Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

¿Cuándo pueden esperar recibir la vacuna contra la COVID-19 los adultos mayores?

Hay una mayor disponibilidad de vacunas y los adultos mayores están recibiendo prioridad.

In English | Después de meses de diferencias en los criterios de vacunación —que hicieron aún más confuso un proceso de distribución de vacunas que ya era algo accidentado—, la vacuna contra la COVID-19 está ahora disponible para todas las personas de 16 años o más. Las autoridades federales y estatales han dado prioridad a los adultos mayores en sus planes de vacunación, pero la definición de "adulto mayor" variaba de un estado a otro. En algunos casos, la edad y las categorías de quienes podían vacunarse variaban a nivel de condado.

La disponibilidad de la vacuna ha mejorado en las últimas semanas debido a la mayor cantidad de dosis que reciben los estados y a la apertura de más sitios de vacunación masiva locales y federales. Al 30 de abril, se habían distribuido más de 308 millones de dosis de vacunas en todo el país. Y más de 144 millones de personas han recibido al menos una dosis, incluido casi el 82% de las personas de 65 años o más. En Estados Unidos hay más de 101 millones de personas completamente vacunadas.

Pero conseguir una cita de vacunación sigue siendo difícil en muchos estados, y las citas que se ofrecen en los sitios web estatales y de farmacias minoristas con frecuencia se agotan tan pronto se publican. Y ahora que las autoridades federales han recomendado suspender la distribución de la vacuna de Johnson & Johnson debido a reportes de la aparición de coágulos sanguíneos inusuales en un pequeño grupo de personas que habían recibido esa vacuna, conseguir una cita podría ser aún más difícil. Los funcionarios de la Casa Blanca han dicho que debería haber suficientes vacunas de Pfizer y de Moderna disponibles para compensar la interrupción, aunque es posible que cientos de miles de citas de vacunación se tengan que reprogramar.

Adultos mayores hacen la fila para recibir la vacuna contra la COVID-19

MARTA LAVANDIER/THE ASSOCIATED PRESS

Residentes mayores de Florida mientras se les toma la temperatura antes de recibir la segunda dosis de la vacuna de Pfizer contra la COVID-19 en el Jackson Health System de Miami.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) inicialmente recomendaron que los estados asignaran prioridad a los trabajadores de la salud y a los residentes y el personal de los centros de cuidados a largo plazo, donde ocurrieron un tercio de las más de 572,000 muertes por COVID-19 del país. Muchos siguieron esta recomendación, aunque Florida y Georgia agregaron a los adultos de 65 años o más al grupo de máxima prioridad, conocido como "Fase 1a" en muchos planes estatales de vacunación.

Donde muchos estados discreparon fue en la distribución de la vacuna después de la Fase 1a. Los CDC y la Administración de Biden recomiendan que las vacunas se pongan gradualmente a disposición de los adultos mayores, ya que los adultos de 65 años o más representan ocho de cada diez muertes atribuidas a la COVID-19. Los CDC y la Casa Blanca también han recomendado que los estados den prioridad a ciertos tipos de trabajadores esenciales, como los empleados de supermercados y los docentes.

Sin embargo, los planes formales de vacunación estuvieron a cargo de cada gobernador y de las autoridades estatales de salud pública, quienes no siguieron al pie de la letra las recomendaciones de los CDC.

La mayoría de los estados agruparon a los adultos mayores en la segunda fase de distribución de vacunas, que en muchos estados se conoce como la Fase 1b. Pero los grupos de edades variaron de un estado a otro, lo que creó confusión con respecto a quién podía vacunarse y cuándo habría vacunas disponibles para grupos adicionales.

Incluso en los estados donde las vacunas se han ofrecido a los residentes mayores durante semanas, conseguir una cita sigue siendo un desafío. "Hay ciertos aspectos que son complejos, y aprenderemos algunas cosas a medida que avancemos en el proceso", señala Megan O'Reilly, vicepresidenta de Asuntos Federales de Salud y Familia de AARP, que ha estado luchando para que los adultos mayores del país tengan prioridad para recibir la vacuna contra la COVID-19


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Los primeros: 24 millones de personas en Estados Unidos

Los CDC estiman que había 21 millones de trabajadores del campo de la salud y 3 millones de residentes de instalaciones comunitarias como hogares de ancianos y centros de vida asistida que necesitaban vacunarse cuando las vacunas estuvieran inicialmente disponibles. Se ha confirmado que más de 476,000 trabajadores de la salud y más de 1.4 millones de residentes y miembros del personal de centros de cuidados a largo plazo contrajeron COVID-19, según datos de los CDC y la Kaiser Family Foundation (enlaces en inglés)

Millones de personas en los grupos de mayor vulnerabilidad ya han sido inoculadas.

