Skip to content

Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Las afiliaciones hospitalarias, ¿un buen negocio?

Parece un negocio rentable, pero los pacientes no siempre salen beneficiados.

In English l El centro médico Wilson Medical Center ha atendido a los residentes del pequeño y arbolado pueblo de Wilson, Carolina del Norte, durante casi 50 años. Pero, ahora, este rentable hospital de 294 camas —el único hospital del condado— tal vez deba afiliarse a un sistema médico más amplio.

Vea también: ¿Cómo hacer frente a la escasez de médicos?

Grafico de un edificio comiendose otros edificios - Afiliacion de hospitales

Foto: Butch Martin/Getty Images

¿Cuál es el impacto en los pacientes cuando se fusionan los hospitales más pequeños?

Rick Hudson, director ejecutivo del Wilson, ha contratado una empresa consultora para que aconseje al hospital respecto de sus opciones. Teme que el hospital no sobreviva si se mantiene independiente. “Sería negligente de mi parte como Director Ejecutivo no hacer lo que esté a mi alcance para que este hospital se desarrolle y crezca”.

Wilson es parte de una creciente tendencia nacional que lleva a los hospitales a hacer cambios vitales, desde acuerdos operativos conjuntos hasta absorciones completas por hospitales y sistemas hospitalarios más grandes.

Guía de la ley de Salud: Beneficios para usted, su familia y su negocio.

En su empeño por enfrentar presiones tremendas para reducir costos, los hospitales están forjando asociaciones con consultorios médicos y otros prestadores de la salud, lo que significa que la atención médica está cada vez más concentrada en menos instituciones.

¿Qué podrán esperar los pacientes de Wilson —y de otras comunidades—, cuando repentinamente, sus conocidos hospitales locales tengan un nuevo gran socio?

Precios más altos para los pacientes

En tanto los hospitales suelen sostener que se fusionan o afilian para lograr mayor eficiencia, una mejor calidad en el cuidado y mayores ahorros, la consecuencia más común para los pacientes se traduce en precios más altos por recibir asistencia médica, según arrojan varias décadas de investigación.

Un auge en las fusiones hospitalarias durante la década de 1990, por ejemplo, aumentó los costos de los pacientes entre un 5 % y un 40 % en aquellas áreas donde prevalecen unos pocos hospitales, según la fundación Robert Wood Johnson Foundation. Los grandes sistemas con varios hospitales tienden a cobrar precios más altos en comunidades donde superan en cantidad a sus rivales, afirma el economista especializado en salud James C. Robinson de University of California, Berkeley.

Pero el Dr. Delos Cosgrove, presidente y director ejecutivo de Cleveland Clinic, que actualmente cuenta con un sistema hospitalario extenso, defiende la ola de fusiones y adquisiciones como una manera de mejorar la atención a los pacientes y expandir los servicios.

Aquí presentamos una mirada a lo que enfrentan millones de pacientes de pequeños pueblos y grandes ciudades en todo el país a medida que los hospitales estadounidenses sufren cambios fundamentales.

¿Qué está ocurriendo con nuestros hospitales?

Los hospitales independientes como Wilson están yendo por la misma senda que la farmacia de la esquina o el banco del barrio, muchos de ellos absorbidos por un rival más grande o por una cadena.

En el 2012 se cerraron más de 100 acuerdos hospitalarios, cifra que duplica los acuerdos celebrados hace apenas tres años. De los 5,724 hospitales de Estados Unidos, unos 1,000 tendrán nuevos dueños en unos siete años, predice Gary Ahlquist, socio senior de la firma consultora Booz & Company. Y a los hospitales que deseen mantenerse independientes les será más difícil mantenerse a flote.

“Los días del hospital comunitario que opera en forma independiente, en gran medida, están contados”, explica Larry Scanlan, autor de Hospital Mergers: Why They Work, Why They Don't (Fusiones hospitalarias: por qué funcionan, por qué no). Compara los actuales hospitales independientes con las amadas tiendas de ‘sándwiches submarinos’ o hoagies que en otros tiempos ornamentaban las calles de Filadelfia. “La tienda de hoagies ha desaparecido. Hoy, si quiere uno, tiene que ir a Subway”.

Siguiente:  ¿Por qué ocurre esto? »

¿Por qué ocurre esto?

Los hospitales, ya bajo intensa presión para que bajen sus costos y mejoren la atención, han estado perdiendo pacientes. Más y más cirugías se realizan en las clínicas y los consultorios médicos, y de este modo los pacientes no pasan la noche en el hospital.

La recesión también redujo la cantidad de pacientes en los hospitales por el hecho de que la gente pospone sus tratamientos, explica Caroline Steinberg, vicepresidenta de la American Hospital Association (Asociación Estadounidense de Hospitales). Con demasiadas camas vacías, los hospitales nuevamente empezaron a fusionarse con hospitales y médicos en el 2010. (Los hospitales que contratan médicos observan un aumento en los pacientes, que vienen a ver a sus médicos para todo, desde análisis hasta cirugías ambulatorias).

“El logotipo de la fachada del hospital puede cambiar, pero en la medida en que su médico tenga privilegios allí, tal vez no importe tanto quién sea el dueño”.

