Skip to content

Vota: temas críticos como Medicare y el Seguro Social están en juego

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

El estrés aumenta el riesgo de cardiopatías en la mujer

Los problemas laborales elevan el riesgo de infarto.

In English | Como evidencia de la grave situación de estrés e incertidumbre que existe en el mundo laboral moderno, un estudio, presentado en las sesiones científicas de la Asociación Estadounidense del Corazón, llevadas a cabo en Chicago, indica que las mujeres que sufren el estrés de un trabajo demasiado exigente, tienen en general un riesgo 40 % más alto de padecer enfermedades cardíacas, incluido un riesgo 88 % mayor de infartos, en comparación con otras mujeres menos estresadas. También tienen mayores probabilidades de necesitar procesos quirúrgicos invasivos en el corazón. Este estudio tan revelador monitoreó alrededor de 17.000 mujeres sanas (con un promedio de 57 años de edad) durante 10 años.

Vea también: 15 superalimentos que debe incluir en su dieta.

Los expertos que examinaron los resultados del estudio indican que en la actualidad las mujeres que trabajan parecen sufrir los mismos tipos de riesgo de enfermedades del corazón que los hombres, y puede que incluso pronto los superen en esta categoría de riesgo.

Mujer trabajando vista a traves de una ventana - Stress en el trabajo

Foto: Michael Lewis/Gallery Stockl

Anteriormente la mayoría de las investigaciones sobre los efectos del estrés laboral en las enfermedades del corazón se centraban en los hombres, dice la Dra. Michelle Albert, cardióloga de Brigham and Women's Hospital;  pero las "mujeres constituyen la mitad de la población activa del país", por lo que el impacto de la tensión laboral en su salud es "un tema de importancia, tanto para las empresas como para sus empleados", continúa la Dra. Albert, principal autora de este estudio de la Universidad de Harvard.

El estudio surge en un momento en que la frágil economía crea inseguridad laboral en muchos estadounidenses, quienes se sienten cada vez más temerosos y ansiosos sobre el futuro de su empleo. Con la contracción de la economía, las empresas han despedido a trabajadores y la misma carga laboral en muchos casos está ahora distribuida entre menor número de personas, que trabajan más horas y se sienten más abrumadas.

Esta tensión laboral, afirman los expertos, puede afectar no sólo a ejecutivos de grandes empresas, sino también a dueños de negocios familiares y a secretarias en oficinas ajetreadas.

La tensión laboral es una forma de estrés psicológico que surge cuando el trabajo exige gran dedicación y no se tiene autoridad para tomar decisiones ni ser creativo.  Estudios previos demuestran que esa combinación de factores eleva la presión arterial y la probabilidad de enfermedades del corazón. El estudio descubrió que las mujeres están en condiciones similares a los hombres respecto al estrés laboral, y sufren las mismas consecuencias cardíacas, según indican los expertos en estrés y cardiopatías.

De hecho —aseguran los expertos— debido a la vida que las mujeres llevan en la actualidad, muchas de ellas posiblemente sufran mayor estrés laboral que los hombres.

Visite el centro de recursos sobre las enfermedades del corazón

Los investigadores de Harvard que realizaron el estudio más reciente consideraron los efectos del estrés y la inseguridad laboral en el corazón, de las mujeres año tras año. Las mujeres que participaron en este amplio estudio a largo plazo, sobre la salud femenina, financiado por el gobierno federal, eran profesionales del campo de la salud. Los investigadores pidieron a las participantes que consideraran frases como las siguientes, tomadas de un cuestionario psicológico normal: "Mi trabajo exige trabajar muy deprisa", "Mi trabajo exige mucha destreza" y "Tengo mucho poder de decisión sobre lo que ocurre en mi trabajo", y dieron seguimiento a la evolución de cardiopatías en dichas mujeres durante un período de 10 años.

Sorprendentemente, aunque encontraron que las mujeres que temían perder su trabajo tendían a fumar, pesar más de la cuenta y a sufrir de alta presión arterial y alto nivel de colesterol, todo eso no significaba un riesgo más alto de enfermedades coronarias, en comparación con las mujeres que se sentían seguras en su empleo. Los investigadores señalaron que el estrés en el trabajo presenta mayor riesgo de enfermedades cardíacas con el paso del tiempo, que la inseguridad laboral. Pero no estaban seguros del porqué, al momento de presentar los resultados del estudio.

Aunque no lo esperaban, los investigadores encontraron que tanto las mujeres que tenían trabajos exigentes con poca autoridad, como aquellas con trabajos sumamente exigentes y mucha autoridad mostraban mayor riesgo de padecer enfermedades cardíacas.

Las investigaciones previas habían indicado que los trabajos que más afectan al corazón son aquellos en que la gente tiene mucha presión y poca autoridad.

Si bien una determinada cantidad de estrés puede aumentar la productividad y la creatividad, demasiado estrés puede ser perjudicial para la mente y el cuerpo. El estrés, no solamente genera conductas negativas, como comer demasiadas chucherías, fumar y tomar alcohol en exceso, sino que también puede causar problemas de salud, desde resfríos y gripe, a depresión, presión arterial y pérdida de memoria.

Si el estrés continua con el paso de los años puede exacerbar problemas médicos, como las cardiopatías y el endurecimiento de las arterias, según los expertos. Las investigaciones también indican que el estrés puede acelerar el proceso de envejecimiento.

Los hombres en el trabajo

Los investigadores en todo el mundo han estudiado extensamente la situación de los hombres en su empleo. Estos estudios descubrieron que los hombres con trabajos de mucha presión tienen un riesgo de entre un 30 y un 70 % más alto de enfermedades cardiovasculares que los que sufren menos estrés.

El Dr. Peter Schnall, profesor de medicina en la University of California, en Irvine, quien ha estudiado ampliamente la relación entre el trabajo y la salud del corazón, dice que es posible que las enfermedades del corazón entre las mujeres también aumenten porque continúan trabajando en estos difíciles momentos económicos. De hecho, afirma que las mujeres corren incluso mayor riesgo que los hombres de padecer enfermedades cardíacas causadas por el estrés laboral. En comparación con los hombres, continúa el Dr. Schnall, es más frecuente que las mujeres tengan trabajos muy exigentes, mal remunerados y con menos autoridad, todo lo que contribuye al estrés laboral. Y añade que las mujeres generalmente tienen una carga adicional al tener que cuidar de varios miembros de la familia, como son los niños y las personas mayores.

Si bien es probable que las mujeres pronto constituyan la mayoría de la población activa estadounidense, los sondeos realizados por la Oficina Estadounidense de Estadísticas Laborales (U.S. Bureau of Labor Statistics) indican que continuarán realizando la mayor parte del trabajo del hogar y del cuidado de los niños, con lo que tienen menos tiempo para atender sus necesidades personales que los hombres.

"Las mujeres protegen a los hombres de gran parte de esta carga", aclara el Dr. Schnall, quien también patrocina el sitio web "The Job Stress Network".

Las mujeres en el trabajo

La tensión del trabajo tiene efectos inmediatos y a largo plazo para las mujeres. A corto plazo, las mujeres tienden a reducir su actividad física y desarrollar altos niveles de colesterol, y bien se sabe que ambas cosas son factores de riesgo de enfermedades del corazón.

El Dr. Schnall dice que, si bien las mujeres tienden a no registrar enfermedades coronarias en un principio, tienen mayor incidencia de cardiopatías que los hombres cuando llegan a los 70 y los 80 años. Señala que la acumulación de años encargándose de la familia y el trabajo, haciendo frente a responsabilidades incompatibles (y generalmente con poca ayuda), puede ser una pesada carga para el corazón. 

Otro experto en el tema de los efectos del trabajo en la salud cardíaca, Paul Landsbergis, profesor adjunto en la Escuela de Salud Pública de la State University of New York, en Brooklyn, (conocida como Downstate) señala que, debido a que el estudio sólo consideró a trabajadoras de la salud y no repitió las preguntas con el paso de los años, es posible que de hecho haya subestimado el riesgo de enfermedades cardíacas en las mujeres que trabajan.

El estudio, en su opinión, "hace surgir muchas preguntas sobre lo que debemos, y podemos, hacer al respecto". Debido a que las cardiopatías y los derrames cerebrales son las principales causas de muerte en Estados Unidos, "tenemos que esforzarnos más por mejorar los trabajos y reducir el estrés laboral".

Nissa Simon es escritora independiente y vive en New Haven, Connecticut.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO