Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Guía de vacunas para adultos mayores

¿Qué enfermedades subyacentes te califican para recibir una vacuna de refuerzo?

Millones de adultos menores de 65 años pueden recibir una tercera dosis de la vacuna contra la COVID-19 por razones médicas.

Una mujer en la oficina de su médico esperando recibir su vacuna de refuerzo contra la COVID

MILAN MARKOVIC / GETTY IMAGES

In English

Las dosis de refuerzo para quienes recibieron la vacuna de Pfizer ya están aquí, y millones de personas que completaron la serie inicial hace al menos seis meses ahora pueden recibir la dosis adicional, entre ellas los adultos menores de 65 años con una variedad de enfermedades subyacentes.

La decisión de incluir a este grupo en los criterios de la dosis de refuerzo “refleja el posible aumento de resultados graves” que una persona con una enfermedad crónica u otro trastorno médico podría experimentar si contrae COVID-19, explicó la Dra. Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), en una sesión informativa del 24 de septiembre sobre dichas dosis.


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


Las nuevas investigaciones demuestran que si bien las vacunas todavía ofrecen una gran protección contra la hospitalización y la muerte por COVID, su defensa contra la infección comienza a disminuir con el tiempo, especialmente en los adultos mayores, que tienen más probabilidades de enfermarse si contraen el virus. Por eso se recomienda que todos los adultos de 65 años o más reciban la vacuna de refuerzo. Pero Walensky dijo que los datos sobre la eficacia continua de la vacuna “son más difíciles de analizar para quienes tienen enfermedades subyacentes”, otro grupo que ha tenido un alto riesgo de contraer COVID-19 grave desde el comienzo de la pandemia. “Pero estamos empezando a ver esos datos aquí y en otros países”, agregó.

Por esa razón, los CDC recomiendan que los adultos de 50 a 64 años con las siguientes enfermedades reciban la vacuna de refuerzo si recibieron la vacuna de Pfizer; las personas de 18 a 49 años que pertenecen a esta categoría también pueden recibir la dosis de refuerzo, pero se los recomienda que evalúen su propio riesgo y consulten con un proveedor de atención médica para obtener asesoramiento:

  • Cáncer
  • Enfermedad renal crónica
  • Enfermedades pulmonares crónicas, incluidos la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), asma (moderada a grave), enfermedad pulmonar intersticial, fibrosis quística e hipertensión pulmonar
  • Demencia u otros trastornos neurológicos
  • Diabetes (tipo 1 o tipo 2)
  • Síndrome de Down
  • Enfermedades cardíacas (como insuficiencia cardíaca, enfermedad de las arterias coronarias, cardiomiopatía o presión arterial alta)
  • Infección del VIH
  • Un estado inmunodeprimido (sistema inmunitario debilitado)
  • Enfermedad hepática
  • Sobrepeso (IMC mayor de 25 y menor de 30) y obesidad (IMC de 30 o más). Mide tu índice de masa corporal (IMC) en AARP.org.
  • Embarazo
  • Enfermedad de células falciformes o talasemia
  • Tabaquismo, en el pasado o en la actualidad
  • Trasplante de un órgano sólido o de células madre sanguíneas
  • Derrame cerebral o enfermedad cerebrovascular, que afecta el flujo sanguíneo al cerebro
  • Trastornos por consumo de sustancias

Alrededor de 41.4 millones de adultos en Estados Unidos menores de 65 años tienen una enfermedad que los hace más propensos a sufrir complicaciones por la COVID-19, según un análisis del 2020 de Kaiser Family Foundation. Y alrededor del 40% de la población adulta vive con más de una enfermedad crónica, de acuerdo con los CDC. Las razones por las que estas enfermedades hacen que las personas sean más vulnerables a la COVID-19 varían mucho, aunque la función inmunitaria deficiente es una explicación común.

Las autoridades de salud dicen que los adultos más jóvenes y de otro modo saludables no necesitan una vacuna de refuerzo por ahora, pero las recomendaciones podrían cambiar en el futuro. Las personas de todas las edades y enfermedades que recibieron las vacunas de Moderna o Johnson & Johnson también deben esperar la dosis de refuerzo. Ambas compañías están trabajando para llevar sus propias vacunas de refuerzo al público, pero según los expertos podrían pasar unas semanas más antes de que se implementen las aprobaciones regulatorias necesarias de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y los CDC.

¿Quién reúne los requisitos para recibir la vacuna de refuerzo de Pfizer?

Los CDC recomiendan que las siguientes personas reciban una dosis de refuerzo contra la COVID-19 al menos seis meses después de recibir las primeras dos dosis de la serie de Pfizer-BioNTech.

  • ​Las personas de 65 años o más y los residentes de centros de cuidados a largo plazo
  • Las personas de 50 a 64 años con enfermedades subyacentes
  • Las personas de 18 a 49 años con enfermedades subyacentes, según sus beneficios y riesgos individuales
  • Las personas de 18 a 64 años que corren un mayor riesgo de exposición y transmisión a la COVID-19 debido a su ocupación (socorristas, trabajadores de la salud, docentes, trabajadores de manufactura, trabajadores de los sectores de agricultura y de alimentos, empleados de oficinas postales de Estados Unidos, etc.), en función de sus beneficios y riesgos individuales

Rachel Nania escribe sobre atención médica y políticas de salud para AARP. Anteriormente fue reportera y editora de WTOP Radio en Washington, D.C. Recibió un Premio Gracie y un Premio Regional Edward R. Murrow, y también participó en un programa sobre demencia con la National Press Foundation.