Skip to content

COVID-19: La vacunación, los cheques de estímulo económico y otras noticias. Infórmate

 

¿La COVID-19 puede causar diabetes?

Los investigadores están trabajando para entender los sorprendentes diagnósticos en algunos pacientes hospitalizados.

Una doctora y una enfermera discuten el expediente de un paciente

GETTY IMAGES

In English | Mientras la pandemia persiste, los investigadores están descubriendo más sobre la relación entre la COVID-19 y la diabetes. Aunque desde hace tiempo se sabe que las personas con diabetes tienen más probabilidad de experimentar consecuencias graves del virus, están surgiendo nuevas pruebas que sugieren que hay una relación bidireccional entre la diabetes y la COVID-19.

Es decir, la diabetes no solamente se asocia con un mayor riesgo de peores desenlaces de la COVID-19, sino que el mismo virus podría causar diabetes en personas que anteriormente no habían recibido el diagnóstico de la enfermedad.


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


Hace varios meses, los médicos observaron los primeros indicios de esta posible relación cuando notaron algo inusual en un pequeño número de pacientes adultos hospitalizados con COVID-19: tenían niveles elevados de azúcar en la sangre y de las sustancias químicas llamadas cetonas, que el organismo usa como una fuente alternativa de energía cuando no tiene suficiente insulina para descomponer el azúcar. Ambos factores sugerían la existencia de diabetes. Pero estos pacientes no parecían padecer de la diabetes tipo 2 clásica y tampoco tenían los indicadores de diabetes tipo 1. ¿Era una diabetes que recién comenzaba? ¿Un nuevo tipo de la enfermedad? ¿O algo completamente diferente?

Los médicos aún están buscando respuestas, pero creen que una posible explicación es que tal vez el estrés de estar hospitalizado con COVID-19 esté develando un riesgo de diabetes o la presencia de una diabetes sin diagnosticar.

Cuando alguien está internado en el hospital con COVID-19, “existen muchas hormonas que causan que la glucosa suba”, explica el Dr. Robert Eckel, profesor emérito de Medicina en el Departamento de Endocrinología, Metabolismo y Diabetes en Anschutz Medical Campus de University of Colorado, en Aurora, Colorado. “Este puede ser el punto clave para muchas personas que tienen un alto riesgo de diabetes o que la padecen sin saberlo”.

En una carta publicada en el New England Journal of Medicine (en inglés) en agosto, 17 expertos médicos sugirieron otra posibilidad: ¿podría ser la COVID-19 el desencadenante? Como señalaron en su carta, algunos de los órganos que controlan el nivel de azúcar en la sangre son ricos en un receptor llamado ACE2 —uno que se sabe que la COVID-19 utiliza para infectar células—. Al hacerlo, el virus podría destruir las células del organismo que producen insulina y causar, básicamente, lo que podría ser su propio tipo de diabetes.

"Ha habido una serie de casos en donde, al parecer, no existía ningún riesgo de diabetes, no había antecedentes familiares, ni fenotipo de diabetes tipo 2 o 1, tampoco había anticuerpos ni otros antígenos típicos de la diabetes tipo 1”, dice Eckel. “De modo que parece que esto podría ser un tipo singular de diabetes".

Pero los expertos afirman que hace falta más investigación. Con esta finalidad, Eckel y otros 16 investigadores de diabetes de distintas partes del mundo están colaborando “para determinar si este es un tipo singular de diabetes o si, en realidad, la superimposición de una situación de estrés tal como la hospitalización por COVID-19” es lo que está causando el nuevo diagnóstico misterioso de diabetes.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.