La mayoría de los residentes y el personal de los centros de cuidados a largo plazo se vacunaron a través de un programa federal que contrató a CVS y Walgreens para administrar las vacunas de dos dosis contra la COVID-19 en clínicas ubicadas en los centros sin costo alguno. A nivel nacional, casi todos los centros de cuidados a largo plazo han terminado —o les falta poco para terminar— las últimas clínicas.

En la Fase 1a de la distribución de vacunas, muchos estados priorizaron a los residentes y al personal de los hogares de ancianos, así como a los centros de vida asistida y otros tipos de centros de cuidados a largo plazo. Sin embargo, algunos estados, como Maryland, agrupan los hogares de ancianos en la Fase 1a y otros centros de vida asistida en la Fase 1b.

¿Cuál es el ritmo de envío de las vacunas?

El Gobierno federal está enviando más dosis a los estados y a ciertas ciudades, como Filadelfia y Nueva York, cada semana. Y está enviando vacunas directamente a ciertas farmacias y cadenas de supermercados. Las empresas participantes varían según el estado (en inglés), pero incluyen ciertas farmacias de Walmart, CVS, Costco, Rite Aid y Kroger. Además, a fines de enero la Administración anunció planes de adquirir otros 200 millones de dosis de las vacunas de Pfizer y Moderna con el objetivo de vacunar a 100 millones de personas durante los 100 primeros días del mandato de Biden, y a 300 millones de personas para el final del verano. Esas vacunas requieren dos dosis cada una.

Al comienzo de marzo, más de 50 millones de personas del país ya habían recibido la primera dosis. El total casi se duplicó a lo largo del mes, y al 1.º de abril llegaba a aproximadamente 100 millones.

¿Dónde puedo conseguir una vacuna?

A medida que aumenta la disponibilidad de las vacunas, los estados están ampliando las opciones sobre dónde se puede recibir la inoculación, que inicialmente solo estaba disponible en ciertos hospitales, departamentos de salud locales y centros de cuidados a largo plazo. California ha abierto sitios de vacunación masiva en Disneyland Resort en Anaheim y en el Dodger Stadium en Los Ángeles. Massachusetts está usando el Gillette Stadium, sede de los New England Patriots.

La Administración del presidente Biden ha encomendado a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) la creación de centros comunitarios de vacunación en todo el país. Más de 30 sitios piloto de vacunación abrieron —o están por abrir— en California, Carolina del Norte, Florida, Georgia, Massachusetts, Míchigan, Nueva Jersey, Nueva York, Ohio, Pensilvania y Texas.

La información sobre dónde vacunarse y quiénes cumplen con los criterios de vacunación está disponible en la mayoría de los sitios web de salud pública estatales. Muchos estados también han establecido números telefónicos gratuitos para dar información sobre las vacunas.

'Las vacunas no sirven si no se usan'

La disposición a vacunarse contra la COVID-19 aumentó con el tiempo, pero las encuestas recientes demuestran que no todos quieren hacerlo. Un estudio que University of Michigan (en inglés) publicó en marzo reveló que el 71% de las personas de entre 50 y 80 años ya se habían vacunado o planeaban vacunarse lo antes posible. Esta cifra representa un aumento considerable desde octubre, pero significa que casi 3 de cada 10 adultos mayores del país todavía tienen reservas.

"Las vacunas no sirven si no se usan para vacunar a las personas", dice Moncef Slaoui, un experto en vacunas y antiguo asesor científico sénior de Operation Warp Speed, bajo el expresidente Donald Trump.

Si se vacunan suficientes personas en el país, es probable que Estados Unidos vuelva a tener "un nivel considerable de normalidad" en la segunda mitad del 2021, afirmó el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los Institutos Nacionales de la Salud. Fauci advirtió hace poco que es probable que el uso de mascarillas y las medidas de distanciamiento social se mantengan durante gran parte del 2021, pero se mostró optimista sobre las vacunas que se están preparando.

Aun así, la eficacia de las vacunas depende en parte de una aceptación generalizada. "Un desenlace verdaderamente terrible sería que tuviéramos vacunas que demuestren ser realmente eficaces y la mitad de las personas decidan no vacunarse", dijo el Dr. Francis Collins, director de los Institutos Nacionales de la Salud, en una teleasamblea reciente de AARP. "En ese caso, esta pandemia podría continuar de forma indefinida. Necesitamos que se vacune cerca del 90% de la población si queremos terminar definitivamente con el virus".

Nota del editor: Esta historia se actualizará periódicamente con nueva información sobre la distribución de vacunas de los estados. Consulta regularmente esta página.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.