Skip to content

Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

10 remedios caseros que funcionan

Sirven tanto para calmar la tos como prevenir un resfrío.

Remedios caseros - Disposición de vapor frotar, una cuchara con leche de magnesia, un vaso de agua, los arándanos.

Fotografía por Nola Lopez

Está científicamente comprobado que algunos remedios caseros funcionan.

In English | Todos los años, gastamos miles de millones en remedios de venta libre para tratar todo tipo de dolencias, desde úlceras bucales a dolores musculares, pero, en algunos casos, no es necesario gastar un montón de dinero para encontrar alivio. Todo lo que tiene que hacer es buscar en la alacena algunos de estos sorprendentes remedios caseros.

Vea también: ¿Sabía que el aceite de oliva previene el envejecimiento?

Los 10 remedios que elegimos son fáciles de encontrar y está científicamente comprobado que funcionan.

Antes de probar algo nuevo, consulte a su médico, ya que algunos remedios caseros pueden interactuar con medicamentos recetados.

1- Miel. Tan sólo una cucharada puede ayudar a calmar la tos nocturna mejor que los jarabes o lo supresores de la tos de venta libre.

Esto es lo que halló un estudio realizado en Pensilvania entre más de 100 niños. El autor del estudio, Ian Paul, M.D., sostiene que la miel también puede ayudar a disminuir la tos en adultos mayores que padecen un resfrío.

La miel recubre y alivia la garganta irritada para ayudar a calmar la tos reiterada. “Por lo general es seguro y puede utilizarse repetidamente en tanto se la necesite”, afirma. Paul recomienda dos cucharaditas por dosis, pero advierte que los adultos mayores deben asegurarse de que la tos se deba a un resfrío y no a una afección más grave que podría no responder a la miel.

Además, la miel posee un alto contenido de azúcar, “lo que podría ser inadecuado para adultos mayores que sufran de diabetes”.

2- Jabón líquido para vajilla. Si entra en contacto con hiedra o roble venenosos, el lavar el área afectada con jabón líquido dentro de las dos horas del contacto podría evitar que sufra una erupción roja que le picará. El dermatólogo de Arkansas Adam Stibich deseaba comprobar si el jabón líquido para vajilla, que está formulado para remover el aceite, era una manera económica de librarse del aceite vegetal de las hojas de la hiedra venenosa que provoca una erupción al tocar la piel.

Estudiantes de medicina voluntarios se frotaron hojas de hiedra venenosa en los antebrazos, y luego se lavaron con jabón para lavar vajilla durante 25 segundos antes de enjuagarse. El jabón evitó una reacción en casi la mitad de los voluntarios y redujo en un 65 % la inflamación en el resto de los voluntarios.

Para su estudio, Stibich utilizo el jabón para lavar vajilla Dial, pero cualquier otra marca funcionará.

3- Jugo de cerezas ácidas. Beber jugo de cerezas ácidas puede ayudar a prevenir ataques de gota, aliviar dolores musculares después de ejercitarse y, probablemente, ayudar con los dolores provocados por la artritis debido a sus propiedades antiinflamatorias naturales.

La experta en gota Naomi Schlesinger, M.D., sostiene que el jugo parece reducir la inflamación articular que causa la gota. Schlesinger dirigió un estudio que halló que los pacientes que tomaron una cucharada de jugo de cerezas ácidas concentrado, dos veces al día, durante cuatro meses, redujeron a la mitad la frecuencia de los ataques de gota.

Más de una tercera parte no sufrió ningún ataque de gota. Otros estudios demostraron que beber diariamente jugo de cerezas ácidas ayuda a los corredores a reducir el dolor muscular y disminuye la inflamación en pacientes con sobrepeso.

A diferencia de sus primas más dulces, las cerezas Bing y las cerezas negras, la cereza amarga es de un rojo brillante y contiene más antioxidantes.

4- Champú para bebés. Una solución mitad champú para bebés y mitad agua caliente es un modo simple y efectivo para limpiar los párpados que estén rojos, con lagañas o picazón. La afección podría ser blefaritis, un problema ocular común en los adultos mayores. La blefaritis puede provocar escamas y lagañas en la base de las pestañas.

El limpiar con suavidad los párpados con champú para bebés ayuda a quitar el aceite y la bacteria, y no le hará arder los ojos.

Pruebe diluir un poco de champú para bebés con una cantidad similar de agua dos veces al día, luego frote con suavidad la mezcla con las puntas de los dedos limpias sobre los párpados cerrados y las pestañas durante un minuto. Enjugue bien con agua.

Philip Hagen, M.D., editor médico del Mayo Clinic Book of Home Remedies (Libro de remedios caseros de la Clínica Mayo), advierte que el champú para bebés debe utilizarse solamente sobre el párpado, y nunca sobre la superficie del ojo.

Siguiente: Este ungüento puede ayudar a tratar los hongos de las uñas de los pies. >>

Remedios caseros - Disposición de vapor frotar, una cuchara con leche de magnesia, un vaso de agua, los arándanos.

Fotografía por Nola Lopez.

Está científicamente comprobado que algunos remedios caseros funcionan.

Los remedios caseros están tan cerca como lo está su alacena y, en algunos casos, son más efectivos que los productos de venta libre. — Fotografía por Nola Lopez

5- Friegas con mentol. Aplicar ungüentos mentolados como el Vicks VapoRub, de fuerte aroma, ha mostrado ser un tratamiento seguro y efectivo contra los hongos de las uñas de los pies, generalmente veces más efectivo que los productos de venta libre.

Este año, un pequeño estudio halló que aplicar Vicks sobre las uñas afectadas, una vez al día, ayudó a 15 de 18 adultos a curar total o parcialmente los hongos.

Sally Stroud, profesora de enfermería en la Medical University of South Carolina, sostiene que el Vicks es fácil de aplicar y que vale la pena probarlo “antes de recurrir a alternativas más costosas”.

También sugiere enjuagar las uñas afectadas con algodón empapado en vinagre blanco y, luego, aplicar el VapoRub.

6- Hamamelis. El hamamelis es un derivado de las hojas y brotes de un arbusto florecido. Por más de un siglo, este extracto limpio y refinado se ha utilizado como astringente para ayudar a tensar la piel y aliviar las inflamaciones.

Es el ingrediente principal de las compresas comerciales para hemorroides, que se utilizan para aliviar la picazón y la irritación moderadas, pero, según Hagen, usted puede hacer lo mismo con compresas humedecidas en hamamelis. Para un mayor alivio, utilice hamamelis bien frío.

7- Jengibre. El jengibre puede ayudar a reducir las náuseas y aliviar los mareos provocados por movimiento.

Algunos estudios han mostrado que ingerir un gramo de jengibre una hora antes de una cirugía puede ayudar a reducir las náuseas y los vómitos durante las primeras 24 horas posteriores a la intervención.

Además, un importante estudio financiado por el National Cancer Institute (Instituto Nacional del Cáncer), halló que las personas que están recibiendo quimioterapia y toman un cuarto de cucharadita de té de jengibre diariamente durante tres días antes del tratamiento reducen en un 40 % las náuseas.

El estudio halló que una pequeña cantidad de jengibre fresco o en polvo funcionaba mejor que una dosis más grande, y que el jengibre ingerido con los medicamentos contra las náuseas funcionaba  mejor para controlarlas que los medicamentos por sí solos.

Para los adultos mayores con tendencia a marearse al viajar, Suzanna Zick, de University of Michigan, recomienda ingerir uno o dos trozos de jengibre cristalizado, que se puede encontrar en la mayoría de los supermercados, antes de viajar. Zick advierte que las cápsulas de extracto de jengibre son mucho más fuertes y, de hecho, pueden provocar malestar estomacal. “No supere los dos gramos de jengibre”, aconseja.

8- Agua. Hacer gárgaras diariamente con agua corriente del grifo puede ayudar a reducir el número de resfríos e infecciones respiratorias, así como aliviar los síntomas si ya está enfermo.

Un estudio realizado en Japón, en el 2005, entre casi 400 voluntarios sanos de entre 18 y 65 años, halló que los que habían hecho gárgaras tres veces al día con agua corriente presentaban casi un 40 % menos de infecciones respiratorias durante la temporada de resfríos y gripe que los del grupo de control. Los investigadores informaron que cuando los individuos se enfermaban, el hacer gárgaras redujo la irritación bronquial.

Otros estudios también apoyaron las gárgaras, ya fueran con agua salada o con agua con limón y miel, como un método seguro y efectivo para suavizar y limpiar una garganta dolorida.

Hagen sostiene que la sal en el agua también se lleva el exceso de fluidos de los tejidos inflamados de la garganta, “y el agua caliente puede ayudar a limpiarlos un poco mejor”.

9- Leche de magnesia. La aplicación de esta leche líquida sobre las aftas  —pequeñas úlceras que por lo general aparecen en el interior de la boca— puede aliviar el dolor temporalmente. “La leche de magnesia no curará las heridas, pero sí alivia los síntomas”, señala Hagen. Los especialistas de los National Institutes of Health (NIH, Institutos Nacionales de la Salud) sugieren aplicar primero una mezcla mitad agua y mitad agua oxigenada sobre el afta, y, luego, aplicar la leche de magnesia.

10- Arándanos. Los especialistas en enfermedades urológicas de los NIH sostienen que si usted es propenso a las infecciones de vejiga, beber jugo de arándanos diariamente no las curará, pero puede ayudar a prevenirlas.

Sólo sea cuidadoso si está tomando anticoagulantes como la warfarina (Coumadin), Plavix o aspirinas, advierte Hagen: “Probablemente las interacciones entre el jugo de arándanos y la warfarina puedan provocar hemorragias”.

Tomar una píldora de 500 mg de extracto de arándanos dos veces al día también es efectivo para prevenir infecciones del tracto urinario.

Un estudio holandés que se publicó este año, comparó mujeres que tomaban una dosis baja diaria de un antibiótico para prevenir infecciones y mujeres que tomaban píldoras de arándanos. El antibiótico era un poco más efectivo, pero también provocaba una mayor resistencia a los antibióticos en el flujo sanguíneo.

A diferencia de los antibióticos, que matan la bacteria, los arándanos evitan que la bacteria se pegue a las paredes de la vejiga.

Candy Sagon escribe sobre salud y nutrición en el AARP Bulletin.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO