Skip to content

Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Nuevos fármacos contra el virus de la hepatitis C

Medicamentos para tratarla están a punto de aprobarse a nivel federal.

In English | Podría haber una nueva esperanza para tratar la hepatitis C, una enfermedad oculta que afecta a millones de boomers (personas nacidas durante la explosión demográfica, entre 1946 y 1964).

Hepatitis C virus: nuevas drogas para la Hepatitis C

Science Photo Library/Getty Images

El virus de la hepatitis C magnificado.

Dos nuevos medicamentos, cuyo uso está a punto de ser aprobado a nivel federal, podrían casi duplicar las probabilidades de curación para las personas con este virus que destruye al hígado.

Además, los científicos de los Centers for Disease Control and Prevention (CDC, Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) están analizando si todos los adultos deberían realizarse, rutinariamente, estudios para detectar esta enfermedad, que causa la muerte de entre 12.000 y 15.000 estadounidenses por año.

Los CDC están muy interesados en que los boomers conozcan acerca de las consecuencias del virus, ya que de los 3,2 millones de estadounidenses que, se estima, tienen el virus de la hepatitis C, dos tercios corresponden a boomers de entre 50 y 70 años.

El año pasado, un informe del Institute of Medicine (Instituto de Medicina) también halló que las muertes relacionadas con la hepatitis C son, particularmente, numerosas entre los hombres de mediana edad.

No existe, en la actualidad, una vacuna para la hepatitis C, y el tratamiento estándar con dos fármacos, que es largo y difícil, solo cura al 40% de los pacientes. Sin embargo, estudios recientes han demostrado que añadir un tercer y nuevo medicamento puede acortar el tratamiento a la mitad y, además, elevar la tasa de curación a un 75%.

La U.S. Food and Drug Administration (FDA, Administración de Medicamentos y Alimentos de EE. UU.) accedió a realizar una revisión por la vía rápida a los nuevos fármacos: telaprevir, de Vertex Pharmaceuticals, y boceprevir, de Merck. Algunos esperan que se aprueben este verano.

“Estamos en los albores de una nueva era en el tratamiento de la hepatitis C”, afirma el doctor John W. Ward, director de la división hepatitis viral de los CDC.

Ward llama a la hepatitis C “una epidemia silenciosa”, debido a que afecta a muchos adultos que no saben que tienen este virus que ataca lentamente.

Para los boomers contagiados, “toma de dos a tres décadas que el virus comience a dañar al hígado, de modo que este segmento poblacional está en un alto riesgo de enfermarse”, señala. Si no se trata, la hepatitis C puede causar cirrosis hepática y cáncer de hígado, y es la principal causa de trasplantes de dicho órgano.

Las personas que corren mayor riesgo de contraer hepatitis C son aquellas que han recibido transfusiones de sangre antes de 1992 o que usaron drogas intravenosas.

El virus también puede ser contagiado a través del contacto con la sangre de una persona contagiada o con equipamiento médico mal esterilizado.

Para los boomers que experimentaron con drogas en las décadas de 1960 y 1970, puede que resulte penoso hablar con su médico sobre el tema, pero es necesario. Detectar la enfermedad a tiempo es fundamental para un tratamiento exitoso.

El Institute of Medicine ha pedido que se haga una campaña de concienciación pública sobre la hepatitis C, similar a la realizada para el VIH, para animar a la gente a que se someta a estudios y monitoreos para detectar la infección.

Los estudios contemplarían un simple análisis de sangre. Aquellas personas que den positivo a la exposición al virus deben someterse a otro análisis para comprobar si tienen una infección activa. Y, luego, un médico determinará si necesita tratamiento o solo un control habitual.

“Es más importante saberlo pronto y tener opciones que ser diagnosticado tarde y tener muy pocas opciones”, afirma Ward.

Candy Sagon escribe sobre salud y nutrición para AARP Bulletin.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO