Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

La esperanza de vida en EE.UU. alcanza un mínimo histórico

La pandemia de coronavirus es la responsable principal de la drástica caída del 2020.

Una mujer camina frente a un memorial en honor a las víctimas de COVID

SPENCER PLATT VIA GETTY IMAGES

Decoraciones conmemorativas cuelgan de la puerta principal del cementerio de Greenwood en la ciudad de Nueva York durante un evento en junio de 2021 organizado por Naming the Lost Memorials para recordar y celebrar las vidas de los fallecidos por la pandemia.

In English | La esperanza de vida en EE.UU. se acortó 1.5 años entre el 2019 y el 2020, el mayor descenso en un año desde la Segunda Guerra Mundial, cuando bajó 2.9 años entre 1942 y 1943, según un nuevo informe federal. Y la causa principal de este desplome es la COVID-19, responsable de casi tres cuartas partes (74%) de este descenso.

Entre los negros y los hispanos, dos poblaciones que se han visto desproporcionadamente afectadas por la enfermedad y la muerte a lo largo de la pandemia, el descenso fue aún más pronunciado. En estos grupos la esperanza de vida se redujo en aproximadamente tres años.

"Es muy grave", afirma Elizabeth Arias, autora principal del nuevo informe del Centro Nacional de Estadísticas de Salud. La esperanza de vida —que da cuenta de la salud de una población y se define como el número de años promedio que se espera que un niño nacido en un año determinado viva— suele subir en incrementos muy pequeños de un año a otro. Por ejemplo, del 2018 al 2019 aumentó 0.1 años. Y, con muy pocas excepciones, ha ido aumentando progresivamente década tras década.


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


"Así que la aparición de este gran cambio en un momento concreto significa que ocurrió algo catastrófico o trascendental. Significa que sucedieron un gran número de muertes adicionales o inesperadas", agrega Arias.

La pandemia multiplica el número de muertes

En el 2020, en EE.UU. murieron alrededor de 3.4 millones de personas, y las muertes por COVID-19 representaron cerca del 11% de este total, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). El año pasado, la nueva enfermedad se convirtió en la tercera causa de muerte en EE.UU., solo por detrás de las enfermedades cardíacas y el cáncer.

Otros factores que contribuyeron al descenso de la esperanza de vida en el 2020 fueron las sobredosis de drogas, que cobraron la vida de unas 93,000 personas en EE.UU. en el 2020, los homicidios, la diabetes, y las enfermedades hepáticas crónicas y la cirrosis.

  • La esperanza de vida promedio de la población general en EE.UU. en el 2020 fue de 77.3 años, frente a los 78.8 del 2019.

  • En el subgrupo de los hispanos, descendió de 81.8 años en el 2019 a 78.8 en el 2020; la COVID-19 fue responsable del 90% de este descenso, señalan las autoridades de salud.

  • Y en el subgrupo de los negros, pasó de 74.7 años en el 2019 a 71.8 en el 2020, lo que supone la esperanza de vida más corta para los afroamericanos desde el año 2000.

Además, la brecha en la esperanza de vida entre los afroamericanos y sus contrapartes blancas, que se había ido reduciendo en las últimas tres décadas, en el 2020 volvió a ensancharse. La disparidad en la esperanza de vida entre blancos y negros aumentó de 4.1 años en el 2019 a 5.8 en el 2020. Estas cifras significan que se espera que, en EE.UU., los blancos vivan un promedio de 5.8 años más que los negros.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Otra tendencia destacable: la disparidad en la esperanza de vida entre hombres y mujeres aumentó de 5.1 años en el 2019 a 5.7 en el 2020. La esperanza de vida de los hombres fue de 74.5 años en el 2020, frente a los 80.2 de las mujeres.

¿Cuál será la esperanza de vida del 2021? No está claro. Las muertes por COVID-19 siguen aumentando, aunque a un ritmo más lento. Hasta ahora, en EE.UU. han muerto casi 610,000 personas a causa de la COVID-19. Y las muertes indirectamente relacionadas con la pandemia —como el aumento de las enfermedades crónicas debido a que muchas personas demoraron o evitaron las visitas médicas— podrían impedir la recuperación inmediata de la tendencia de años anteriores.

"Aunque seamos capaces de controlar el virus, es posible que sigamos notando los efectos indirectos de la pandemia durante años", afirma Arias.

Rachel Nania escribe sobre atención médica y políticas de salud para AARP. Anteriormente fue reportera y editora de WTOP Radio en Washington, D.C. Recibió un Premio Gracie y un Premio Regional Edward R. Murrow, y también participó en un programa sobre demencia con la National Press Foundation.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.