Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

4 señales de advertencia del melanoma que pasan desapercibidas con facilidad

Este peligroso cáncer de piel puede adoptar formas extrañas y aparecer en lugares inesperados.

Un médico utiliza un instrumento para examinar la piel de una paciente

GETTY IMAGES

In English | Cada año, cerca de 100,000 personas reciben un diagnóstico de melanoma en Estados Unidos, lo que lo convierte en uno de los tipos de cáncer más comunes del país, en particular entre los adultos mayores que han estado expuestos al sol durante décadas y cuyo sistema inmunitario no es tan fuerte como antes. Y si bien el melanoma puede ser mortal, es perfectamente curable cuando se detecta a tiempo.

¿Sabes lo que debes buscar? Los rasgos distintivos del melanoma (en inglés) son lunares asimétricos o de aspecto rugoso que no tienen un borde definido. Otro indicio es una mancha en la piel que continúa creciendo o cambiando, y una forma sencilla de vigilar si aparece alguna de estas formaciones preocupantes es hacer un escaneo corporal cada mes. Sin embargo, también hay algunas señales menos comunes que podrían denotar la presencia de cáncer de piel.

“El melanoma no respeta las reglas”, dice la Dra. Elizabeth Buchbinder, oncóloga del Dana-Farber Cancer Institute en Boston y profesora adjunta en la Facultad de Medicina de Harvard. Los lunares pequeños pueden causar grandes problemas, y las nuevas manchas pueden crecer y diseminarse con rapidez, agrega. “Por eso es muy importante saber lo que debes buscar”.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Estas son cuatro señales de advertencia de melanoma que debes conocer para que no pase desapercibida ninguna mancha.

1. El ‘patito feo’

Las personas que tienen muchos lunares corren un mayor riesgo de tener melanoma. Ahora bien, no es necesario que empieces a contar las manchas de tu piel ni que te asustes por cada marca del cuerpo. En cambio, presta atención a los lunares que se destacan: los que son más oscuros que el resto, los que han cambiado recientemente o que tienen una forma más rara. Buchbinder los llama “patitos feos”.

“Si tienes muchos lunares oscuros, pero tienes 50, no todos son melanomas”, señala. “Pero si tienes un lunar que realmente tiene un aspecto diferente a los demás y es como ese patito feo, ese es el que en realidad debes hacer ver y examinar”.

En las mujeres, los melanomas aparecen con mayor frecuencia en los brazos y las piernas. Los hombres deben prestar especial atención a la cabeza, el cuello, la espalda y el tronco. Aun así, esos no son los únicos lugares en los que puede aparecer este tipo de cáncer de piel.

2. ‘Donde no brilla el sol’

Se considera que la mayoría de los melanomas se producen debido a la luz ultravioleta (UV), pero no todos son consecuencia de la exposición al sol. El melanoma puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, incluso “en lugares donde no brilla el sol”, como la planta de los pies o la palma de las manos, explica la Dra. Elizabeth Quigley, dermatóloga y médica asociada al Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York.

El cáncer también puede aparecer como una línea oscura debajo de una uña de la mano o del pie, que es lo que le sucedió al músico Bob Marley, quien inicialmente confundió su melanoma con un hematoma en el dedo del pie y finalmente murió debido a ello. (Un signo de que deberías acudir al médico: una mancha oscura debajo del lecho ungueal que no desaparece a medida que crece la uña, como lo haría una ampolla de sangre, según Buchbinder).

Y aunque es menos frecuente, el melanoma también puede aparecer en el ojo, dentro de la boca o en el cuero cabelludo. Buchbinder incluso ha visto ocurrir cambios en el color del cabello de sus pacientes —“alguien que tenía canas y le apareció una raya negra”— debido a un melanoma que crece en el cuero cabelludo. “Así que pueden suceder cosas extrañas, pero no son las comunes”, agrega.

Dicho esto, estos melanomas “ocultos” son más comunes en las personas que tienen la piel más oscura, señala el Dr. Vishal Patel, profesor adjunto de Dermatología en la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de George Washington University y director del Programa de Oncología Cutánea en el GW Cancer Center. Y dado que es más fácil pasarlos por alto, por lo general son más peligrosos cuando se los diagnostica.

“Por eso les digo a los pacientes negros, indios y asiáticos que si observan cambios en las uñas, [cualquier mancha oscura] en la palma de las manos o la planta de los pies, así como en los ojos o la boca, esos son los que me preocupan”, agrega Patel. “Porque si bien son menos comunes, cuando aparecen, la situación es peor. Por eso es importante saberlo”.

3. Tonos rojos, blancos y azules

Si bien los melanomas con frecuencia se manifiestan como lunares de color marrón oscuro, en realidad pueden presentarse en diversos colores. El cáncer puede tener un tono azul debido a una pigmentación más profunda, señala el Dr. Robert Brodell, profesor y presidente del departamento de dermatología del Centro Médico de University of Mississippi. También puede tener un color rojo a consecuencia de una respuesta inmunitaria. “El cuerpo lo está atacando. Sabe que no es algo normal y está tratando de defenderse, por eso se produce inflamación”, explica Brodell.

También es posible que un melanoma “parezca una erupción”, dice Quigley, y adquiera un tono rosado. Sin embargo, cuando la mancha no mejora con cremas y otros tratamientos que normalmente eliminan una erupción, “debes revisar y asegurarte de que no se trate de un cáncer de piel”, sugiere.

Otro signo de melanoma puede ser la ausencia de color. Algunas de estas manchas cancerosas pierden su pigmentación de forma total o parcial y queda un reborde blanco alrededor de una mancha más oscura.

“Y eso es algo que nos preocupa un poco”, dice Buchbinder. “¿El cuerpo identificó algo como un melanoma que iba mal, y en el proceso de eliminación también destruyó algunos de los melanocitos normales [células cutáneas que producen pigmento] en esa zona? Es una de esas cosas que nos pueden hacer observar algo con más detenimiento”.

4. Manchas en la piel que sangran o pican

Si un lunar del cuerpo comienza a picar o se vuelve más doloroso o sensible, es necesario hacerlo ver. Lo mismo sucede si la superficie del lunar cambia. Tal vez comience a supurar o sangrar o adquiera un aspecto más escamoso y no se cure por sí solo.

“Consideramos que parte de esa irritación —la picazón o el sangrado— en realidad sucede cuando el cuerpo comienza a reconocer [el cáncer] y lo ataca ligeramente, lo que causa irritación. Por eso se produce un poco de comezón, sangrado e irritación cerca del propio lunar”, explica Buchbinder.

Prevención del cáncer de piel

Algunas de las formas más eficaces de prevenir el melanoma incluyen llevar ropa que proteja contra el sol, usar anteojos de sol que bloqueen los rayos UV y aplicarse protector solar. Otro dato que debes tener en cuenta: las personas que toman ciertos medicamentos para la presión arterial, incluidos los diuréticos como la hidroclorotiazida y los bloqueadores de los canales de calcio como la nifedipina, por ejemplo, deben tener mucho cuidado cuando estén al aire libre. “Muchos de esos medicamentos [para la presión arterial] aumentan la sensibilidad al sol y nos hacen más propensos a sufrir quemaduras solares”, advierte Quigley, lo que aumenta el riesgo de padecer cáncer de piel.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Dado que no todos los tipos de cáncer de piel se producen debido a la exposición al sol, los controles frecuentes de la piel también son una parte importante de la prevención. Detectar un melanoma antes de que tenga tiempo de incrementar su grosor y extenderse a otras partes del cuerpo aumenta en gran medida las probabilidades de supervivencia. (Puedes encontrar consejos para examinarte la piel en el sitio web de la American Cancer Society) (en inglés). Mantener el sistema inmunitario lo más fuerte posible también puede ayudar a prevenir el melanoma.

En conclusión: “Las personas deben conocer muy bien su piel”, sugiere Quigley. “Y si notan algo que no parece normal, no es el momento de esperar: es necesario evaluarlo. ...En particular con la COVID-19, los pacientes han estado demorando el control y el examen de la piel, y estamos observando que esa demora es perjudicial”.

Factores de riesgo del cáncer de piel

Una encuesta del 2021 (en inglés) a cargo de la American Academy of Dermatology reveló que solo la tercera parte de los adultos se preocupan por el cáncer de piel, a pesar de ser el tipo de cáncer más común del país.

Otros resultados de la encuesta:

  • El 49% dijeron estar más preocupados por evitar las quemaduras solares que por prevenir el cáncer de piel
  • El 32% dijeron estar más preocupados por evitar las arrugas que por prevenir el cáncer de piel
  • El 25% dijeron que sufrieron una quemadura solar en el 2020

El Dr. Robert Brodell, profesor y presidente del departamento de dermatología del Centro Médico de University of Mississippi, señala que es importante conocer tus riesgos de padecer cáncer de piel. Según los CDC, los factores de riesgo más comunes incluyen:

  • Color natural de piel más claro
  • Piel que reacciona al sol con quemaduras, pecas, enrojecimiento o dolor
  • Ojos azules o verdes
  • Cabello rubio o pelirrojo
  • Más de 50 lunares
  • Antecedentes familiares de cáncer de piel
  • Antecedentes personales de cáncer de piel

Fuente: American Academy of Dermatology

Rachel Nania escribe sobre atención médica y políticas de salud para AARP. Anteriormente fue reportera y editora de WTOP Radio en Washington, D.C. Recibió un Premio Gracie y un Premio Regional Edward R. Murrow, y también participó en un programa sobre demencia con la National Press Foundation.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.