Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Tratamientos para mejorar el síndrome del ojo seco Skip to content
 

Cómo tratar el síndrome de ojo seco

Hay varios tratamientos para este problema común relacionado con la edad.

Mujer se pone gotas en los ojos

GETTY IMAGES

In English |  Aceptémoslo: no valoramos nuestros ojos. De hecho, cuando vemos con claridad y sin molestia, usualmente no les damos importancia.

Pero hay momentos en los que se dan a conocer —y te amargan la vida—, particularmente si tienes el síndrome de ojo seco. Los síntomas, como te dirán los que padecen de ojo seco, varían desde bastante desagradables hasta dolorosos: irritación, una sensación arenosa o de ardor, lagrimeo excesivo y visión borrosa.

Idealmente, nuestros ojos funcionan como una máquina bien aceitada (literalmente). Las lágrimas se componen de tres capas. La capa más cercana a la córnea es una membrana delgada mucosa que ayuda a que las lágrimas se adhieran a la superficie. La capa del medio contiene la porción acuosa de las lágrimas. La capa exterior se compone de aceites grasos. Una combinación correcta ayuda a mantener las lágrimas saludables para que cubran y lubriquen los ojos, nutran las células, limpien el polvo y otros irritantes para evitar infecciones, y mantengan la superficie lisa de modo que puedas ver con claridad.

Sencillamente, el síndrome de ojo seco ocurre cuando tus ojos no crean las lágrimas adecuadas. "Puede ser que la glándula lagrimal no está produciendo la cantidad de líquido necesaria, o que la capa de aceite no es suficiente para prevenir que las lágrimas se evaporen en la superficie del ojo —una enfermedad más común, conocida como ojo seco evaporativo—", dice Sarah Dougherty Wood, optometrista y profesora auxiliar en el Kellogg Eye Center en University of Michigan. A veces puedes tener ambos problemas.

Además, a medida que envejecemos, es más probable que tengamos enfermedades que impacten nuestra función de lágrimas, lo que causa el ojo seco —entre ellas, las enfermedades sistémicas autoinmunes (como artritis reumatoide y lupus), al igual que la diabetes, el derrame cerebral y los problemas de tiroides—. También usamos más medicamentos cuando envejecemos, y algunos pueden afectar la función de la glándula lagrimal y causar ojo seco. Estos medicamentos incluyen los antihistamínicos, descongestionantes, para la presión arterial, antidepresivos, contra la ansiedad y la terapia de reemplazo hormonal para aliviar los síntomas de la menopausia.

¿Cuál es la buena noticia? "En general, el ojo seco tiende a ser un trastorno crónico y no se alivia por completo. Pero usualmente es una enfermedad que se puede controlar", dice Sarah Nehls, oftalmóloga con sede en Madison, Wisconsin, y profesora auxiliar en la Facultad de Medicina y Salud Pública de University of Wisconsin.

Varias maneras de tratar el ojo seco

Una mujer se restrega sus ojos irritados

GETTY IMAGES

1. Toma un descanso de la tecnología

"Las personas suelen parpadear menos cuando usan la computadora, el teléfono inteligente u otros dispositivos digitales", dice Wood. "Y cuando no parpadeas, tus lágrimas no se dispersan por la superficie del ojo". Toma descansos frecuentes para relajar tus ojos. Prueba la regla 20-20-20: aparta los ojos de la pantalla cada 20 minutos y enfócate en algo a 20 pies de distancia por al menos 20 segundos. Además, asegúrate de parpadear más a menudo cuando uses estos dispositivos —parpadeos completos; aprieta los párpados suavemente para cubrir los ojos con una nueva capa de lágrimas—.

2. Aumenta la humedad

 "Incrementa la humedad en el aire en tu entorno, quizás al dormir con un humidificador al lado de tu cama", dice Wood. Cuando estés al aire libre, usa gafas de sol para proteger tus ojos de los elementos (viento, temperaturas heladas y la luz del sol). Según Nehls, las mejores opciones de gafas para las personas con ojo seco grave son las que tienen "una montura que se envuelve alrededor de la cara, parecida a las que usan los motociclistas. Tienen almohadillas de espuma en la parte interior de la montura que crea una cámara de humedad para los ojos".

3. Reconsidera tus lentes de contacto

 "Aunque los materiales usados para hacer lentes de contacto han mejorado con el tiempo, puede haber una falta de oxígeno en la superficie ocular, lo que puede resultar en sequedad", dice Nehls.

Dales un descanso a tus ojos al cambiar a lentes de contacto diarios desechables y usarlos a tiempo parcial, o usa anteojos.

4. Trata las enfermedades de la piel

Las enfermedades inflamatorias de la piel, como la rosácea, pueden afectar las glándulas en los párpados y prevenir que produzcan suficiente aceite natural. (En una encuesta llevada a cabo por la National Rosacea Society, el 92% de los participantes dijeron que también sufrían de problemas oculares, con síntomas como picazón, sensación arenosa y enrojecimiento). De hecho, muchos de los tratamientos que las personas usan para tratar la rosácea en su cara también pueden ayudar con los problemas de ojo seco. Eso incluye el uso temporal de antibióticos orales, como tetraciclina o doxiciclina.

5. Usa gotas de venta libre para los ojos

Los casos leves de ojo seco a menudo se pueden controlar mediante soluciones de lágrimas artificiales y gotas lubricantes para los ojos, para complementar la producción natural de lágrimas. Pero los estantes de las farmacias están llenos de opciones, y encontrar la adecuada para ti podría ser difícil.

Algunas gotas de venta libre están disponibles en botellas multidosis y contienen conservantes para prevenir que se generen bacterias una vez que se abra la botella. Estas gotas se pueden usar varias veces al día, según sea necesario, para aumentar el volumen de las lágrimas. "A veces las personas tienen que usar muchas gotas, y los conservantes pueden irritar sus ojos, lo que es contraproducente", dice Wood. Las gotas sin conservantes —que vienen en pequeñas ampollas que se desechan después de cada uso— contienen menos aditivos, así que es menos probable que irriten los ojos. Si, por decir, usas lágrimas artificiales más de cuatro veces al día, esta podría ser la mejor opción.

Las lágrimas artificiales de baja viscosidad son ligeras y acuosas, y a menudo brindan alivio rápido. Pero debido a que ese efecto calmante dura poco, probablemente las usarás con frecuencia. Las lágrimas artificiales de alta viscosidad tienen una consistencia más gelatinosa. Permanecen en la superficie del ojo por más tiempo y proveen lubricación más duradera. Una advertencia: "Usualmente, estas gotas pueden causar visión borrosa temporalmente después de aplicarlas", informa Nehls. "Por esta razón, se recomienda que se usen a la hora de dormir, para humectar tus ojos mientras duermes".

6. Mantén los párpados limpios

Es importante mantener tus párpados saludables y limpios —particularmente si usas maquillaje en los ojos—. "Frecuentemente las personas evitan tocar el área alrededor de los párpados cuando se lavan la cara", dice el Dr. Steven L. Maskin, oftalmólogo con sede en Tampa, Florida, y autor de Reversing Dry Eye Syndrome: Practical Ways to Improve Your Comfort, Vision and Appearance. "Creen que pueden salpicar agua en su cara y eso será suficiente. Pero no funciona así".

Toda el área del ojo (incluidos los párpados) debe estar libre de toxinas, alérgenos, irritantes, residuos, células muertas y costra, que pueden causar inflamación en la superficie del ojo y obstruir los orificios de las glándulas de aceite. Dos veces al día, frota los párpados y las pestañas con un limpiador suave —el champú para bebés diluido o un exfoliante para los ojos (como Ocusoft) pueden funcionar—.

Un hombre mayor se enjuaga sus ojos con agua

Maneras en las que tu médico puede ayudarte

Si sufres de ojo seco crónico, tu médico puede ofrecerte una amplia variedad de tratamientos que ayuden a mantener tus ojos saludables y sin molestia. 

  • Estos incluyen gotas recetadas como Restasis o Xiidra (las cuales puedes usar en lugar de las lágrimas artificiales, geles y ungüentos de venta libre, o en combinación) y pequeños tapones lagrimales que se insertan en el conducto lagrimal en la esquina interior de los ojos para mantener las lágrimas naturales en la superficie del ojo por más tiempo.
  • Otra opción médica para las personas con síntomas moderados o graves es Lacrisert, en la que "se colocan pequeñas bolitas llenas de un agente lubricante en el saco inferior del ojo", dice Nehls. "Se disuelven lentamente durante el día y liberan humedad en la superficie del ojo".
  • Tu médico también puede sugerirte ablandar tus glándulas de Meibomio, las cuales son pequeñas glándulas en los párpados que secretan aceite en la superficie del ojo para evitar que las lágrimas se evaporen demasiado rápido. "Se supone que las glándulas tengan la consistencia del aceite de oliva cuando salen, pero algunos pacientes tienen inflamación, y esto causa que el aceite se espese a una consistencia de pasta de dientes. Entonces no quiere salir por sí sola", explica Wood. "Esto resulta en una capa deficiente de aceite".
  • Si quieres tratar de ablandar las glándulas de aceite tú mismo, calienta en el microondas un paño húmedo o una compresa. Luego colócalo sobre tus párpados por unos cinco minutos. Si eso no funciona, tu oculista puede recomendarte procedimientos ambulatorios distintos que aprietan, frotan o tratan las glándulas de otras maneras para liberar la humedad que necesitas.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO