Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

La telesalud ayuda a los médicos a detectar cáncer de piel al disminuir las pruebas de diagnóstico

Además: señales de advertencia que justifican una llamada al dermatólogo.

Un paciente habla con su doctora utilizando una computadora

GETTY IMAGES

In English | El pasado mes de febrero, Thomas Knox notó un bulto en la piel de la mano derecha, entre el pulgar y el índice. Al principio, el residente de Filadelfia, de 79 años, no pensó que fuera nada grave. Sin embargo, cuando el bulto aumentó de tamaño y le empezó a causar más dolor, decidió que debía consultar con un médico.

Lamentablemente, en ese momento la pandemia de coronavirus se estaba extendiendo por el país y casi todas las clínicas estaban cerradas para que los pacientes y el personal se mantuvieran en casa y protegieran su salud. Sin embargo, los médicos de Knox tenían una solución alternativa. Un equipo de dermatólogos de Penn Medicine le pidió a Knox que sacara algunas fotos de la mano, incluso una junto a una regla, para poder ver el tamaño exacto y las características de la lesión, y también le pidieron a un cirujano que observara la imagen y diera su opinión.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Posteriormente, en una teleconferencia, le pidieron a Knox que acudiera para hacerse una biopsia. Era el único paciente en el consultorio, y en menos de 90 minutos los médicos examinaron, hicieron una biopsia y extirparon el tumor, que ya tenía el tamaño de una moneda de cinco centavos.

“En vez de tener tres o cuatro citas, solo tuve una”, indicó Knox.

Las fotos y los videos ayudan a clasificar los casos urgentes de cáncer de piel

El sistema de asignación de prioridades a distancia que usó Knox ha sido adoptado por muchos dermatólogos en respuesta al brote de coronavirus, que ha desplazado la atención médica de rutina e incluso las pruebas de detección de cáncer. En vez de atender pacientes en persona, los expertos en piel están usando fotos y videos para distinguir los casos que no corren riesgo, o que al menos pueden esperar, de los que necesitan atención más urgente.

El objetivo es “contrastar los riesgos con los beneficios”, explica Cerrene Giordano, cirujana dermatóloga y profesora adjunta de Dermatología Clínica en la Facultad de Medicina Perelman de University of Pennsylvania. “No proporcionar tratamiento para algunos de estos casos de cáncer de piel como el melanoma, y especialmente si están en un estadio más crítico, podría ser más peligroso para la vida que el riesgo que representa la COVID-19”, agrega.

Incluso con la reanudación de citas en persona en algunos consultorios y clínicas, los índices de estudios de detección de cáncer en el 2020 se encuentran muy por detrás de donde deberían estar. Un informe de la empresa de tecnología de atención médica Komodo Health reveló que las colonoscopias y las biopsias que se realizan para diagnosticar cáncer de colon han disminuido en casi un 90% entre enero y mediados de abril en comparación con el mismo período del año anterior. Los estudios de detección de cáncer de cuello uterino disminuyeron más del 68%.

Cómo examinarte la piel en casa

  • Párate frente a un espejo de cuerpo entero y observa bien tu piel, por delante y por detrás.
  • Mira las axilas, los antebrazos y las palmas de las manos.
  • Mira la parte posterior de las piernas, las plantas de los pies y entre los dedos de los pies.
  • Usa un espejo de mano para examinar la parte posterior del cuello y el cuero cabelludo.
  • Por último, usa un espejo de mano para examinar la espalda y las nalgas.
  • Consulta con un dermatólogo certificado si notas alguna mancha nueva en la piel o alguna mancha que sea distinta de otras o que esté cambiando, que produzca comezón o que sangre.

Fuente: American Academy of Dermatology

“Estudiamos los resultados de todas las biopsias que realizamos desde el 14 de marzo (que fue cuando cerraron todas nuestras clínicas) hasta fines de abril, y observamos una marcada disminución”, señala Carrie Kovarik, dermatopatóloga y profesora adjunta de Dermatología en la Facultad de Medicina Perelman de University of Pennsylvania. “Y fue muy sorprendente ver la baja cantidad de casos de cáncer de piel con y sin melanoma que estábamos diagnosticando, cuando sabemos que todavía hay pacientes que lo tienen”.

Sin embargo, la dermatología tiene una ventaja sobre otras especialidades cuando se trata de detectar un posible cáncer. Se trata de un “campo visual”, explica Julie Karen, dermatóloga de Nueva York y profesora clínica adjunta de Dermatología en la Facultad de Medicina Grossman de New York University. Además, los médicos no siempre necesitan equipos de imágenes de alta tecnología ni procedimientos invasivos para saber que hay motivo de preocupación.

“Con la telemedicina, a veces observamos imágenes y sabemos que definitivamente se trata de un cáncer. Ya sabes, te puedes dar cuenta de algunas cosas”, indica Kovarik.

Motivos de preocupación

Aun así, las consultas de dermatología a distancia tienen sus limitaciones. En las citas por video y por teléfono no se pueden realizar los exámenes de cuerpo entero que por lo general los médicos realizan en las visitas en persona para identificar manchas sospechosas. En cambio, los dermatólogos les piden a los pacientes que se examinen ellos mismos en casa y se comuniquen con ellos si tienen alguna inquietud, por lo menos hasta que se reanuden las citas en persona.

Cuando te examines la piel, recuerda el cuento infantil “El patito feo”, dice Giordano. “Las personas suelen tener manchas que se ven iguales en el cuerpo, y si de pronto tienen una mancha que parece distinta a las demás, o que no corresponde”, podría ser una señal de advertencia de cáncer, explica.

Los dermatólogos también usan las primeras cinco letras del alfabeto, ABCDE, como una guía para ayudar a las personas a reconocer un melanoma. La “A” se refiere a que la mancha es asimétrica, la “B” se refiere a que tiene bordes desparejos, la “C” se refiere a que tienen varios colores, la “D” se refiere a su diámetro (si el tamaño de la mancha es mayor que la goma de un lápiz, alrededor de ¼ de pulgada, es una señal de advertencia) y la “E” se refiere a que la mancha evoluciona.

Si adviertes alguna mancha en la piel que corresponda a ese criterio, llama a tu médico de inmediato. También debes llamar al dermatólogo si tienes otras señales de advertencia, como comezón, dolor o hemorragia en la mancha. Por último, no olvides protegerte del sol este verano. Usa protector solar y vuelve a aplicarlo con frecuencia, recomienda Giordano. También debes estar a la sombra durante los momentos más soleados del día.

Al mirarse ahora la mano, Knox dice que casi ni se nota que hace unos pocos meses tuvo un cáncer de piel del tamaño de una moneda. Esa fue la primera vez que usó el sistema de telesalud, pero no será la última. Knox ya ha reprogramado las próximas citas que tenía en persona para hacerlas en cambio en línea.

“Me ahorro un viaje”, señala. Cuando acudes al consultorio, “te hacen sentar a esperar durante media hora o 45 minutos. Si tienes tu cita con telemedicina, por lo menos estás en tu casa y te ocupas de lo que tienes que hacer”, agrega.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.