Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

4 puntos que recalcar para que tus hijos y nietos se vacunen contra la COVID-19

Si la población más joven se vacuna, podremos frenar la ola de infecciones y poner fin al aislamiento social.

Madre e hija se abrazan

OLIVER ROSSI/GETTY IMAGES

In English | Ahora que la mayoría de los adultos mayores se han vacunado contra la COVID-19, los expertos están centrando la atención en las generaciones más jóvenes. Toda persona mayor de 18 años puede acceder ahora a la vacuna de Moderna, y la vacuna de Pfizer-BioNTech está a disposición de los mayores de 16 años. (La vacuna de Johnson & Johnson, que consta de una sola dosis y cuya administración se ha autorizado para las personas mayores de 18 años, se encuentra en pausa mientras las autoridades de salud estadounidenses investigan un problema de coagulación sanguínea que se ha presentado en muy contados casos).

Los más chicos no quedarán muy atrás. Recientemente, Pfizer solicitó a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) la ampliación de la autorización de su vacuna para incluir a los menores de edad a partir de los 12 años. Por otra parte, tanto Moderna como Pfizer están analizando la eficacia de sus respectivas vacunas en los niños, incluso desde los 6 meses de edad.


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


"Tendría que sacar mi bola de cristal, pero me parece muy probable que en algún momento del verano se autoricen las vacunas [para los menores a partir de los 12 años]", dice Bernhard Wiedermann, médico especializado en enfermedades infecciosas en Children's National Hospital en Washington, D.C. “Y tengo mucho optimismo de que eso suceda a tiempo para que estos menores se vacunen antes del inicio de las clases en el otoño”. Wiedermann agrega que eso representaría "una enorme ventaja" para "el control de la pandemia".

Si conoces a alguna persona joven que ya puede recibir la vacuna contra la COVID-19 —o que podrá hacerlo en un futuro próximo—, aquí señalamos cuatro puntos que puedes mencionar cuando le hables de las ventajas de la vacunación.

1. Las vacunas ofrecen una fuerte protección contra casos graves de la enfermedad

Los adultos mayores han sufrido los embates de los casos graves y muertes por COVID-19, pero los adultos más jóvenes y los menores de edad también pueden enfermarse de gravedad por una infección de coronavirus. Más de 20,000 personas menores de 50 años en Estados Unidos han fallecido de COVID-19 desde el inicio de la pandemia, según los datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Y algunos menores han terminado en el hospital por un síndrome inflamatorio vinculado a la COVID-19 —denominado "síndrome inflamatorio multisistémico en niños" (MIS-C)—, calificado de "muy peligroso y riesgoso" por Ashlesha Kaushik, especialista en enfermedades infecciosas pediátricas.

"Así que los menores de edad no son inmunes a la COVID-19", señala Kaushik, vocera de la American Academy of Pediatrics y profesora adjunta del Departamento de Pediatría en la Facultad de Medicina Carver de University of Iowa

Lo que sabemos hasta ahora de las vacunas de Pfizer y Moderna es que son muy eficaces en cuanto a la prevención del contagio del coronavirus y en la prevención de hospitalizaciones y muertes por COVID-19 en las personas adultas. "Es decir, estas vacunas ofrecen un alto nivel de protección", dice Kaushik. Aún no queda claro qué tan eficaces serán las vacunas en los menores de edad, pero según las primeras informaciones dadas a conocer por Pfizer, su vacuna logró una eficacia aún mayor entre los participantes de 12 a 15 años que entre aquellos de 16 a 25 años. Por su parte, Moderna aún no ha divulgado datos preliminares sobre sus ensayos realizados con menores de edad.

2. La vacunación generalizada puede frenar las olas de infección y la propagación de variantes

Se está viendo un aumento en los casos nuevos de COVID-19, así como en las hospitalizaciones a causa de la enfermedad. Y según los datos recibidos, son los adultos más jóvenes (menores de 55 años) quienes impulsan esta nueva ola.

A diferencia de lo que sucedía en estas fechas el año pasado, los hospitales de ciertas zonas del país se ven saturados "no por los adultos mayores, sino por estas personas más jóvenes", dice Wiedermann. "Aunque tengan menos probabilidades de enfermarse o ser hospitalizadas, cuando la cantidad de personas infectadas es muy grande se ve este tipo de situación, porque nadie es inmune a enfermar gravemente por COVID-19", agrega Wiedermann.

El problema se complica aún más por las variantes —o mutaciones— del coronavirus. Estas cepas, más contagiosas y posiblemente más mortales, se están propagando en muchas zonas del país. En una rueda de prensa celebrada el 16 de abril, Rochelle Walensky, directora de los CDC, señaló que la variante B.1.1.7, detectada inicialmente en el Reino Unido, representó el 44% de la transmisión del virus en la semana del 27 de marzo, y precisó que la prevalencia de esta variante desde entonces "es sin duda mayor".

Hasta la fecha, las investigaciones indican que las vacunas actuales siguen ofreciendo protección frente a estas variantes. Sin embargo, "cuantas más personas se encuentren infectadas en la actualidad, más probabilidades tendremos de ver nuevas variantes", que posiblemente no respondan a la administración de la vacuna, según señala Wiedermann. Por eso los expertos de salud buscan que el mayor número posible de personas se vacunen cuanto antes. "Cuantas más [personas se vacunen], con más rapidez lograremos frenar la propagación", dice Wiedermann.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


3. Podrás pasar más tiempo con familiares y amigos

Un factor muy convincente en favor de la vacunación es todo aquello que se puede hacer una vez recibida la vacuna, según Kaushik. Por ejemplo, puedes estar con amigos y familiares que posiblemente no hayas podido ver desde hace más de un año. "Tanto ha sido el aislamiento social a lo largo de esta pandemia, que la principal ventaja sería poder salir de él", señala Kaushik.

Según las pautas de los CDC, las personas completamente vacunadas pueden reunirse en un entorno privado (como una casa) con otras personas completamente vacunadas sin necesidad de usar mascarilla. Además, podrán viajar a destinos nacionales sin tener que hacerse una prueba de COVID-19 (ni antes ni después del viaje) y viajar al exterior sin tener que hacer cuarentena a su regreso.

Aún se recomienda respetar en público las medidas de prevención —entre ellas el uso de mascarilla y el distanciamiento social—, "pero en el ámbito privado, entre pequeños grupos, [las personas vacunadas] pueden prescindir de algunas de estas medidas", dice Kaushik.

4. La COVID-19 no está a punto de desaparecer

Los expertos de salud pública prevén que la COVID-19, a diferencia de la viruela, probablemente nunca será erradicada y que seguirá circulando durante muchos años en ciertos focos por distintas partes del mundo. (Para ahondar en este tema, consulta el artículo “Cómo podría ser el futuro de la COVID-19”). Sin embargo, las vacunas abren la posibilidad de que los confinamientos y el distanciamiento social vayan quedando en el pasado, y de que la COVID-19 —que hasta la fecha ha cobrado la vida de más de 3 millones de personas en todo el mundo— se asemeje más bien a un resfriado común.

"La vacunación generalizada será el único camino por el que podremos superar esta pandemia en última instancia", afirmó Walensky, directora de los CDC, el 16 de abril.

Cómo hablar con alguien indeciso con respecto a la vacuna

Si conoces a alguien que está indeciso ante la posibilidad de vacunarse, Wiedermann recomienda atenerse a "la regla de Aretha Franklin" y guardarles respeto. "No es el momento de crear una confrontación", dice Wiedermann.

Él aconseja tratar de conocer las inquietudes de esa persona y remitirla a los datos fiables sobre el coronavirus aportados por fuentes imparciales, entre ellas la FDA, los CDC y las dependencias estatales de salud pública. Si le preocupan los posibles efectos secundarios de la vacuna, dile que no todas las personas los padecen y que, para quienes sí los presentan, los efectos no duran mucho tiempo. Dile también que a pesar de las preocupaciones recientes por la vacuna de Johnson & Johnson, se han registrado pocos efectos adversos entre los millones de vacunados.

Andy Slavitt, un asesor principal de la Casa Blanca para la respuesta frente a la COVID-19, señaló el 16 de abril que si bien más de 560,000 personas en este país han fallecido de COVID-19, “se han vacunado125 millones de personas en Estados Unidos, y los resultados, como bien podemos ver, son bastante increíbles”, expresó.

Rachel Nania se incorporó en el 2019 a AARP como reportera sobre temas de salud, después de trabajar varios años como periodista y editora radial en Washington D.C. Recibió los galardones "Gracie Award" en el 2018 y "Edward R. Murrow Award" (a nivel regional) en el 2019, y fue becaria de la National Press Foundation en el 2019 para realizar labores de información sobre la demencia.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.