Los partidarios de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio, que está llevando a millones de pacientes nuevos al sistema de salud y a los hospitales, proclaman que la norma apunta a promover la competencia y reducir los costos del cuidado de la salud. Para controlar los costos de la atención médica, sin embargo, la ley reduce el índice de crecimiento de los pagos de Medicare a los hospitales.

'Los pacientes terminan pagando estos mayores costos de fusión a través del aumento de las primas de seguro, los copagos, los deducibles y las facturas hospitalarias'

Y lo que es muy importante, también ofrece incentivos para que los hospitales contraten o forjen nuevas asociaciones con consultorios médicos y otros prestadores de servicios de salud para crear “ACO (organizaciones de cuidado médico responsable)”, diseñadas para coordinar la atención al paciente. En lugar de tarifas separadas para cada procedimiento, las ACO reciben un solo pago para atender a los pacientes. La idea es que los hospitales y demás prestadores trabajen más intensamente para brindar una buena atención médica, controlar los costos y mantener sanos a los pacientes.

Pero las ACO y otras medidas contempladas en la ley podrían alentar las fusiones en lugar de estimular la competencia en la atención médica, afirman algunos expertos.

Hudson, del Wilson Hospital, señala que los cambios registrados en Washington y en la economía regional fueron la razón fundamental por la que empezó a buscar un socio para su institución. Cita, en particular, la reducción en los índices de pago de Medicare a los hospitales impuesta por la ley de salud, así como los gastos derivados de la adopción de nuevos controles de calidad y el desarrollo de registros electrónicos.

¿Qué pueden esperar los pacientes?

Un sistema hospitalario cuenta con mayor poder de negociación ante las compañías de seguros que un hospital solo, y por ende, puede exigir mayores precios por sus servicios. Robinson, de Berkeley, estudió los precios para seis procedimientos quirúrgicos cardíacos y ortopédicos importantes en los hospitales de ocho estados. Su estudio, publicado en el 2011, arrojó que las aseguradoras privadas pagaban de un 13 % a un 25 % más por los procedimientos en aquellas áreas donde había menos competencia.

Al final, los pacientes terminan pagando estos mayores costos de fusión a través del aumento de las primas de seguro, los copagos, los deducibles y las facturas hospitalarias.

Y la atención al paciente puede mejorar o no. “No hay indicios claros de que las fusiones signifiquen una mejor calidad de la atención”, afirma Thomas L. Greaney, codirector del Center for Health Law Studies de Saint Louis University.

Por supuesto, los sistemas hospitalarios varían, y Cosgrove, de Cleveland Clinic, arguye que los grandes, atareados y experimentados centros médicos que realizan una gran cantidad de procedimientos pueden ofrecer mejores resultados y una gama más amplia de servicios. En los últimos 12 años, Cleveland Clinic ha crecido hasta incluir otros dos sistemas de tres y dos hospitales, respectivamente, así como varios hospitales comunitarios independientes.

“Invertimos millones en mejorar estas instalaciones e imbuirlas con nuestra misión, visión y valores”, escribió hace poco. El sistema abarca tres estados y dos países extranjeros.

Si bien la gente suele tener un apego sentimental con los hospitales gestionados localmente, comenta Gary Ahlquist, “tal vez uno deba aceptar la pérdida de una institución gestionada localmente para asegurarse de que al menos tendrá una institución”.

Para los pacientes, la relación más importante es la que mantienen con sus médicos, afirman los expertos. “El logotipo de la fachada del hospital puede cambiar, pero en la medida en que su médico tenga privilegios allí, tal vez no importe tanto quién sea el dueño”, explica Scanlan.

Siguiente: ¿Quién defiende los intereses del paciente? »

¿Quién defiende los intereses del paciente?

La Federal Trade Commission (FTC, Comisión Federal de Comercio) y el U.S. Justice Department (Departamento de Justicia de EE. UU.) controlan las fusiones, y muchos estados requieren además que las fusiones sean aprobadas por el procurador general de su estado.

Recientemente, la FTC ha “redoblado sus esfuerzos para impedir fusiones hospitalarias que puedan no dejar opciones suficientes en lo que respecta a servicios de internación, llevando a un aumento del costo de la atención médica”, expuso Edith Ramirez, presidenta de la FTC, ante un panel del Senado, en el mes de abril. Según señaló, en los últimos dos años, la FTC bloqueó fusiones en Toledo, Ohio, y en Rockford, Illinois.

Si bien los tribunales han tendido a permitir las fusiones hospitalarias, esa actitud podría estar cambiando. En febrero, la Corte Suprema de EE. UU. resolvió que una multimillonaria fusión de los dos únicos hospitales de un condado de Georgia resultaría prácticamente en un monopolio que reduciría de manera considerable la competencia. Jon Leibowitz, entonces presidente de la FTC, lo proclamó “una gran victoria para los consumidores que desean ver costos de atención médica más bajos”.

Mientras tanto, más hospitales están buscando pretendientes. Como dice Steinberg, de la American Hospital Association, “es una época muy complicada para ser hospital”.

Marsha Mercer es reportera independiente en el área de Washington D. C.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO