Skip to content

COVID-19: La vacunación, los cheques de estímulo económico y otras noticias. Infórmate

 

Cómo comenzar a usar la telemedicina

¿Listo para hacer una cita? Te explicamos cómo programar una consulta con tu médico de atención primaria y cómo encontrar un servicio de telesalud.

Ilustración de un paciente en una consulta médica virtual

GETTY/AARP

In English | Es probable que a esta altura ya sepas que el uso de la telemedicina aumentó durante la pandemia. Si deseas evitar las citas médicas en persona porque te preocupa exponerte a la COVID-19 o simplemente deseas ahorrar tiempo, tal vez quieras programar una consulta virtual. Hay varias maneras de hacerlo, incluso por medio de una empresa de telemedicina como Teladoc o una farmacia minorista como CVS.

Sin embargo, los médicos de todo el país concuerdan en que si tienes un médico de atención primaria, es mejor comenzar por él. “Tu médico puede tomar decisiones más acertadas sobre tu salud debido a que tiene tu expediente médico”, explica el Dr. Paul Testa, director de información médica y profesor adjunto en el Departamento de Medicina de Emergencia de NYU Langone Health. “Mantener tu expediente médico en un mismo lugar permite brindar la atención más segura y de mejor calidad”. Además, tu médico probablemente acepte tu seguro de salud y sepa qué farmacia usas.

Varias capturas de pantalla que muestran diferentes ejemplos de portales para pacientes

Ejemplos de portales para pacientes.

Si tu médico es parte de un sistema hospitalario, programar una consulta virtual es relativamente fácil. Descargas una aplicación (si usas un dispositivo móvil), creas una cuenta e inicias una sesión justo antes de comenzar tu cita. Para comenzar la consulta por video, haces clic en un enlace. En algunos casos, la cita se convertirá en parte de tu expediente médico de forma automática. Por ejemplo, los sistemas hospitalarios como Cleveland Clinic, NYU Langone Health, MedStar Health, Partners HealthCare, Johns Hopkins Medicine, Mayo Clinic, Geisinger, Novant Health y Providence han integrado el expediente médico de los pacientes en su plataforma de telemedicina.

Aunque tu médico no pertenezca a un sistema hospitalario, tal vez esté dispuesto a atenderte por medio de un servicio de videoconferencia al que te conectas con tu teléfono o tu computadora portátil, como Zoom, FaceTime, Google Duo, Cisco Webex, Skype o Doxy.me. Muchos médicos y sistemas hospitalarios usan Zoom porque es seguro y cumple con las normas de HIPAA, lo que significa que protege tu información médica. Además, las consultas por Zoom se pueden integrar en el expediente médico de un paciente. Si conoces otro servicio, no dudes en preguntar si puedes usarlo. “Los pacientes tienen el derecho de solicitar un servicio con el que se sientan cómodos, como Skype o Zoom”, señala el Dr. Joseph Kvedar, presidente de la American Telemedicine Association y profesor de Dermatología en la Facultad de Medicina de Harvard.

Tu primera cita de telesalud

Para programar una cita por telesalud con tu médico de atención primaria, puedes llamar al consultorio del médico o usar la aplicación de tu sistema de salud. (Algunos médicos prefieren que llames para que la enfermera o la persona encargada de programar las citas puedan determinar la urgencia de tu consulta).

Unos días antes de la cita, recibirás un recordatorio por medio de una llamada, un mensaje electrónico o un mensaje de texto. Algunos asistentes médicos te preguntarán si has probado los componentes de audio y video de tu dispositivo móvil o tu computadora para confirmar que funcionen. Si usas una computadora, también debes probar la conexión a internet. Si usas un dispositivo móvil, asegúrate de tener la última versión de la aplicación que uses. Puedes hacer una videoconferencia con un familiar o un amigo unos días antes de la cita. De otro modo, algunos sistemas de salud proporcionan un enlace que permite probar la tecnología.

Capturas de pantalla de los sitios web zoom y doxy.me

Zoom y Doxy.me son dos ejemplos de servicios de videoconferencia que se utilizan en telemedicina.

También es posible que debas registrarte antes de la cita. El consultorio del médico te puede llamar y preguntarte sobre tu problema de salud, si hubo algún cambio en tus medicamentos o si tienes alergias. Algunos sistemas de salud requieren que te registres en línea. Si tienes una enfermedad crónica, como hipertensión arterial o diabetes, tal vez te pidan que controles la presión arterial o el nivel de azúcar en sangre durante unos días y anotes los valores en MyChart o que los tengas contigo en tu cita de telemedicina. (Algunos pacientes usan medidores de glucosa en sangre y tensiómetros con tecnología Bluetooth que transmiten los valores al teléfono inteligente y al expediente médico electrónico).

Si se trata de un examen físico de rutina, tal vez debas hacerte análisis para controlar los recuentos sanguíneos, el nivel de colesterol y de azúcar en sangre y, en el caso de los hombres, el antígeno prostático específico. Además, el médico te puede pedir que tomes una fotografía (tal vez de un lunar o una herida) y se la envíes por mensaje de texto o la cargues en MyChart antes de la consulta.


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


Capturas de pantalla de los sitios web Amwell, Teladoc y Findcare

Los proveedores de telemedicina como Amwell, Teladoc y FindCare pueden ayudar a los pacientes a encontrar médicos.

Si necesitas encontrar un médico que atienda con telemedicina

Si no tienes un médico de atención primaria, no puedes conseguir una cita con tu médico o estás de viaje, considera consultar a un proveedor afiliado con una empresa de telemedicina o una farmacia minorista. Empresas como Teladoc, Amwell y MDLIVE ofrecen servicios de telemedicina a consumidores, hospitales y planes de atención médica. Estas empresas tienen internistas certificados y médicos especializados en medicina familiar y medicina de emergencia que diagnostican y tratan diversas dolencias comunes, como sinusitis, conjuntivitis y esguinces de tobillo. Estos médicos también renuevan recetas, ofrecen educación a pacientes y tratan enfermedades crónicas, como la diabetes. Los psicólogos, psiquiatras y trabajadores sociales clínicos afiliados a estas empresas ofrecen asesoramiento para la depresión, la ansiedad y otros trastornos de salud mental.

Para utilizar estos servicios, puedes descargar una aplicación en tu teléfono inteligente o tableta, o puedes visitar el sitio web de la empresa y hacer clic en un enlace para programar una cita. En el caso de Amwell, puedes elegir el primer médico disponible o leer los antecedentes de los médicos antes de tomar una decisión. Te ubican en una sala de espera virtual y te avisan cuándo estará disponible el médico. Si la espera es demasiado larga, puedes seleccionar otro proveedor.

“Los pacientes tienen el derecho de solicitar un servicio con el que se sientan cómodos, como Skype o Zoom”. 

Dr. Joseph Kvedar, presidente de la American Telemedicine Association

Durante una consulta virtual, el médico toma tu historial y te pregunta si tienes alergias a algún medicamento y cuáles son tus síntomas. Si bien puede verificar tus recetas actuales y tus alergias a medicamentos por medio de un servicio de terceros, “los pacientes deben ser sinceros y comunicar abiertamente sus antecedentes médicos”, señala la Dra. Mia Finkelston, directora médica de Amwell. El médico te puede pedir ver un sarpullido o examinarte la garganta, según los síntomas que tengas. Al finalizar la consulta, recibes un plan de tratamiento. Si es necesario, el proveedor te recomendará que consultes con tu médico de atención primaria o que acudas a un centro de atención de urgencia. “El 90% de nuestros pacientes pueden resolver sus inquietudes médicas después de una consulta virtual”, indica el Dr. Lewis Levy, director médico de Teladoc.

CVS Health y Walgreens también ofrecen servicios de telemedicina para casos de enfermedades comunes, lesiones y afecciones cutáneas. CVS Health ofrece dos tipos de citas virtuales. Las visitas E-Clinic permiten que los pacientes se conecten de forma virtual con un proveedor local de MinuteClinic (un enfermero profesional o un asistente médico), por lo general entre las 9 a.m. y las 5 p.m., los siete días de la semana. Este servicio está disponible en 33 estados y en Washington, D.C. Además, CVS Health también utiliza la plataforma de Teladoc para ofrecer consultas por video, que están disponibles las 24 horas del día, los siete días de la semana. Las citas se programan en MinuteClinic.com. Por su parte, Walgreens ofrece Find Care, una variedad de servicios de atención médica presencial y virtual que incluyen consultas médicas por video por medio de organizaciones como MDLIVE, Amwell y DermatologistOnCall. Al hacer clic en uno de los servicios, te diriges al sitio web de la empresa. Puedes acceder a Find Care desde walgreens.com/findcare/services o con la aplicación móvil del minorista que descargas en tu teléfono o tableta.

El costo de una consulta con un proveedor afiliado a una empresa de telemedicina o farmacia minorista varía. Si utilizas una empresa como Amwell o Teladoc, el costo depende del servicio que necesites y del plan de seguro que tengas. Si no tienes seguro, una consulta de atención de urgencia por un problema como una gripe o una infección urinaria puede costar $80. Si una empresa de telemedicina acepta tu seguro, tal vez exista un copago similar al de una visita al consultorio o, si tu empleador ofrece este servicio como beneficio, tal vez no debas pagar nada. CVS Health requiere que los clientes tengan un seguro médico activo para realizar una consulta E-Clinic en MinuteClinic (el minorista acepta casi todos los planes). Por otro lado, las consultas por video con MinuteClinic cuestan $60. Están cubiertas por la mayoría de los planes de seguro de Aetna. Walgreens lista el precio de los servicios de Find Care o indica que “el precio varía”. Si bien con estos servicios puedes evitar acudir a la sala de emergencias, tal vez no sean adecuados para todos. “Si por lo general tienes buena salud y tomas solo unos pocos medicamentos, usar una de estas opciones es razonable”, señala el Dr. Ateev Mehrotra, profesor adjunto de Política de Atención Médica y Medicina en la Facultad de Medicina de Harvard. “Pero si has visto a muchos especialistas y tomas muchos medicamentos, es mejor consultar con un médico que pertenezca a tu sistema de atención médica”.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.