Skip to content

Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Medicare y quienes trabajan después de los 65 años

No necesita inscribirse en la Parte B si cuenta con un seguro de salud grupal a cargo del empleador.

In English | P: Tengo 65 años y pienso seguir trabajando por algunos años más. Cuento con un seguro de salud a cargo de mi empleador. ¿Debo inscribirme en Medicare Parte B ahora?

Un hombre arreglándose la corbata

Blend Images/Getty Images

R: No. Mientras tenga un seguro de salud grupal a cargo de un empleador para el que usted todavía trabaja, no necesita inscribirse en la Parte B, que cubre las visitas al médico y otros servicios ambulatorios, y exige el pago de una prima mensual. Cuando finalmente se jubile, o deje de trabajar, tendrá derecho a un período de inscripción especial de ocho meses para afiliarse a la Parte B sin sufrir penalidades.

Esto rige también para la mayoría de las personas que son elegibles para Medicare (por edad o por discapacidad), pero tienen cobertura, después de los 65 años, a través de un seguro a cargo del empleador de su cónyuge.

Una pareja de hecho —alguien que no está formalmente casado con el empleado pero que está cubierto por su seguro como integrante de la familia—, también tiene derecho a un período de inscripción especial. Pero esta situación, según la Social Security Administration (SSA, Administración de Seguridad Social), es sólo válida para las parejas del sexo opuesto.

Bajo la Ley de Defensa del Matrimonio (Defense of Marriage Act), las parejas del mismo sexo (incluso las que están casadas legalmente bajo las leyes de su estado o país) no reciben la misma consideración: el empleado con cobertura puede demorar su inscripción en la Parte B y, más adelante, solicitar un período de inscripción especial; pero su pareja, a pesar de estar cubierta como dependiente o persona a cargo por el mismo seguro, no tiene derecho a un período de inscripción especial y, por lo tanto, debe inscribirse en la Parte B a los 65 años para evitar penalidades por demora en la inscripción.

¿Tendré en el trabajo los mismos beneficios de salud que tengo en la actualidad?

Por ley, las personas que sigan trabajando después de cumplir 65 años deben continuar recibiendo los mismos beneficios (tanto ellos como las personas a su cargo) que una persona más joven que trabaje para el mismo empleador. Por lo tanto, su empleador no podrá exigirle que se inscriba en Medicare cuando cumpla 65 años ni ofrecerle un tipo de seguro diferente, por ejemplo, al ofrecerse para pagar las primas del seguro complementario de Medicare (Medigap) o de un plan Medicare Advantage— a modo de incentivo para que se inscriba en Medicare y abandone el plan del empleador.

¿Debería seguir inscrito en Medicare Parte A?

Salvo en un único caso (consulte el próximo ítem), no hay motivo, cuando cumple los 65 años, para no inscribirse en la Parte A —que cubre las internaciones—, ya que si mientras trabajó hizo los aportes suficientes para Medicare, en concepto de impuestos sobre la nómina, usted no debería pagar primas por la Parte A.

Puede inscribirse en Medicare Parte A durante el período de inscripción inicial de siete meses, que comienza tres meses antes del mes cuando cumple los 65 y finaliza tres meses después de ese mes. Simplemente, llame a la oficina del Seguro Social, que es donde se realizan las inscripciones a Medicare, al 1-800-772-1213, y programe una fecha para una entrevista, que podrá hacerse por teléfono o en la oficina del Seguro Social de su localidad. Esta entrevista le da la oportunidad de asegurarse de que un funcionario ingrese en su registro el hecho de que ha rechazado inscribirse en la Parte B porque cuenta con seguro de salud a cargo de su actual empleador o del de su cónyuge. Es posible que le pidan documentación que demuestre que cuenta con esta cobertura.

¿Qué debo hacer si tengo una cuenta de ahorros de salud en mi centro de trabajo? >>

¿Qué sucede si tengo una HSA (cuenta de ahorros para la salud) en el trabajo?

Debe ser cuidadoso si el seguro de su empleador toma la forma de un plan de deducible alto con una cuenta de ahorros para la salud. Según las normas del IRS (Servicio de Impuestos Internos), no podrá seguir aportando a una HSA si está inscrito en Medicare (incluso en la Parte A) ni si recibe beneficios jubilatorios o para discapacitados del Seguro Social. Podrá extraer los fondos que ya se encuentran en su cuenta, pero no podrá aportar nuevos fondos.

No existen penalidades por demora en la inscripción a la Parte A después de los 65 años. Podrá inscribirse durante un período de inscripción especial cuando finalmente deje de trabajar y se inscriba en la Parte B.

Si está casado con alguien que tiene una HSA en el trabajo, y está cubierto por ese plan, no importará si está inscripto en Medicare o no: podrá seguir usando la HSA para sus necesidades médicas. La norma del IRS se aplica sólo al empleado activo que está aportando al plan.

¿Voy a necesitar un plan para medicamentos recetados de la Parte D?

Probablemente no. Si el plan de su empleador ofrece una cobertura para medicamentos que sea “acreditable” —lo que significa que Medicare la considera igualmente buena que la de la Parte D, o mejor—, no necesitará inscribirse en un plan para medicamentos de la Parte D a los 65 años. En su lugar, cuando finalice la cobertura de su empleador, tendrá derecho a un período de inscripción especial de dos meses para anotarse en un plan de la Parte D sin penalidades. El plan de su empleador puede indicarle si la cobertura es acreditable o no. Si no lo es, necesitará inscribirse en la Parte D durante el período de inscripción inicial, a los 65 años, para evitar penalidades por demora en la inscripción, si lo llega a hacer después.

¿Qué sucede si mi empleador me ofrece beneficios COBRA o beneficios de salud para jubilados?

Es confuso, pero existen normas diferentes para las Partes B y D en cualquiera de estas situaciones:

Parte B: Podrá demorar la inscripción a la Parte B sin penalidades sólo cuando usted o su cónyuge continúen trabajando para el empleador que les provea el seguro de salud. Pero si tiene una cobertura COBRA —una extensión temporal de la cobertura de su empleador que usualmente dura 18 meses— o recibe beneficios jubilatorios, por definición, usted ya no trabaja para este empleador. Por lo tanto, si, antes de inscribirse en la Parte B, espera hasta que estos beneficios hayan expirado, no va a resultar elegible para un período de inscripción especial. En su lugar, probablemente pagará penalidades por demora y podrá inscribirse sólo durante el período de inscripción general —que se extiende del 1 de enero hasta el 31 de marzo de cada año—, y la cobertura entrará en vigencia recién el 1 de julio siguiente.

Parte D: Mientras la cobertura COBRA o la cobertura para medicamentos de su plan jubilatorio sea acreditable, no necesitará inscribirse en la Parte D hasta que finalicen estos beneficios, como se explicó anteriormente.

Patricia Barry es redactora principal de AARP Bulletin.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO