación de paciente a paciente, según el estudio.

Entre los bajos índices de asistencia también influye el tipo de consultorio médico donde se ofrece el servicio, así como el grupo demográfico predominante en el área. Las visitas de bienestar son menores en aquellos centros médicos donde la comunidad es de bajos recursos económicos o las consideradas de alto riesgo de acuerdo con las estipulaciones de Medicare. Por ejemplo, personas que viven en áreas rurales, minorías raciales concentradas en un lugar específico, o individuos que reciben tantos servicios de Medicare como Medicaid.

Sin embargo, no cabe duda que la poca participación podría basarse en las confusas reglas de cobertura de Medicare, que prohíbe que el programa pague exámenes físicos anuales mientras que cubre en su totalidad estas visitas anuales de bienestar por considerarse un servicio preventivo que ayuda a controlar el desarrollo de enfermedades crónicas como la diabetes o presión arterial alta; y a facilitar la detección temprana de problemas cognitivos y de depresión, riesgo de caídas y otras condiciones.

Servicios comunes durante la visita de bienestar

 

Además, hay que tener en cuenta de que aunque Medicare no cubre los chequeos anuales, algunos planes privados de Medicare Advantage sí los cubren. Por lo que es importante familiarizarte con tu cobertura. Aun así, no hay por qué no aprovechar los servicios gratuitos de estas visitas de bienestar.

"Los planes de Medicare Advantage podrían comunicarse directamente con los afiliados o proporcionar capacitación y recursos para ayudar a identificar quiénes son los beneficiarios de estas visitas. También podrían ofrecer materiales, traducidos al español, en los que se explicara en qué consisten estas visitas y los beneficios asociados a estas", enfatizaron los autores del estudio.

La visita anual de bienestar es un beneficio para quienes han tenido cobertura Medicare Parte B por más de 12 meses. Esta visita no tiene costo alguno para el paciente, siempre que el médico o el proveedor de salud califique para ofrecer el servicio.

Los posibles escenarios en el que el paciente podría incurrir en un gasto es si el médico o proveedor de salud realiza exámenes o presta servicios adicionales durante la misma consulta. También si ejecuta otros exámenes o servicios adicionales, no cubiertos bajo los beneficios de prevención.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO