Skip to content

Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

¿Todos los hombres deberían hacerse un examen de próstata?

Ponga en una balanza los riesgos y beneficios.

In English l Al igual que millones de hombres estadounidenses, Brian Hines, de 64 años, tiene un ritual que repite todos los años. Cada otoño, este residente de Salem, Oregón, se somete a una evaluación de antígeno prostático específico (PSA) en la sangre, una proteína que puede advertir en forma temprana la presencia de cáncer de próstata. Hasta ahora, sus niveles de PSA han sido siempre bajos, lo que indica que su próstata está sana y sin cáncer.

Vea también: Alimentos que refuerzan sus sistema inmunológico.

Hombre sentado en un consultorio médico - todo hombre debe hacer la prueba de la próstata.

Foto: Blend Images/Getty Images

¿Es confiable el examen de antígeno prostático específico (PSA)?

Sin embargo, ahora, Hines dice que tal vez no se haga el examen, porque podría servir solo “como pase directo al tratamiento”.

Muchos médicos generales y urólogos recomiendan la evaluación de PSA para todos los hombres a partir de los 50 años y hasta los 70 a 75. Otros —incluidos muchos reconocidos especialistas que están a la vanguardia en la lucha contra el cáncer— ven el examen de PSA como una prueba con muchos puntos débiles que salva algunas pocas vidas, pero que convierte a los hombres en pacientes de cáncer, con todo lo que ello pueda implicar: quimioterapia, radiación y cirugías.

En general, las opiniones se están volcando en contra del examen de PSA. Actualmente, la American Cancer Society (ACS, Asociación Estadounidense del Cáncer) y otros grupos recomiendan a los hombres que discutan acerca del examen con sus médicos, lo que dista mucho de ser un claro respaldo a esta práctica. “Hoy, en EE. UU., no existe ninguna organización confiable que recomiende que los hombres se hagan estudios para la detección temprana de cáncer de próstata” sin antes discutir profundamente sus pros y contras, asegura el médico Otis Brawley, director médico de la ACS.

En mayo, el panel independiente de especialistas, el U.S. Preventive Services Task Force (Grupo Especial de Servicios Preventivos de EE. UU.), concluyó que los médicos no deberían ofrecerles este examen a los hombres sanos. Algunos acusaron al grupo de intentar ahorrar dinero a costa de la vida de los hombres. Pero el médico Timothy Wilt, autor principal del informe y profesor de Medicina en la University of Minnesota, explica que, por orden del Congreso, el grupo de trabajo tuvo en cuenta solamente las pruebas, no los costos.

“Los pacientes creen que el hecho de detectar algún cáncer es siempre bueno para ellos”, sostiene Wilt. “Pero en el caso del cáncer de próstata, hay bastantes pruebas científicas de que los beneficios no superan los perjuicios”.

Para clarificar, los médicos concuerdan en que el examen de PSA ayuda a monitorear a los hombres a quienes se está tratando por cáncer de próstata. Y si un hombre presenta síntomas de un posible cáncer de próstata, un examen de PSA puede ayudar a determinar la siguiente medida a adoptar. La controversia surge cuando los médicos ordenan el examen a hombres que no tienen ningún síntoma.

De hecho, muchos hombres aparentemente sanos tienen cáncer de próstata oculto. Estudios necrópsicos hallaron señales de la enfermedad en alrededor del 45 % de los hombres estadounidenses de entre 50 y 60 años. Y a medida que el hombre envejece, el riesgo aumenta. “Prácticamente todo hombre presentará alguna evidencia de cáncer de próstata si vive lo suficiente”, sostiene el médico H. Gilbert Welch, profesor de Medicina de Dartmouth's Geisel School of Medicine. Welch agrega que alrededor del 97 % de los hombres estadounidenses mueren de alguna afección distinta del cáncer de próstata, lo que significa que es más probable que un hombre muera con la enfermedad que a causa de ella.

El examen de PSA es notoriamente poco confiable. A menudo, los médicos recomiendan biopsias a los hombres que presentan niveles de PSA por encima de 4. Pero hay muchos otros factores, aparte del cáncer de próstata, que pueden llevar a un nivel de PSA alto, como una próstata agrandada, una inflamación de la próstata, algunos medicamentos y hasta andar en bicicleta. El National Cancer Institute informa que la mayoría de los hombres que presentan niveles elevados de PSA resultan no tener cáncer de próstata; solo el 25 % de los hombres que se realizan una biopsia debido a que presentan altos niveles de PSA tienen cáncer de próstata. Al mismo tiempo, un pequeño porcentaje de hombres con niveles de PSA “normales” tienen un cáncer del tipo agresivo y de grado alto.

El poder que supuestamente tendría el examen de PSA para salvar vidas dista de ser cierto. Un estudio que hizo un seguimiento a más de 76.000 hombres estadounidenses durante más de 10 años no logró hallar ninguna prueba de que el examen de PSA haya salvado vidas. Una investigación más extensa realizada en Europa concluyó que, potencialmente, solo podría salvarse una vida si se sometiera a estudios para la detección temprana de cáncer a más de 1.000 hombres durante muchos años.

Siguiente: ¿Cuáles son los riesgos del examen de PSA? »

Sin embargo, el médico Ian Thompson, director del Cancer Therapy & Research Center del University of Texas Health Science Center, de San Antonio, sigue creyendo que los estudios para la detección temprana de cáncer pueden salvar vidas. Él sostiene que ambos estudios presentaban significativos puntos débiles, y nota que la tasa de muerte por cáncer de próstata ha caído constantemente desde que se popularizó el examen de PSA, a principios de la década de 1990.

Brawley, por su parte, acota que las muertes por cáncer de próstata han disminuido en todo el mundo, incluso en países en los que muy pocas veces se utiliza el examen de PSA, como Gran Bretaña. Él atribuye el progreso a los mejores tratamientos y, tal vez, a cambios en el modo en que los médicos registran las causas de muerte.

Los beneficios del examen de PSA pueden ser rebuscados, pero los riesgos son innegables. Brian Hines tiene razón: un examen de PSA positivo puede significar un pase directo al tratamiento. El proceso suele comenzar con una biopsia por punción, un procedimiento en el que el médico inserta una aguja —generalmente a través de la pared del recto— para extraer muestras de tejido de la próstata. Es incómodo y puede provocar hemorragias e infecciones. Si la biopsia confirma el cáncer, el paso siguiente suele ser la radiación o la extirpación quirúrgica de la próstata, una operación importante que puede provocar impotencia, incontinencia o ambas en el hombre.

Parece obvio que detectar el cáncer tempranamente le otorga al paciente mayores probabilidades de vencer la enfermedad. Sin embargo, el cáncer de próstata no es como muchos otros tipos de cáncer. A menudo es muy pequeño y de crecimiento lento, sin tendencia a propagarse. Otras veces, crece extremadamente rápido; tan rápido que es difícil detectarlo antes de que sea demasiado tarde.

“Muchos hombres creen, sinceramente, que el examen de PSA les salvó la vida. Pero en muchos casos, casi con seguridad puede decirse que no ha sido así”, señala el médico Barnett Kramer, director de la División de Prevención del Cáncer del National Cancer Institute (Instituto Nacional del Cáncer).

Lamentablemente, no hay manera de saber con certeza si un cáncer en particular es nocivo o peligroso cuando aún está en la próstata, de modo que muchos hombres terminan siendo tratados solo para estar seguros. Sin embargo, ahora, muchos especialistas argumentan que incluso cuando se detecte el cáncer, el paciente igualmente debe sopesar los riesgos y beneficios del tratamiento. Ellos reivindican un período de “espera en observación”, para ver si los síntomas aparecen, o una “vigilancia activa”, que implica exámenes, análisis y biopsias que permiten monitorear el cáncer.

Entonces, ¿qué conviene hacer? Brawley recomienda que los hombres estén atentos a los síntomas que puedan llegar a implicar problemas de próstata. Y sostiene que igualmente pueden realizarse un examen de PSA, si así lo desean. “Hay que ser consecuente con lo que uno siente respecto del cáncer de próstata”, señala. Algunos médicos recomiendan insistentemente el examen de PSA para las personas en riesgo de desarrollar la enfermedad, como los afronorteamericanos y varones con antecedentes familiares de la afección.

Brawley es escéptico respecto del examen de PSA, pero cree firmemente en un estilo de vida que tenga en consideración la salud prostática. Según él, si bien no existe prueba determinante de que el hombre pueda hacer mucho para prevenir este tipo de cáncer, “…creo que una dieta rica en frutas y verduras, hacer ejercicio de tres a cinco veces por semana, y mantener un IMC (índice de masa corporal) de alrededor de 25, son medidas muy buenas para la salud de la próstata”. Y agrega: “Ojalá pudiera saberlo,  aunque solo puedo decir que lo creo”.

Chris Woolston escribe sobre salud. Sus trabajos han aparecido con frecuencia en el Los Angeles Times.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO