Skip to content

Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

¿Son seguros los suplementos de calcio?

Ponen en duda las ventajas de las pastillas que millones de mujeres mayores toman.

In English | Nuevas investigaciones están suscitando preguntas acerca de la inocuidad de los suplementos de calcio que tantas mujeres de más de 50 años toman para fortalecer sus huesos. Un estudio reciente sugiere que estas pastillas aumentan el riesgo de que la persona sufra un ataque cardíaco.

Se espera que otro nuevo estudio, que será presentado el mes próximo, genere interrogantes adicionales sobre la seguridad de estos productos, con lo cual continuará el debate iniciado este verano.

La controversia empezó en julio cuando el British Medical Journal publicó un estudio que planteaba preguntas alarmantes acerca de los suplementos de calcio que toman millones de estadounidenses para protegerse de la fragilidad ósea asociada al envejecimiento.

El doctor neozelandés Ian R. Reid encabezó un equipo que analizó datos de 15 ensayos clínicos sobre los suplementos de calcio y reportó un aumento de cerca del 30% en ataques cardíacos entre las personas que tomaban las pastillas. No obstante, el equipo también encontró que los suplementos no tuvieron un efecto significativo en los accidentes cerebrovasculares ni en el riesgo de muerte a causa de un ataque al corazón.

"Creemos que las pruebas son bastante convincentes de que los suplementos de calcio están ocasionando ataques al corazón'', dijo el doctor Reid, profesor de medicina y endocrinología en la Universidad de Auckland. Agrega, respecto de sus propios pacientes, ''hoy en día, casi nunca les recetamos suplementos de calcio''. Les recomienda a sus pacientes ''cambiar su alimentación de manera que obtengan lo que necesitan al consumir alimentos convencionales''.

El calcio en los alimentos no presenta riesgos

Esta última investigación quizás ponga en tela de juicio la costumbre popular  de obtener el calcio a través de pastillas, pero no sugiere ningún riesgo para el corazón que éste provenga de los alimentos que se ingieren. Según los investigadores, esto tal vez se deba a que los alimentos no causan el aumento temporal y de corta duración del calcio en la sangre que sí ocurre con el calcio en pastillas. Los autores opinan que este aumento repentino produce depósitos de calcio que pueden endurecer los vasos sanguíneos o aumentar las probabilidades de que la sangre se coagule.

Pero los médicos estadounidenses recomiendan ampliamente los suplementos de calcio, en especial para las mujeres posmenopáusicas con mayor riesgo de sufrir de osteoporosis, es decir, de tener huesos frágiles y fracturados. También,  algunos opinan que las pruebas que vinculan a las pastillas de calcio con riesgos para el corazón no son todavía lo suficientemente convincentes como para cambiar las normas al respecto.

'No creo que baste con decirles a nuestros pacientes que dejen de usar el calcio'', dice Lynne Braun, investigadora y enfermera profesional que brinda asesoramiento a los pacientes acerca de los riesgos cardiovasculares, en el Heart Center for Women (Centro de Salud Cardíaca para Mujeres) del Rush University Medical Center (Centro Médico de la Universidad de Rush) en Chicago. "Yo, personalmente, uso suplementos de calcio. ¿Dejaré de tomarlos como consecuencia de este estudio? La respuesta es no''.

Lynne Braun dice que el nuevo estudio presenta las fallas usuales del metaanálisis, un método estadístico que agrupa datos de diversos estudios que no necesariamente han recopilado información acerca de las mismas preguntas ni de la misma forma.

El doctor Robert R. Recker, director del Centro de Investigaciones sobre la Osteoporosis de la Universidad de Creighton, en Omaha, Nebraska, señala que cuando el equipo de Nueva Zelanda revisó los estudios clínicos que contenían información específica sobre más de 8.000 pacientes, encontró 143 ataques al corazón entre las personas que tomaron pastillas de calcio, y 111 en el grupo de comparación, un margen que, a su modo de ver, está lejos de ser abrumador.

¿Dónde queda la vitamina D?

Otros aducen que el análisis reciente prácticamente carece de importancia, ya que excluyó a los pacientes que también tomaban vitamina D, la que tal vez proteja al corazón porque ayuda al cuerpo a absorber el calcio, y la que, además, casi siempre se receta con los suplementos de calcio. ''El campo de estudio ha pasado del problema del calcio solo a la combinación de calcio y vitamina D, porque trabajan juntos para proteger los huesos'', dice la doctora Bess Dawson-Hughes, directora del Centro de Nutrición del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, en la Universidad de Tufts, en Boston.

La Women's Health Initiative (Iniciativa de Salud de las Mujeres), un estudio nacional de 36.000 participantes, examinó a mujeres que tomaban calcio y vitamina D, y en el 2006 informó que no existían efectos cardiovasculares generales a causa de estas pastillas.

Sin embargo, el estudio de Nueva Zelanda no es el primero en indicar que los suplementos de calcio pueden aumentar el riesgo cardiovascular. El análisis es la continuación de los resultados de ensayos clínicos publicados dos años atrás, por los mismos investigadores. La finalidad de dicho análisis era examinar los posibles beneficios cardiovasculares de los suplementos para las mujeres posmenopáusicas. Pero lo que mostró fue una tendencia a crear  más problemas cardiovasculares entre las personas que toman calcio.

El doctor Reid informó que, en la reunión de la American Society of Bone and Mineral Research (Sociedad Americana de Investigación Ósea y Mineral) de octubre, presentará otro análisis de los estudios acerca del calcio con vitamina D, un análisis donde predomina un nuevo examen de los datos del estudio Women's Health Initiative, que también indica un mayor riesgo de ataques del corazón.

¿Cuáles son los beneficios?

A pesar del uso generalizado de suplementos de calcio para la salud ósea, todavía hay algunas discusiones acerca de su utilidad para prevenir las fracturas.

Un informe del 2006 acerca de los datos del estudio Women's Health Initiative no encontró una reducción estadísticamente significativa en las fracturas entre mujeres posmenopáusicas que tomaban calcio y vitamina D, aunque las mujeres de más de 60 años que siguieron estrictamente los tratamientos con suplementos tuvieron menos fracturas de cadera.  Entretanto, ese informe del 2006 sugería que las pastillas podían contribuir a los cálculos renales, que pueden ser muy dolorosos.

En un editorial publicado con el análisis reciente en el British Medical Journal se aducía que si bien los suplementos de calcio podían aumentar la densidad ósea, no se había demostrado que pudieran prevenir las fracturas. ''En vista de los beneficios inciertos de los suplementos de calcio'', escribió el cardiólogo John Cleland, médico de la University de Hull, en Inglaterra, ''cualquier nivel de riesgo es injustificable''.

Pero el editorial cita un análisis del 2007 que examinó 17 ensayos clínicos y encontró una reducción del 12% en las fracturas de todo tipo entre las personas que tomaban calcio (con y sin vitamina D). ''Considerando que en este país, cada año, hay 1,5 millones de fracturas a causa de la osteoporosis, esta cifra es digna de atención'', dice el doctor Stuart Weinerman, jefe de la División de Endocrinología, Metabolismo y Diabetes del North Shore Long-Island Jewish Health System.

Por otra parte, continúa el doctor Weinerman, hasta el riesgo potencial de cálculos renales, sin hablar del riesgo cardiovascular, indica que debe tenerse mucho cuidado de no consumir pastillas de calcio en exceso. Aunque la dieta promedio de los estadounidenses es deficiente en calcio, dice que a menudo ve a pacientes cuyos hábitos de alimentación, unidos a un exceso de suplementos, les hacen ingerir más calcio del que necesitan (cerca de 1.200 mg. para las personas de 50 años en adelante, según las normas del Instituto de Medicina).  "Eso no tiene ningún sentido''.

La doctora Dawson-Hughes está de acuerdo. ''Soy bastante prudente'', dice, ''y mi opinión es que si no hay ni siquiera un supuesto beneficio al tomar más de 1.200 mg, y existe la posibilidad de riesgo, ¿por qué hacerlo?''.

Katharine Greider vive en Nueva York y escribe sobre salud y medicina.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO