Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

Las vacunas de Pfizer y Moderna protegen a los trabajadores de primera línea

La información más reciente de los CDC, según investigación basada en datos del mundo real, confirman que las inyecciones de ARNm son eficaces para la prevención de infecciones de coronavirus.

Mano de un médico con guantes azules sostiene una jeringa de la vacuna contra la COVID

TEKA77/GETTY IMAGES

In English | Las vacunas contra la COVID-19 producidas por Pfizer-BioNTech y Moderna surten efecto en el mundo real. Así lo revela una nueva investigación a cargo del Gobierno federal, en la cual participaron 3,950 trabajadores esenciales y de salud. Los resultados confirman que ambas vacunas ofrecen un 90% de protección contra las infecciones de coronavirus a dos semanas de administrarse la segunda dosis.

Estos hallazgos obtenidos por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) coinciden con lo que habían informado los fabricantes de las vacunas en cuanto a la eficacia lograda en exhaustivos ensayos clínicos. La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) se valió de los datos de los ensayos clínicos cuando otorgó, en diciembre del 2020, su autorización de uso de emergencia para ambas vacunas, elaboradas a base de la tecnología ARNm.


Visita aarp.org/VacunaCOVID para más información.


Para realizar la investigación, los CDC dieron seguimiento a trabajadores de salud, personal de primera intervención y otros trabajadores esenciales en seis estados (Arizona, Florida, Minnesota, Oregón, Texas y Utah). Los participantes se administraron pruebas cada semana desde el 14 de diciembre del 2020 hasta el 13 de marzo del 2021. Según los funcionarios de los CDC, estos trabajadores tenían más probabilidades, con respecto a la población en general, de exponerse al virus por el trabajo que realizan.

La investigación también demostró que incluso después de una sola dosis, estas vacunas ofrecen una protección importante. Ambas lograron una eficacia del 80% a dos semanas de la primera inyección. En la investigación se contó con la capacidad de detectar indicios de cualquier contagio de coronavirus, sin importar si los participantes presentaban síntomas o no.

Las vacunas protegen contra la propagación

Bruce Hirsch, especialista en enfermedades infecciosas y médico de cabecera en Norwell Health, la principal red de atención médica en Nueva York, señaló que la investigación abordó una cuestión importante que no se había tenido en cuenta en los ensayos clínicos: si las vacunas no solo prevendrían la infección en las personas vacunadas, sino si también impedirían que los vacunados contagiaran a otras personas.

"Esta investigación indica que sería sumamente fuera de lo común", dice Hirsch, "y que al parecer las vacunas no solo previenen la infección sintomática sino que también son muy eficaces en la prevención de la infección asintomática". Según Hirsch, las muestras nasales tomadas cada semana por los propios participantes fueron sometidas a pruebas PCR, la modalidad más sensible para la detección de la COVID-19. Otro hallazgo importante del estudio, según Hirsch, es que las vacunas son eficaces para evitar la propagación de COVID-19 aun cuando las personas afectadas no estén enteradas de su infección.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Esta investigación de los CDC, basada en datos del mundo real, arrojó resultados similares a los de investigaciones realizadas en Israel y el Reino Unido, así como de estudios en que se dio seguimiento a trabajadores de la salud de University of Texas Southwestern Medical Center, UCLA y UC San Diego en California.

Hirsch, quien calificó los resultados de "gratificantes", advirtió que estos no deben entenderse como luz verde para abandonar las precauciones como el uso de la mascarilla, el lavado de manos y el distanciamiento social. "Apagar esta epidemia no es como apagar la luz", dijo Hirsch. "Las vacunas son muy, muy eficaces y muy, muy útiles. Pero no son perfectas". Y señaló que, si bien los trabajadores de salud y otros participantes se sometieron a pruebas después de que las variantes del virus empezaran a circular en Estados Unidos, la aparición de nuevas variantes sigue siendo motivo de preocupación.

"Tengo la esperanza de que estos resultados sirvan para confirmar que recibir la vacuna es lo correcto y que será muy útil”, dice Hirsch, quien afirma asimismo que las vacunas aún deben combinarse con todas las demás estrategias que ayudarán a vencer la pandemia.

Dena Bunis informa sobre temas relativos a Medicare, atención de la salud, políticas en materia de salud y el Congreso estadounidense. Además, es autora de la columna “Medicare Made Easy” para AARP Bulletin. Galardonada por su labor periodística, Bunis trabajó durante años en diarios de grandes ciudades. Entre los puestos que ocupó se incluyen los de jefa de la oficina de Washington del Orange County Register y reportera de temas de salud y entorno laboral para Newsday.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.