Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

9 formas de ahorrar dinero en audífonos

No dejes que el costo te impida obtener la ayuda que necesitas.

Una mujer se coloca un audífonos para escuchar mejor

GETTY IMAGES

In English | Escucha esto: casi una de cada cuatro personas de entre 65 y 74 años y una de cada dos personas de más de 75 años tienen una pérdida auditiva incapacitante. Sin embargo, solo el 16% de las personas menores de 69 años y menos de una de cada tres personas mayores de 70 años que podrían beneficiarse de los audífonos los utilizan. ¿Por qué? El costo puede ser una razón importante. Los audífonos suelen ser costosos y a menudo no están cubiertos por los planes de seguro médico. Por ello, son muchos quienes optan por prescindir de estos dispositivos.

La pérdida auditiva no solo es incómoda —y a veces peligrosa—, sino que también puede afectar la salud gravemente de otras maneras. Para mantenerte sano y bien, prueba estos nueve consejos que te ayudarán a controlar la pérdida auditiva sin tener que pagar demasiado dinero.

1. Compara productos

Dado que existen gran variedad de dispositivos, servicios y precios disponibles, tienes que conocer el panorama antes de comprar. La tecnología y los servicios (como las pruebas, la educación, la adaptación y los exámenes de seguimiento) son las principales causas del costo, según Tom Powers, consultor experto en audiología de la Hearing Industries Association (HIA). Powers explica que, según las encuestas, los precios por dispositivo —basados en tecnología y servicios— oscilan desde $1,604 para un audífono de nivel básico hasta $2,063 para uno de nivel medio y $2,651 para una opción de nivel superior.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Entre las características que pueden hacer aumentar el precio se encuentran el tamaño (¿es visible?), la posibilidad de recarga (muchos audífonos ya no dependen de las baterías, sino que se cargan como los teléfonos móviles), mejores micrófonos direccionales, más canales para la reducción del ruido y la supresión de la retroalimentación, y conectividad inalámbrica o Bluetooth. En el extremo inferior se encuentra la gran tienda minorista Costco, que compra al por mayor y actualmente está vendiendo un par de audífonos por $1,400. Sin embargo, algunas personas pueden necesitar pruebas, cuidados de seguimiento y productos especiales más completos que los que ofrece Costco.

2. Conoce qué opciones están incluidas en el precio

Cuatro preguntas clave que hay que hacer al considerar un proveedor de audífonos:

a. ¿Hay un plan de pago, suscripción o alquiler que reparta la carga financiera a lo largo del tiempo? Whisper.ai, por ejemplo, utiliza un modelo de suscripción en el que los usuarios pagan $139 al mes y se benefician de actualizaciones periódicas del software, dice Kim Cavitt, audióloga de Chicago.

b. ¿Qué opciones de paquetes hay? Por lo general, el audífono por sí solo supone un tercio del costo total, dice la presidenta de la HIA, Kate Carr. Algunos profesionales "agrupan" el diagnóstico, el audífono y los exámenes de seguimiento en un solo paquete. Pero asegúrate de que necesitas los tres componentes antes de pagar por ellos. Por ejemplo, si solo necesitas el dispositivo porque ya te has hecho un audiograma y no necesitas las visitas de seguimiento, puedes ahorrar si eliges un modelo sin paquete.

c. ¿Cuál es la garantía? La mayoría de los audífonos tienen garantía. Pregunta cuál es su extensión, si cubre el mantenimiento y las reparaciones y si el proveedor ofrece audífonos en préstamo durante los períodos de reparación.

d. ¿Existe una política transparente de devolución y reembolso? La mayoría de los estados exigen un período mínimo de 30 días de prueba para los audífonos.

3. Si solo tienes una pérdida auditiva leve o moderada, considera la posibilidad de esperar un año

Es posible que hayas oído hablar de los nuevos audífonos de venta libre aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) que no están aún en las farmacias. Puedes culpar a la COVID-19: en virtud de la Ley de Reautorización de la FDA del 2017, la agencia tenía previsto publicar el mes de agosto del año pasado las pautas para esta nueva categoría de audífonos de venta libre, que probablemente serán más económicos. La COVID ha retrasado esas pautas, pero muchos expertos esperan que las reglas se publiquen el año que viene y que los audífonos de venta libre estén disponibles en el mercado poco después. Mientras tanto, varios fiscales generales estatales han emitido advertencias sobre los dispositivos de venta libre que afirman de manera falsa estar "aprobados por la FDA". No lo están.

4. Explora la posibilidad de comprar audífonos en línea o de venta directa al consumidor

Esta suele ser una opción más económica y puede funcionar bien para quienes no pueden acudir a un proveedor de audífonos porque, por ejemplo, viven en una zona rural o tienen alguna discapacidad, dice Cavitt. "Los grandes nombres en el espacio de la venta directa al consumidor son Lexie, Eargo y Lively... Algunos tienen capacidad para realizar pruebas de audición en línea... y la mayoría tienen funcionalidad de telesalud", de modo que hablas con alguien que te guía en el proceso, añade. ¿Cuál es la desventaja? "Muchos [proveedores en línea o de venta directa al consumidor] no ofrecen servicios de adaptación que ajusten los dispositivos a tu pérdida auditiva específica", dice Powers. "Esto puede afectar la capacidad de oír en situaciones en las que hay ruido de fondo".

5. Si tienes 65 años o más, busca la cobertura de un plan suplementario de Medicare

El programa básico de Medicare no paga los audífonos (aunque, dado que la pérdida auditiva está cada vez más relacionada con la depresión, el aislamiento, las caídas y la demencia, algunos congresistas están presionando para que esto cambie). Pero alrededor del 40% de los beneficiarios de Medicare tienen un plan Medicare Advantage, que puede oscilar entre los $10 y los $150 al mes o más, y "la gran mayoría" de esos planes sí cubren los audífonos, dice Carr.

6. Si tienes derecho a Medicaid, comprueba la cobertura en tu estado

Las condiciones de Medicaid se deciden estado por estado, y muchos de ellos ofrecen cobertura de Medicaid para audífonos. Consulta con la agencia estatal que gestiona las pautas de Medicaid.

7. Pregunta a tu especialista en audición sobre las fuentes locales de ayuda

El Lions Club recoge y distribuye audífonos usados y readaptados. También puedes encontrar ayuda a través de tu Agencia del Área sobre el Envejecimiento o del Kiwanis Club.

8. Investiga las fundaciones benéficas nacionales

El Hearing Aid Project, la Foundation for Sight and Sound, la Starkey Hearing Foundation y la Miracle-Ear Foundation (enlaces en ingés) ayudan a las personas que no pueden costear audífonos. Envía un correo electrónico al Instituto Nacional de la Sordera y otros Trastornos de la Comunicación (nidcdinfo@nidcd.nih.gov), que forma parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH), para conocer otras fuentes.

9. Si eres veterano, comprueba tu cobertura

Uno de cada tres miembros de las Fuerzas Armadas regresa de la movilización con una pérdida auditiva apreciable. Debes inscribirte en el programa de beneficios de salud del VA para poder calificar para los audífonos, que tienen un gran descuento. Para solicitar el beneficio, acude a tu oficina local del VA, ingresa al sitio web (en inglés) o llama al 877-222-VETS (8387).

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.