Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Lo que debes saber sobre la conjuntivitis o el ojo rosado

Cómo obtener alivio de esta infección común y contagiosa.

Ilustración de un ojo sano y un ojo con conjuntivitis

ANNA BABICH/ISTOCK/GETTY IMAGES PLUS/GETTY IMAGES

In English | La reconoces cuando la ves. La conjuntivitis (también conocida por su colorido apodo “ojo rosado”) ocurre cuando se inflama la conjuntiva, que es el tejido delgado y transparente que recubre la superficie interior del párpado y cubre la parte blanca del ojo. Los ojos se enrojecen y causan picazón, los párpados se hinchan, se forman costras y a veces hay descarga de una sustancia acuosa o pegajosa.

En general, la conjuntivitis se produce a causa de un virus y puede ser muy contagiosa. La puedes contraer si alguien que tiene una infección en las vías respiratorias superiores estornuda o tose en tu dirección, o cuando un virus se filtra en las membranas mucosas y transita de la nariz al ojo.

La conjuntivitis bacteriana es menos común, y ocurre a causa de las bacterias que viven en la piel misma. La contaminación —que ocurre si te tocas los ojos con las manos sucias, compartes una toalla con la persona equivocada o te pones maquillaje que ya ha vencido— puede causar un episodio desagradable.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Tratamiento

Un estudio del 2017 a cargo de University of Michigan (en inglés) descubrió que a cerca del 60% de los pacientes se les recetan gotas oftálmicas con antibióticos, a pesar de que en general no son necesarios. El 20% de estos pacientes obtienen una receta para antibióticos esteroides oftálmicos que podrían prolongar o incluso empeorar la infección. La razón del error: “El diagnóstico y el tratamiento de la conjuntivitis con frecuencia están a cargo de un médico de atención primaria o un proveedor de atención de urgencia en vez de un oftalmólogo”, indica Michelle Andreoli, oftalmóloga de Wheaton, Illinois, y representante de la American Academy of Ophthalmology. “Es posible que no diferencien la conjuntivitis bacteriana de la viral y receten un antibiótico tópico. Sin embargo, la conjuntivitis viral no responde a los antibióticos”.

La buena noticia es que en la mayoría de los casos de conjuntivitis viral, el organismo se recupera de la infección en una o dos semanas sin ningún tratamiento. Un caso leve de conjuntivitis bacteriana también puede mejorar sin antibióticos, aunque en algunos casos se pueden recetar gotas oftálmicas medicinales.

Alivio de los síntomas

Para aliviar las molestias hasta que la afección siga su curso, usa lágrimas artificiales para ayudar con la comezón, la irritación y el enrojecimiento. Lava la zona dos o tres veces por día con un paño frío y mojado para retirar la supuración y resiste la necesidad de frotarte el ojo. Los paños fríos pueden ayudar a reducir la hinchazón. Limpia los anteojos con frecuencia y consulta con el oftalmólogo sobre el modo de usar los lentes de contacto. Descarta el maquillaje para ojos (en particular, el rímel y el delineador son lugares de gran reproducción de bacterias), y no compartas tus artículos personales (almohadas, toallas, maquillaje) con otras personas.

Según Andreoli, no debemos olvidar que algunos virus pueden causar una conjuntivitis que reincide hasta durante un año, lo que puede producir cicatrices en la córnea e incluso pérdida de la visión. Señala que “las personas piensan que tienen una leve conjuntivitis benigna, usan gotas y todo va bien durante un par de semanas, hasta que de pronto los ojos se vuelven a enrojecer”.

Consulta con un médico si tienes dolor, mucha mucosidad, visión borrosa o sensibilidad a la luz, o si los síntomas no mejoran.

Otra causa del ojo rosado: la conjuntivitis alérgica

Sabemos que las alergias pueden causar problemas respiratorios, pero también pueden afectar los ojos. Esto sucede porque el sistema inmunitario entusiasta reacciona de forma excesiva ante sustancias inofensivas y libera histamina, lo que causa enrojecimiento, comezón, hinchazón y supuración acuosa. Los desencadenantes de esta reacción incluyen el polvo del hogar, el polen, la caspa animal, el moho y las fragancias químicas de los detergentes caseros y los perfumes.

Puedes sentir alivio si te lavas los ojos y las pestañas dos veces por día (en la mañana y antes de acostarte) con un jabón facial suave y así eliminas de la cara y la piel lo que te produce alergia. “El polen, por ejemplo, se pega a las pestañas, y si no lo eliminas puede irritar los ojos constantemente”, dice Andreoli. Evita los alérgenos que te hacen mal a los ojos. Elimina el polvo de la casa y usa un purificador de aire para interiores. Trata de salir lo menos posible durante los días de mucho polen, y cuando salgas usa gafas de sol para que los alérgenos que se transportan por el aire no puedan aferrarse a las pestañas o a los lentes de contacto. Y asegúrate de mantener limpias las fundas de las almohadas.

Para aliviar los síntomas leves, agrega lágrimas artificiales de venta libre a tu arsenal cotidiano. “Funcionan como un limpiaparabrisas en la superficie de los ojos”, dice Andreoli. “Coloca una gota en los ojos, parpadea, y la solución arrastrará la suciedad de la superficie con los alérgenos al drenaje lagrimal”. Busca productos que no tengan conservantes. Si tienes conjuntivitis alérgica, tus ojos en general son sensibles, por lo que es importante mantenerte lejos de todo lo que pueda aumentar esa sensibilidad.

Para tratar los síntomas de la alergia, incluso la hinchazón de los párpados, se pueden usar antihistamínicos de forma sistémica, ya que disminuyen las reacciones alérgicas. “También hay gotas que se usan especialmente para los ojos y que contienen antihistamínicos además de estabilizadores de mastocitos, que impiden la liberación de histaminas”, señala John Ng, profesor de oftalmología y especialista en traumatismo orbital de Oregon Health & Science University, en Portland. Se pueden usar gotas oftálmicas antiinflamatorias o con esteroides cuando los otros métodos no dan resultado, pero no se recomienda su uso prolongado debido a sus posibles efectos secundarios, que incluyen cataratas y glaucoma.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO